Retención de líquidos

¿Tienes la cara hinchada al despertar? 10 posibles motivos y soluciones naturales

¿Te despiertas por la mañana, te miras en el espejo y ves una cara hinchada? Te explicamos cuáles son las causas más comunes y los consejos más útiles para evitarla.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

¿Te acuestas temprano para dormir lo suficiente, no bebes alcohol por la noche y aún así te ves con la cara hinchada y arrugada por las mañanas? La mayoría de las veces es debido a la retención de líquidos y se puede solucionar. La hinchazón facial puede obedecer a varias razones.

10 causas de la cara hinchada al despertar

Estos diez motivos pueden estar tras la hinchazón de la cara al despertar. En muchas ocasiones realizar un sencillo cambio en los hábitos de vida puede resolver el problema.

1. Demasiada sal en la cena

Si has añadido demasiada sal a tu cena, puede ser una razón para amanecer con la cara hinchada. La sal retiene el agua en los tejidos, haciendo que se acumule entre las células. Solo ocho gramos de sal pueden retener hasta un litro de agua en el cuerpo.

Para reducir el consumo de sal puedes agregarla a los platos en la mesa, en lugar de durante la cocción. Para dar sabor puedes recurrir a las especias, al ajo o a la "sal baja en sodio".

2. Bebiste demasiado

De hecho, la retención de agua puede ser el resultado de beber demasiada agua. Beber mucho es saludable, pero debe repartirse a lo largo del día.

Si bebes grandes cantidades por la noche, la distribución y eliminación del líquido se dificulta al permanecer tumbados durante horas, sobre todo si duermes boca abajo.

Puedes beber infusiones diuréticas a lo largo del día, como la de ortiga, para mantener el balance de líquidos en equilibrio.

Artículo relacionado

3. Sensibilidad a los potenciadores del sabor

Las personas que son sensibles a los aditivos potenciadores del sabor, como el glutamato o el extracto de levadura, a menudo pueden sufrir problemas con la cara hinchada. Es lógico, pues los potenciadores contienen sodio en su composición.

Los potenciadores del sabor se utilizan en los productos ultraprocesados, poco recomendables. Recuerda que la mejor alimentación es a base de alimentos enteros y naturales preparados por uno mismo.

4. Fluctuaciones hormonales

Para muchas mujeres, antes y durante la menstruación aumenta la retención de líquido en la cara, los senos, los pies y las pantorrillas. Esto se debe a que el nivel de progesterona en la sangre desciende y los de estrógenos aumentan.

Es importante ir bebiendo a lo largo del día y reducir el consumo de sal.

Los espárragos, la piña natural y las infusiones diuréticas tienen efecto drenante. El ejercicio y el deporte también ayudan.

Artículo relacionado

5. Demasiado poco ejercicio

¿Pasaste todo el día sentado? Esto también podría ser una causa de la retención de líquidos, ya que la falta de ejercicio hace que el líquido se acumule en el cuerpo y sea más difícil de eliminar.

Sal a caminar o haz ejercicio. La sudoración es una buena solución para deshacerse de la retención de agua, entre otras cosas.

Si permaneces sentado ante el escritorio durante el día, asegúrate de levantarte cada hora.

6. Hinchazón por alergias

Pelo de animales, polen, polvo, ácaros, histamina o intolerancia a la lactosa... existen muchos factores que pueden desencadenar una alergia.

La hinchazon de la cara, especialmente de párpados y bolsas de los ojos, puede ser un síntoma de alergia. La picazón en los ojos y la secreción nasal sin sentirse resfriados son signos casi seguros de alergia.

Aclara con tu médico si tienes alergia. Hasta entonces, prueba con una toallita fría.

Además, cambia la ropa de cama regularmente y lávate el cabello antes de acostarte, para minimizar el contacto con alérgenos en la cama.

Artículo relacionado

7. Una almohada demasiado blanda

Cuando tu cuerpo está en una posición horizontal para dormir, el sistema linfático tiene más dificultades para eliminar líquidos. Como consecuencian, se acumulan en la cara.

