Ideas sabrosas y saludables

5 recetas con cúrcuma rápidas para aprovechar sus propiedades

La cúrcuma es ampliamente conocida por sus propiedades saludables. Añadirla a las recetas como colorante o especia es una forma sencilla de obtener sus beneficios. Te propongo 4 recetas saludables, sencillas y sabrosas con cúrcuma.

La cúrcuma es una planta de la familia del jengibre de la que usamos los rizomas o raíces frescos, rallados o en polvo como especia en cocina. Es nativa de Asia, donde se usa mucho en todo tipo de preparaciones.

Su sabor, si la usamos en pocas cantidades, es muy suave y apenas se nota. Tiene aromas parecidos a la mostaza y a la pimienta negra, aunque no pica.

El color viene dado por su contenido en curcumina, un químico de color amarillo que produce la planta y que se utiliza ampliamente en la industria alimentaria como colorante, con el nombre E-100.

Se sabe que hace 4000 años ya se utilizaba en India, en la cultura védica, como especia y como medicina. Si quieres saber más sobre sus propiedades, esta guía sobre la cúrcuma te ayudará.

La cúrcuma legó a China alrededor del año 700 D.C., al Este de África alrededor del año 800, y a Jamaica en el siglo XVIII. Hasta Marco Polo describió esta especia como similar al azafrán. Hoy en día su uso está extendido en todo el mundo y podemos encontrar cúrcuma en polvo en cualquier supermercado, al mismo precio que el resto de especias y hierbas.

¿Para qué sirve la cúrcuma en la cocina?

Lo cierto es que la cúrcuma es una especia muy interesante en dos aspectos principales:

  • Como colorante

Cuando hagas paellas y otros arroces que requieran colorante amarillo o azafrán, puedes usar en su lugar cúrcuma en la misma cantidad. Al ser poquito no da apenas sabor pero sí nos tiñe de amarillo nuestras preparaciones.

También te vale para hacer revuelto de tofu y que quede amarillo, para guisos, sopas, purés, pastas, magdalenas, galletas, etc. Si te pasas mucho de cúrcuma queda de un color amarillo muy fuerte.

  • Como especia

Muchas recetas asiáticas utilizan la cúrcuma como especia, tanto fresca como en polvo, y tanto en dulces como en salados, ya que no sabe ni salado ni dulce.

Puedes encontrar cúrcuma fresca en supermercados asiáticos y en algunos otros supermercados. Se parece mucho al jengibre, pero es más pequeño y de color anaranjado.

En la cocina india se usa un montón, es una de las bases de sus sabores y colores y se usa en la mayoría de platos. Es uno de los ingredientes imprescindibles del curry.

4 recetas con cúrcuma rápidas y muy sabrosas

Puedes usar la cúrcuma en todo lo que quieras, sea de inspiración asiática, o no. Puedes añadirla a tus vinagretas, a tus salsas, legumbres, verduras (especialmente las de color blanco o colores claros como la coliflor), caldos, etc.

Aquí te propongo 4 recetas con cúrcuma muy rápidas de preparar y que resultan muy sabrosas y saludables.

1 / 4
Curry rápido de garbanzos y alubias

1 / 4

Curry rápido de garbanzos y alubias

El currry rápido de garbanzos y alubias es un plato muy fácil de preparar y el resultado es un plato muy sabroso.

Ingredientes:

  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 1 taza de alubias cocidas
  • 3 tomates
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 1 chili verde picado
  • ¼ de cucharadita de comino (semilla entera)
  • ½ cucharadita de cúrcuma ¼ de cucharadita de asafétida
  • ¼ de cucharadita de pimienta molida
  • ½ cucharadita de garam masala
  • ¼ de cucharadita de cilantro molido
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación:

  1. En una sartén grande calienta el aceite a fuego medio y tuesta todas las especias.
  2. Pica los tomates y añádelo. Deja que se fría unos minutos.
  3. Agrega los garbanzos, alubias y sal y mézclalo.
  4. Agrega 1 taza de agua, remuévelo bien y deja que reduzca 5 minutos.
  5. Sírvelo caliente.
Fotografía: Gtres/Stockfood
Haldi ka doodh (“Golden milk” o “leche dorada”)

2 / 4

Haldi ka doodh (“Golden milk” o “leche dorada”)

En India es una bebida bastante corriente, tanto como aquí la leche con cacao. Prueba a hacerla, es muy sencilla:

Ingredientes:

  • ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 taza de bebida vegetal (la que quieras)
  • 1 pizca de pizca de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de azúcar, panela o sirope de agave

Preparación:

  1. Calienta la bebida vegetal a fuego fuerte.
  2. Cuando entre en ebullición añade la cúrcuma y remueve rápidamente 1 minuto.
  3. Retíralo del fuego, añade la pimienta y el azúcar y remuévelo bien.
  4. Sírvelo caliente o templado.
Fotografía: Gtres/Stockfood
Tofu marinado cremoso

3 / 4

Tofu marinado cremoso

Preparar un tofu marinado cremoso es una estupenda idea para aprovechar los beneficios saludables de la cúrcuma.

Ingredientes:

  • 250g de tofu duro o extra firme
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado o picado
  • 1/8 de cucharadita de canela en polvo
  • ¼ de cucharadita de pimentón dulce
  • ¼ de cucharadita de cominos (semilla entera)
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1 yogur de soja natural (sin sabores y sin endulzantes)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ taza de anacardos crudos un puñadito de cilantro fresco

Preparación

  1. Corta el tofu en dados medianos y ponlo en un bol o un táper. Mézclalo bien con todas las especias, el yogur y la sal y déjalo marinar al menos 6 horas (lo puedes dejar en la nevera).
  2. Calienta el aceite en una sartén mediana, a fuego medio, y dora los anacardos.
  3. Añade el tofu con toda la marinada y dóralo todo junto hasta que reduzca.
  4. Sírvelo caliente con cilantro fresco picado por encima. Puedes añadir un poco de arroz cocido apra acompañar si lo deseas.
Fotografía: Gtres/Stockfood
Coliflor asada a la cúrcuma

4 / 4

Coliflor asada a la cúrcuma

La coliflor condimentada con cúrcuma adquiere un sabor excepcional.

Ingredientes:

  • 1 coliflor mediana
  • 1 cucharadita de cúrcuma ¼ de cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita de pimentón dulce
  • ¼ de cucharadita de sal pizca de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 200º C con calor arriba y abajo.
  2. Lava la coliflor, deshazla en floretes medianos y ponlos en un bol.
  3. Rocíalo con el aceite de oliva y mezcla bien. Añade el resto de ingredientes moviendo constantemente para que se cubran todos los floretes.
  4. Ponlo en una bandeja para horno con papel para hornear y ásalo a 200ºC durante 25-30 minutos, hasta que se dore la superficie.
  5. Sácalo y sírvelo caliente.
Fotografía: Gtres/Stockfoodr

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?