La revolución de Roy Galán

El podcast de Roy Galán: conversaciones con el escritor que revoluciona las redes

El escritor Roy Galán nos ofrece en este podcast su cara más íntima y nos invita a reflexionar de una forma crítica sobre el amor, la sociedad y la vida.

1 / 7
El Podcast de Roy Galán

1 / 7

Podcast: La voz de Roy Galán

El amor debe ser libre

2 / 7

Sin libertad no hay amor


Alegrarte por la alegría de los demás.
Ser capaz de ponerte en la piel del otro.
Cuestiones que están, o deberían estar, íntimamente ligadas a la idea el amor.
Pero que nos enseñan a amar fatal.
Aprendemos que querer es que el otro nos dé todo.
Esté siempre.
Pero cuando tú quieres a alguien tienes que entender que el otro "es" sin ti.
Que el otro no es "para" ti.
Que el otro posee inquietudes que, tal vez, no tengan que ver contigo.
Y eso no es quererte menos.
Eso es que se quiere tanto como para no entregarlo todo.
Como para guardarse esa parte de sí mismo.
Que existía antes de ti.
Y que tendrá que existir.
Después de ti.
 

Fotografía: Pexels
Volver a hacer amigos

3 / 7

Volver a hacer amigos

A medida que cumplimos años se hace más complicado conocer gente nueva.
Y la que ya te conoce.
Te ha hecho una foto fija.
Eres esa cosa esperable, sin sorpresa, eres tú y de ahí no puedes moverte.
Cuando éramos más jóvenes tal vez pensábamos que siempre podrían aparecer personas nuevas en nuestras vidas.
Pero la rutina complica que eso suceda.
No te encuentras con personas en un ascensor y te haces de eso una amistad para toda la vida.
Ojalá.
Pero eso no sucede.
Y te apuntas a cosas para ver si el asombro.
El no conocer.
El soplo de aire fresco.
Te permite cambiar.
Ojalá todo esto que hemos vivido nos abra a la vida.
Nos permita conocer gente nueva que se quede mucho tiempo.
Nos recuerde que a lo único que hemos venido es a conocernos.
Un poquito.
Antes de irnos. 

Pexels
Esfuerzo

4 / 7

¿Luchar por tener éxito o difrutar del simple existir?

Nos exigen siempre estar haciendo cosas.
Produciendo cosas.
Y es agotador.

Es cansado tener que estar demostrando que quieres mejorar.
Que vas a modificar tu cuerpo.
Que te estás esforzando.
Que buscas la mejor versión de ti.

Es agotador porque al final solo habla de una manera de consumir.
De vender que nuestro tiempo aquí tiene que ser importante.
Lo importante es estar aquí.
Lo que tú hagas con el aquí es cosa tuya.

 

No eres más importante por conseguir cosas.
Podrías no conseguir nada y tu vida sería igual de hermosa y válida.
Quizás una forma de revolución sea la de dejar a la gente en paz.
La de no poner expectativas en los demás.

Tal vez descansar de tener que estar haciendo algo.
Para demostrar algo.
Sea lo único.
Que de verdad merece la pena. 
 

Fotografía: Pexels
Querer no es poder

5 / 7

Querer no es poder


No, por supuesto que no podemos con todo.
Por supuesto que necesitamos a los demás.
Por supuesto que somos vulnerables y frágiles.
Por supuesto que a veces quieres y no puedes.
Por supuesto que a veces te esfuerzas y recibes una mierda.

Por supuesto que a veces la vida no te devuelve lo que das.
Dejemos de alimentar el relato de que todas las personas partimos del mismo lugar.
Porque no es así.
Tenemos que reconocer los privilegios.
Tenemos que mirar hacia otros lugares.
Tenemos que saber que a veces nuestros puntos de partida son metas para otras existencias.
 

Construyamos un mundo en el que lo importante sea lo común.
Lo colectivo.
En el que la libertad jamás pase por pisar a otras personas.
Un mundo en el que nos cuidemos.
 

Esto no debería ser un sálvese quien pueda salvarse.
Esto debería ser un viaje en compañía.
Hagamos compañía.
Porque eso y solo eso.
Será lo que nos llevemos.
Cuando se acaben los días. 


 

Artículo relacionado

Perseguir los sueños: la gran falacia

"Persigue tus sueños": la gran falacia

Nadie nos enseña a gestionar la intimidad

6 / 7

Nadie nos enseña a gestionar la intimidad

La intimidad es un lugar en el que nos construimos. 
Huimos de nuestra familia (de lo infantil) para fabricar nuevas intimidades.
En las que creer que somos mayores.
Tomamos así distancia de lo que nos vio nacer.
Pero nadie nos enseña a gestionar esa intimidad. 

Llegamos a ella de oídas.
Habiendo visto o escuchado cosas que se alejan totalmente de la realidad.
Que reproducen unos imaginarios que son mentira.
Llegamos pensando que el amor todo lo puede y que el sexo es el porno.
Llegamos dando por sentado cómo aman y desean los demás.
Sin ver jamás al otro.

Sin preguntarle ni preguntarnos cómo nos sentimos.
Siempre creyendo y esperando, esperando y creyendo.
Ojalá nos hablaran de verdad sobre la intimidad.
Ojalá nos ayudaran a comunicarnos y a hacernos más explícitos.
Dejando a un lado todo ese tabú y esa cosa de que los trapos sucios se lavan en casa.
 

No hay nada sucio en la intimidad.
Fuera culpas y fuera vergüenzas.
Ya.
Ojalá más intimidades al aire libre.
Para compartir todas nuestras extrañezas. 

Puedes escuchar este podcast de Roy Galán aquí.
 

El podcast de Roy Galan: 1x01

7 / 7

"Qué importante tener como faro lo que debería ser el amor"

"Sabemos tantas teorías.
Lo tenemos tan claro en la cabeza.
Pero luego en la práctica: PUM.
La realidad es que las personas estamos atravesadas por circunstancias.
Por apegos, emociones, anhelos y dudas.
Podemos saber qué hacer y hacer lo contrario porque queremos que nos quieran.
Sí.
Tampoco tenemos que fustigarnos cuando no hacemos lo que pensamos.
Viva la no linealidad y la incoherencia.
Aunque a veces nos volvamos a ver en sitios en los que no merecemos estar.
Y lo sabemos.
Qué importante tener como faro lo que debería ser el amor.
La honestidad, el cuidado y la libertad.
Siempre."

Escucha el podcast de Roy Galán aquí.

Fotografía: Unsplash

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?