Cola de caballo

Por sus propiedades diuréticas, depurativas y remineralizantes, la cola de caballo (Equisetum arvense) se usa mucho para adelgazar y tratar la anemia o el cansancio. Pero tiene muchos otros beneficios.

Pocas plantas medicinales son tan poderosas para desintoxicar y remineralizar el organismo como la cola de caballo (Equisetum arvense L.). De hecho, a esta planta depurativa y remineralizante se le atribuyen una gran variedad de propiedades y beneficios para la salud que están fuera de toda duda. Puedes elaborar infusiones de cola de caballo depurativas y reconstituyentes, y también baños y lavados para fines muy diversos.

La cola de caballo es una planta próxima a los helechos, que desarrolla un tallo fértil y posteriormente uno estéril, con aspecto plumoso. Es este tallo el que empleamos con fines medicinales. Crece, a veces de forma abundante, en riberas de ríos y arroyos, pantanos y humedales. Tradicionalmente la cola de caballo se había usado –y se sigue haciendo- en decocción como remedio diurético, para aumentar la orina, y también para frenar el sangrado.

Como planta astringente, antihemorrágica, diurética y remineralizante se destina a tratar trastornos menstruales, hemorragias nasales, retención de orina, hipertensión, astenia y anemias. Se aplica en forma de decocción por vía oral o en compresas, baños y lavados.

Propiedades de la cola de caballo

La cola de caballo es muy rica en sales minerales, en especial sílice, pero también hierro, potasio, magnesio y aluminio. En su composición encontramos, además, ácidos caféico y equisetólico, flavonoides, saponósidos, taninos, vitamina C y trazas de alcaloides.

Todos estos compuestos otorgan a la cola de caballo un abanico amplio de propiedades curativas. Entre sus principales propiedades destacan su efecto astringente, antihemorrágico, antidiarreico, remineralizante, antianémico, diurético, depurativo, antihipertensivo y cicatrizante.

Para qué sirve la cola de caballo

Los remedios con cola de caballo se utilizan para aliviar afecciones muy extendidas, aunque estas son las más destacadas:

  • Estados anémicos, debilidad, astenia y convalecencias de una enfermedad, principalmente por sus propiedades remineralizantes.
  • Afecciones genitourinarias como la cistitis, la hipertensión arterial, la gota, los edemas y el sobrepeso.

Es también un apoyo para la mujer joven, para tratar menstruaciones abundantes y para ayudar a superar estados de atonía y falta de fuerzas.

Y sus propiedades remineralizantes hacen que siga siendo un buen apoyo para la mujer más adelante, en la edad madura, pues ayuda a tratar de forma natural la osteoporosis y frenar su avance. No solo ayuda a fortalecer los huesos, sino que también facilita la consolidación de las fracturas. Además sirve para aliviar los dolores reumáticos.

Por vía externa se aplica sobre hemorragias nasales, heridas leves con sangrado, sangrados bucales, irritaciones oculares, dermatitis y para fortalecer el cabello desde la raíz.

Cómo se utiliza la cola de caballo

Los remedios caseros con cola de caballo más habituales con los que podemos beneficiarnos de sus propiedades son la infusión y la decocción, para tomar bebidas por vía interna, y también decocción aplicada por vía externa como lavado o baño.

En los herbolarios también se puede encontrar cola de caballo en forma de extracto líquido y en cápsulas y comprimidos.

Otra forma de utilizarlo es extrayendo el jugo de la planta fresca.

¿La cola de caballo adelgaza?

La cola de caballo es una de las principales bazas de herbolario para favorecer la pérdida de peso. Su potente efecto diurético y depurativo ayuda a eliminar toxinas con la orina y a reducir la retención de líquidos.

Tomar cola de caballo supone una buena opción natural para combatir la obesidad y la hinchazón por un exceso de líquidos, por cuanto tiene la capacidad de aumentar hasta un 30% la emisión de orina.

La mejor forma de tomarla como método adelgazante es como infusión depurativa.

Infusión de cola de caballo

Podemos preparar una infusión de cola de caballo de diferentes formas para aprovechar sus propiedades, según el beneficio que queramos potenciar.

