6 trucos imprescindibles

Cómo limpiar la lavadora con vinagre y bicarbonato y dejarla reluciente

La lavadora es nuestra fiel ayudante en casa pero a menudo olvidamos que también debemos limpiarla para preservar su buen funcionamiento y alargar su vida útil. Te mostramos 6 trucos para dejarla reluciente, desde el cajetín hasta el filtro.

Solemos centramos en ejecutar la función de la lavadora y solemos olvidar que es importante también lavarla. Es importante limpiar los utensilios y electrodomésticos que nos ayudan a limpiar como la fregona, el aspirador o el lavavajillas. Pero ¿cómo debemos limpiar la lavadora? ¿cómo poner a punto los filtros o eliminar el moho de las gomas? En este artículo te doy 6 consejos consejos de uso, limpieza y cuidado, no solo para que funcionen correctamente sino también para alargar su vida útil.

Y ya puestos a cuidar de todos los aspectos también vamos a apostar por lo natural porque podemos eliminar la cal, los malos olores y desinfectar sin productos tóxicos. En este caso, la limpiezar con bicarbonato y el vinagre serán los protagonistas indiscutibles.

Ambos tienen una función antical, el vinagre, además, es desincrustante y bactericida y el bicarbonato limpia, ablanda el agua y absorbe olores. Elegimos preferentemente el vinagre blanco de limpieza frente al culinario de vino o manzana porque al ser más ácido actúa más eficazmente.

Desde el cajetín hasta el filtro, pasando por el tambor estos son 6 consejos para cuidar y lavar tu lavadora.

1. Cómo limpiar el exterior de la lavadora

El exterior de la lavadora lo limpiamos con la misma frecuencia que otras superficies de casa y nos servirá nuestro producto multiusos habitual.

2. Cómo limpiar el cajetín de la lavadora

El cajetín es un compartimento muy olvidado porque lo vemos poco y porque creemos que el paso del agua para arrastrar el detergente es suficiente, pero no es así. Además de acumularse restos del mismo, se suele pagar pegar en él polvo y suciedad.

  • Lo ideal es sacarlo con cuidado –en la mayoría de las lavadoras es extraíble– y limpiarlo en la fregadera con un producto jabonoso suave ayudándonos con un cepillito para los recovecos.
  • También lo podemos sumergir durante cinco minutos en vinagre blanco para mayor limpieza. Si no pudiéramos sacar el cajetín, simplemente lo limpiamos con una mezcla de vinagre y agua y lo secamos con una bayeta.

3. Cómo limpiar el filtro de la lavadora

El filtro es invisible exteriormente pero de su limpieza depende el trabajo de este electrodoméstico ya que con suciedad y cal el consumo energético puede ser hasta un 20% mayor. Lo ideal es revisarlo cada pocos meses porque es un imán para objetos pequeños como monedas, restos de jabón, papel, fibras, botones y todo tipo de pelusas y suciedades varias.

El filtro está localizado en la parte inferior delantera de las lavadoras de carga frontal y para limpiarlo seguiremos estos pasos:

  • Poner una bandeja, recipiente o bayetas –depende del espacio disponible entre el suelo y el filtro– para recoger el agua que puede soltar y si se caen objetos
  • Sacar el filtro, retirar todo lo que allí encontremos y limpiarlo en el fregadero, también ayudándonos de un cepillo para desobstruir sus agujeritos.
  • Volverlo a poner el filtro en su sitio y pasar una bayeta por el exterior.

Artículo relacionado

Limpieza

7 ideas para limpiar la casa sin productos químicos

4. Cómo lavar la goma del tambor

La goma del tambor es con diferencia la parte para conflictiva porque si no prevenimos desde el principio, pronto nos encontraremos con un moho muy difícil de eliminar.

  • La prevención consiste es secar bien con un trapo la goma tras cada lavado, pliegues incluidos, y dejar abierta la puerta de la lavadora para que se ventile bien, se seque y evitar posibles malos olores. Pero normalmente nadie nos ha explicado que haya que tener una toalla específica junto la lavadora y el moho puede aparecer en la goma.
  • Una vez al mes es adecuado profundizar este mantenimiento rociando la goma con la mezcla de 250 ml de agua con 50 ml de vinagre blanco y 1 cucharada de bicarbonato. Después se pasa un trapo húmedo y se seca con otro.

5. Cómo eliminar el moho y la cal de la lavadora

Cuando ya existe el moho, la técnica convencional para eliminarlo consiste en humedecer un trapo con lejía y dejarlo toda la noche encima del moho para aclararlo por la mañana. Si queremos evitar la agresividad y toxicidad de la lejía, podemos recurrir al mismo proceso con alcohol etílico o carbonato de sodio, pero, dependiendo del tamaño y tiempo del moho, puede que no se elimine completamente. Por ello, la prevención es la mejor medida.

  • La cal del interior de la lavadora es otra de las preocupaciones habituales, pero en este caso sencillo de solucionar añadiendo un buen chorro de vinagre en cada lavado junto con el detergente. Esto no haría falta en caso de ya uses habitualmente vinagre como sustituto natural del suavizante.

6. Limpiar la lavadora por dentro con vinagre

Aunque el interior de la lavadora brilla y parezca un lugar inocente también acumula cal y suciedad. Lavarlo equivale a una puesta a punto. Lo ideal sería hacerlo cada tres meses, y dos veces al año se considera el mínimo viable.

  • Para una limpieza en profundidad de la lavadora se recomienda hacer un lavado sin ropa a la máxima temperatura y un programa largo con unos 700-1000 ml de vinagre blanco en el cajetín del detergente para que desinfecte y descalcifique la lavadora por dentro.

Cómo limpiar el lavavajillas

Aunque cambiamos la colada por la vajilla, las recomendaciones para limpiar el lavavajillas de forma natural son similares al caso anterior.

  • El filtro es lo más importante porque este electrodoméstico es el más usado en las casas, en algunas incluso varias veces al día, y se acumulan muchos restos de comida que provocan atascos u obstrucciones del desagüe con la consiguiente merma en el lavado y mayor gasto energético. Una vez a la semana hay que revisarlo, lavarlo y dejar los poros libres.
  • La puerta, las juntas laterales y el dosificador del detergente podemos limpiarlos ocasionalmente con un limpiador multiusos y una bayeta. En las juntas también se puede acumular suciedad y habrá que frotar para eliminarla o utilizar un cepillo.
  • Dos veces al año sería recomendable profundizar quitando las aspas inferiores y limpiando las ranuras del lavavajillas con un cepillo para evitar depósitos de cal y para que todo gire y funcione óptimamente.
  • Además, al igual que con la lavadora, podemos hacer un lavado sin vajilla en programa largo a máxima temperatura esparciendo un vaso de bicarbonato en el fondo y colocando un vaso lleno de vinagre donde la cristalería. Esto eliminará la cal y abrillantará el lavavajillas.
  • Y para conseguir buen olor, nada mejor que añadir una gota de aceite esencial de limón en el cajetín del detergente habitualmente con cada uso. Lo desinfectará y añadirá su aroma fresco y cítrico.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?