Mirra

La mirra no solo se usa como incienso. Con su resina, de propiedades antibacterianas y analgésicas, se preparan colutorios y enjuagues caseros para el cuidado de boca y dientes.

/

iStock

La mirra, de la que normalmente sabemos poco más que es uno de los tres regalos que los Reyes Magos de Oriente llevaron a Jesús en su nacimiento, es una resina poderosa con amplios usos medicinales, en especial por sus propiedades útiles en el cuidado de la boca y los dientes.

Del árbol de la mirra Commiphora molmol Engl. (Commiphora myrrha (Ness) Engl.) se obtiene la resina medicinal, a la que se le atribuyen distintas propiedades y aplicaciones, como enseguida veremos. También se emplea su aceite esencial, en aromaterapia.

El árbol es, en realidad, un arbusto grande, espinoso, de la misma familia botánica que el incienso, las burseráceas, que puede alzarse hasta 4 metros de altura, con las ramas nudosas, las hojas partidas en tres lóbulos desiguales y florecillas blancas o rosadas agrupadas en inflorescencias cónicas.

Árbol de la mirra
iStock

La mirra es originaria del noreste del continente africano, de Etiopía y Yibuti hasta Tanzania. Existen diferentes especies muy afines, como la mirra de Madagascar o la mirra perfumada C. erythraea

Mirra: propiedades

De la mirra se aprovecha la resina que, por incisión, se obtiene de su tronco y sus ramas. Es una resina de tonos amarillentos, muy viscosa y también muy aromática, que llega a adoptar cuando se cosecha formas muy diversas, como prismas, cubos, láminas, gránulos o gotas. En algunos países africanos, se venden como "lágrimas "de mirra. 

La resina de mirra contiene, en efecto, gomorresinas compuestas de ácidos comifóricos, ésteres, proteínas y carbohidratos como la xilosa y la arabinosa, entre otros; un aceite esencial con derivados del germacrano, eugenol, humuleno, cariofileno, guayano y otras sustancias volátiles de diferente naturaleza; y también fitosteroles, principios amargos, alcoholes sesquiterpénicos (elemol), ácidos fórmico y acético. 

Entre las propiedades de la mirra destacan :

  • Propiedades antisépticas y antibacterianas
  • Propiedades analgésicas
  • Propiedades antiinflamatorias
  • Propiedades expectorantes, febrífugas y antiespasmódicas
  • Propiedades astringentes, cicatrizantes y vulnerarias (que favorecen la curación de llagas y heridas)
  • Propiedades  emenagogas (que favorecen la menstruación)

Para qué sirve la mirra

Por sus propiedades, a la mirra se le atribuyen principalmente estos beneficios y aplicaciones:  

Mirra para el cuidado de la boca

La mirra muestra un poderoso efecto antibacteriano y analgésico, por lo que se utiliza para combatir las infecciones de tipo bacteriano que se localizan en la placa dental y en las mucosas de la boca o las encías. Concretamente se usa para:

  • Aliviar el dolor dental y la inflamación
  • Desinflamar las encías en gingivitis moderadas y frenar el sangrado.
  • Curar aftas bucales, llagas en las paredes de la boca y la inflamación en la lengua. 
  • Aliviar el dolor tras una extracción dental.

En forma de enjuague o colutorio, la mirra se puede emplear también para neutralizar los focos infecciosos en las vías altas respiratorias, como amigdalitis y faringitis.  

Mirra para problemas digestivos

Remedios con mirra se han destinado a aliviar los espasmos gastrointestinales, las diarreas y la colitis ulcerosa, en tratamientos polivalentes.

Se ha recomendado también para facilitar la expulsión de parásitos intestinales, como apoyo en tratamientos convencionales.

En cuanto al aceite esencial de mirra, se han ensayado para el tratamiento de diferentes infecciones de tipo bacteriano localizadas en el tracto digestivo, como las producidas por cepas bacterianas de los géneros Escherizia, Enterobater, Staphylococos y Bacillus. Para este uso, es imprescindible contar con asesoramiento de un médico especialista.