Infusión de cola de caballo para adelgazar

Esta infusión combina cola de caballo con otras plantas depurativas y diuréticas. La puedes ir tomando durante el día, incluso en frío de la nevera.

INGREDIENTES

  • Cola de caballo (tallos estériles)
  • Hojas de abedul
  • Alcachofera
  • Ortosifón
  • Diente de león
  • Menta

PREPARACIÓN:

  1. Mezcla las plantas a partes iguales.
  2. Separa dos cucharadas soperas de la mezcla por medio litro de agua.
  3. Hierve la mezcla de plantas en el agua durante 2 minutos y deja en reposo, tapado, 10 minutos más.
  4. Cuela y agrega zumo de limón o sirope de ágave para mejorar el sabor.

Infusión de cola de caballo para la anemia y la astenia

En esta infusión la cola de caballo se combina con otras plantas tónicas ricas en minerales. Se pueden tomar dos tazas al día, o bien ir bebiendo durante la jornada, caliente o fría de la nevera.

INGREDIENTES

  • Cola de caballo
  • Bolsa de pastor
  • Alfalfa
  • Ortiga
  • Hinojo

PREPARACIÓN:

  1. Mezcla las plantas a partes iguales.
  2. Separa 4 cucharadas de la mezcla por cada litro de agua que vayas a utilizar.
  3. Hierve la mezcla de plantas en el agua durante 2 minutos y déjala reposar unos minutos, tapada.
  4. Filtra y añade sirope de ágave o estevia para disimular el sabor algo amargo.

Otros remedios caseros con cola de caballo

La cola de caballo la puedes tomar también de otras maneras:

  • Cola de caballo fresca, recién cosechada, en forma de decocción: unos 50 gramos por litro de agua, dos tazas al día.
  • El jugo de la planta fresca, obtenido con un mortero o batidora. Basta una cucharada sopera al día.
  • Cola de caballo en gotas, sola o combinada con otros hierbas, en forma de extracto líquido, a tomar entre 30 y 50 gotas diarias, mezcladas en agua o zumo de frutas.
  • En cápsulas y comprimidos, de venta en herbolarios y algunas farmacias.

Por vía externa, la decocción de cola de caballo se aplica:

  • En forma de lavados, baños y para empapar compresas como astringente y cicatrizante.
  • La decocción de cola de caballo aplicada en masaje para fortalecer las raíces del cabello.
  • En forma de loción de cola de caballo para el cabello.
  • En forma de cremas lipolíticas, para eliminar adiposidades localizadas. Normalmente se combina la cola de caballo con extractos glicólicos de fucus, ginkgo, rusco y garcinia, más un emulsionante.

Baño de cola de caballo para el dolor articular

Para aprovechar los beneficios de la cola de caballo frente al dolor articular, puedes hacerte un baño parcial de brazos, piernas o la zona se localice el dolor. Debes mantener sumergida la zona hasta que el agua se enfríe. Se repite la operación cada día, durante un par de semanas.

Como alternativa, se pueden empapar unas compresas con esta misma fórmula y aplicarlas sobre el área dolorida. 

INGREDIENTES

  • Cola de caballo
  • Hojas de fresno
  • Hojas de abedul
  • Grosellero negro
  • Ulmaria
  • Calaguala

PREPARACIÓN:

  1. Mezcla bien las plantas a partes iguales (por ejemplo, 20 g de cada planta).
  2. Separa unos 20 gramos de la mezcla por litro de agua.
  3. Pon a hervir unos 2 minutos y deja en reposo unos 3 minutos. Pasado ese plazo, cuela.

Contraindicaciones de la cola de caballo

No tomes cola de caballo si estás embarazada o en periodo de lactancia. La presencia de alcaloides y taninos lo desaconseja.

Como diurético, la cola de caballo no debe tomarse por periodos largos. Se recomiendan tratamientos de 15 días y otros 15 días de no tomarlo.

Si tomas cola de caballo antes de ir a dormir, recuerda que es un diurético potente, que puede obligarte a levantarte de la cama más de una vez.

La cola de caballo puede irritar la mucosa gástrica, sobre todo si se toma de forma continuada. Evítala en caso de gastritis.

    ¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?