Túmbate con la cabeza un poco más alta que los pies para que el líquido circule mejor. Una almohada no demasiado blanda también ayuda.

8. Comiste demasiados carbohidratos

Comer demasiados carbohidratos también puede provocar retención de agua y una cara hinchada. El hígado almacena hasta 150 g de carbohidratos mientras que las células musculares los almacenan en forma de glucógeno. Pueden sumar hasta 600 g.

Cada gramo de glucógeno puede retener de 2,7 a 3 gramos de agua en el cuerpo. Si comes muchos carbohidratos y sal por la noche, es muy probable que tengas la cara hinchada por la mañana.

Artículo relacionado

9. Dieta pobre en potasio

El mineral potasio es responsable, entre otras cosas, de la regulación del equilibrio hídrico en el organismo.

Comer demasiado sodio y poco potasio puede provocar retención de agua y una cara hinchada. Por lo tanto, asegúrate de consumir de 2.000 a 2.500 mg de potasio al día. Los vegetales en general son ricos en potasio, pero son especialmente recomendables alimentos como:

  • Fruta desecada
  • Plátanos
  • Frambuesas
  • Kiwi
  • Coles
  • Pimiento
  • Tomates
  • Calabaza

10. Intolerancia a la lactosa

La hinchazón en tu cara también podría indicar intolerancia a la lactosa o simplemente un consumo excesivo de productos lácteos.

La enzima responsable de procesar la lactosa se produce en menos cantidad con el paso de los años. El resultado son imperfecciones y granos en el mentón, ojeras y párpados hinchados.

Intenta evitar los productos lácteos durante un tiempo o al menos reduce su consumo. Si tu piel ha mejorado después de algunas semanas y se ve menos hinchada, puede ser recomendable que busques alternativas a los lácteos.

Artículo relacionado

Consejos rápida contra una cara hinchada

  1. Bebe agua: Después de levantarte, bebe suficiente líquido para eliminar la retención de agua del cuerpo y de los tejidos. Lo mejor es beber un vaso de agua, que además ayuda a estimular el metabolismo y la digestión.
  2. Frío: Coloca dos cucharaditas en el congelador durante 10 minutos, luego pónlas con el lado convexo debajo de los ojos para desinflamarlos
  3. Bolsitas de té: si tienes problemas regulares con la retención de líquidos por la mañana, puedes hervir dos bolsitas de té (té verde o negro) por la noche y guardarlas en el refrigerador durante la noche. Coloca bolsitas de té frías sobre tus ojos durante unos minutos, lo que aliviará la hinchazón facial.
  4. Agua helada: Si tienes poco tiempo por la mañana, este truco te ayudará: llena el lavamanos de agua bien fría (puedes echarle hielo) y sumerge la cara durante unos segundos.
  5. Rodajas de pepino: Las rodajas de pepino proporcionan frescura y humedad. Colócalas sobre los ojos durante 10 a 15 minutos para aliviar la hinchazón y las ojeras.
  6. Cafeína: una mascarilla facial con cafeína tiene un efecto tensor de la piel y favorece la circulación sanguínea.
  7. Masaje: Un masaje, con un cepillo de puas de silicona favorece la circulación sanguínea, lo que afloja la congestión linfática y desaparecen las acumulaciones de líquidos.
  8. Rodillo de jade: Un rodillo de jade guardado en el refrigerador puede hacer maravillas. Un masaje facial con el rodillo estimula la circulación sanguínea y tiene un efecto refrescante.
  9. Yoga facial: Los ejercicios antienvejecimiento para la cara mejoran la circulación y reducen la hinchazón.
  10. Envoltura de queso fresco tipo quark: El quark es un remedio casero popular para la cara hinchada. Aplica generosamente el quark en un paño limpio, dóblalo y colócalo en tu cara. La envoltura de quark es refrescante y descongestionante.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?