Mirra para la piel

Con mirra se preparan remedios naturales para reparar la piel afectada por infecciones tras picaduras de insectos, en quemaduras y escaldaduras leves, contusiones y sangrados leves.

Otros usos

Algunas fuentes atribuyen a la mirra un ligero efecto hipoglucemiante, útil para incorporar como apoyo en tratamientos antidiabéticos. 

Cómo se utiliza la mirra con fines medicinales

La mirra forma parte, como ingrediente, de muchos elixires, dentífricos y colutorios.  También la podemos utilizar en las siguientes presentaciones:

  • La decocción de mirra en polvo para problemas digestivos.
  • La decocción de mirra en polvo o gránulos, aplicada en enjuague o colutorio, para desinflamar y desinfectar las vías respiratorias, en faringitis y laringitis; o para tratar la inflamación en las mucosas bucales y para frenar el sangrado de encías.
  • La tintura de mirra, adquirible en herbolarios, para aplicar en lavados o gargarismos en el tratamiento de diferentes dolencias dentales y bucales.
  • El extracto líquido de mirra en colutorios.
  • El aceite esencial de mirra para el tratamiento de infecciones digestivas, como apoyo a tratamientos convencionales.
Aceite esencial de mirra
iStock

Remedios caseros con mirra

Te contamos cómo preparar un colutorio para aftas y gingivitis, así como una infusión analgésica para el dolor de muelas.

Colutorio bucal con mirra

Este colutorio se puede utilizar para tratar aftas bucales, úlceras bucales y gingivitis.

  • Ingredientes: Mirra, ratania, llantén mayor, salvia y salicaria, todas ellas en forma de extracto líquido (unos 5 g de cada).
  • Preparación: Mezcla bien los distintos extractos y añade unos 50 g de melaza o miel de caña, para formar el colutorio.
  • Cómo utilizarlo: Se aplica dando unos toques sobre el área afectada o bien en enjuague completo de boca, hasta tres veces al día.

Infusión para el dolor de muelas

Esta tisana se emplea por sus propiedades analgésicas, en forma de enjuague.

  • Ingredientes: Mirra en polvo, ratania, amapola, orégano, clavo y malvavisco.
  • Preparación: Mezcla a partes iguales aproximadamente todas las plantas menos el clavo de olor,  y añade dos cucharadas de esta mezcla más dos clavos de olor por cada medio litro de agua. Hierve 5 minutos y deja que se enfríe un par de minutos más.
  • Cómo utilizarlo: Una vez bien filtrado, se aplica en enjuague completo de la boca mientras persista el dolor. 

Precauciones y contraindicaciones

Para utilizar la mirra en tratamientos antidiabéticos, debes contar necesariamente con el visto bueno del médico que te lleva. La mirra baja los niveles de azúcar en sangre, por lo que hay que estar atentos a posibles descompensaciones.

Debe tomarse mirra a dosis ponderadas, y evitar siempre las dosis altas, en cualquier caso.

El aceite esencial de mirra está contraindicado en el embarazo, en la lactancia, en niños menores de 12 años, en personas con insuficiencias hepáticas o cardiacas y en pacientes con patologías neurológicas diversas. 

Mirra: uso espiritual y mágico

La historia y el mito que envuelven a la mirra son bien conocidos. Cuando los Reyes Magos de Oriente pasaron por Belén para rendir sus respetos a Jesús de Nazaret recién nacido, le traían de regalo tres productos, oro, incienso y mirra, tal y como recoge un episodio del Antiguo Testamento.

Esta resina aromática se ha utilizado desde antiguo en rituales fúnebres, para embalsamar faraones en el Antiguo Egipto, como ofrenda al dios Ra, pero también en rituales de iniciación y en bodas suntuosas de la Antigüedad. Se cree que la mirra -a menudo se habla de incienso de mirra- aleja los malos espíritus y neutraliza las percepciones negativas, en ceremonias de magia.

Por otro lado, la mirra dispuesta en incensarios o dispersores, se considera que facilita la meditación y ayuda a conectar con la esfera de lo sagrado. 

Por Jordi Cebrián, periodista especializado en fitoterapia

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?