6 recetas sencillas para hacer tus propios desodorantes naturales y efectivos

El desodorante casero puede proteger de manera tan fiable como el convencional. Te ofrecemos varias fórmulas para que encuentres el que te resulte más eficaz y agradable.

bailarina sentada con los brazos levantados
Pexels

En los desodorantes convencionales se encuentran una variedad de ingredientes cuestionables por ser derivados del petróleo, disruptores endocrinos o antibióticos innecesarios. Uno de los ingredientes principales, la sal de aluminio, no es respetuoso con las necesidades de la piel, pues tapona los poros.

Los productos con una certificación natural o ecológica son mucho más recomendables, pero aún lo son más los desodorantes que te puedes fabricar en casa con ingredientes que encontrarás en la cocina y el botiquín natural.

1.Crema desodorante con aceite de coco

El aceite de coco no solo es muy amable con la piel, sino que la cuida y favorece la cicatrización de pequeñas heridas. También previene el crecimiento de bacterias que favorecen la aparición de olores desagradables en las axilas cuando estamos estresados ​​o haciendo ejercicio.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de aceite de coco ecológico
  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio puro
  • 4 cucharadas de maicena
  • 10 gotas de aceite esencial, por ejemplo de naranja, de lavanda o de aceite de árbol de té

Elaboración:

  1. En verano, el aceite de coco suele encontrarse en estado líquido. Si está sólido, caliéntalo al baño maría hasta que se licúe.
  2. Agrega el bicarbonato de sodio y la maicena.
  3. Añade el aceite esencial.
  4. Antes de que la masa se haya enfriado, viértela en un frasco con tapa de rosca.
  5. Guárdalo en el mueble del baño.

Aplicación

Por la mañana, toma la cantidad deseada de desodorante con una cuchara o espátula, frótala en tus manos y extiéndela debajo de tus brazos. No metas los dedos en el frasco para no contaminarlo.

2. Desodorante con manteca de karité

En la siguiente receta, la arcilla verde y la manteca de karité se añaden a los ingredientes activos naturales como el aceite de coco y el bicarbonato de sodio.

La arcilla verde es un todoterreno natural que cuida especialmente la piel sensible de las axilas y previene la inflamación.

El cuidado se perfecciona añadiendo manteca de karité, que ayuda a que la piel conserve su hidratación natural y también previene la inflamación. La manteca de karité natural sin refinar huele agradablemente a nuez.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de manteca de karité
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de arcilla verde
  • 5 gotas de aceite esencial (opcional)
  • 1 barra de desodorante vacía

Elaboración:

  1. Derrite el aceite de coco y la manteca de karité al baño maría.
  2. Agrega la arcilla y el bicarbonato de sodio.
  3. Si lo deseas, añade el aceite esencial.
  4. Vierte la masa caliente en una barra de desodorante vacía y deja que se enfríe en la nevera durante la noche.

3. Desodorante sólido con cera de abejas

La cera de abejas tiene un efecto antibacteriano y, por lo tanto, garantiza que no se desarrollen olores desagradables. El aceite de coco sirve como base para el desodorante de cera de abeja.

Ingredientes:

  • 5 g de cera de abeja ecológica
  • 50 g de aceite de coco
  • 30 g de bicarbonato de sodio
  • 20 g de maicena
  • 5-10 gotas de aceite esencial (opcional)
  • 1 olla
  • 1 palangana
  • 1 tarro de rosca hervido

Elaboración:

  1. Derrite el aceite de coco al baño maría.
  2. Agrega la cera de abejas y revuelve hasta que ambos ingredientes estén completamente derretidos.
  3. Mezcla el bicarbonato de sodio y la maicena por separado.
  4. Agrega la mezcla de bicarbonato de sodio y almidón de maíz a la cera y el aceite de coco mientras revuelves.
  5. Remueve hasta que no queden grumos.
  6. Añade el aceite esencial.
  7. Vierte la mezcla en el vaso preparado y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

4. Desodorante en polvo

La cosmética en polvo es prácticamente tan antigua como la humanidad. No dejes de probar esta opción.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharada de arcilla verde
  • 4 - 5 gotas de aceite esencial (opcional)

Elaboración:

  1. Mezcla el bicarbonato de sodio, el almidón y la arcilla en un tazón.
  2. Agrega el aceite esencial y mezcla hasta que no queden grumos, el desodorante estará listo.

El polvo se puede guardar en una bonita caja y se aplica muy finamente sobre las axilas limpias y secas con una borla para maquillaje. Una de las grandes ventajas de este desodorante es que tiene una vida útil muy larga.

5. Desodorante en spray sin bicarbonato de sodio

Si quieres prescindir del bicarbonato de sodio o lo prefieres líquido, puedes hacer tu propio desodorante en spray con tan solo unos pocos ingredientes.

Si agrega unas gotas de aceites esenciales al desodorante, te asegurarás un aroma fresco.

Ingredientes:

  • 50 ml de alcohol
  • 50 ml de agua hervida
  • 10-15 gotas de aceite esencial, por ejemplo, salvia, árbol de té o lavanda
  • 1 batidor de mano
  • 1 botella con pulverizador

Elaboración:

  1. Mezcla todos los ingredientes enérgicamente con un batidor.
  2. Vierte el desodorante en una botella.

6. Desodorante en spray de limón

El limón huele agradablemente fresco. El desodorante de limón es por tanto perfecto para las noches de fiesta o la jornada laboral en verano.

Ingredientes:

  • 80 ml de agua
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 limón ecológico
  • 1 botella con pulverizador

Elaboración:

  1. Calienta el agua en una cacerola a 50 grados.
  2. Agrega el bicarbonato de sodio y revuelve bien.
  3. Deja que se enfríe.
  4. Lava el limón con agua tibia (para el desodorante necesitas tanto la cáscara rallada como el zumo).
  5. Agrega el jugo y la ralladura a la mezcla de agua y bicarbonato de sodio y deja reposar el líquido durante 1-2 horas.
  6. Cuela el líquido y viértelo en la botella.

¿Cuánto dura un desodorante casero?

El desodorante casero suele tener una vida útil de 4 a 8 semanas. Si se agrega un poco de vitamina E durante la elaboración, la vida útil se puede extender. Puedes conseguir la vitama E líquida en farmacias o en tiendas de ingredientes cosméticos naturales.

Los aceites esenciales también pueden hacer que el desodorante casero dure más. Por ejemplo, el aceite de árbol de té o el aceite de lavanda pueden usarse para prevenr la aparición del moho.

Si los guardas en el frigorífico, muchos productos caseros también pueden durar más. Es recomendable llenar el desodorante en recipientes oscuros, ya que la acorta su vida útil.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?