Árbol de té

El aceite esencial del árbol del té (Melaleuca alternifolia) es un gran antiséptico, útil frente al acné, la caspa y el herbes labial, entre otras muchas aplicaciones. Te contamos sus propiedades y cómo utilizarlo en cada caso.

 

El aceite esencial del árbol del té es, junto con el aceite esencial de lavanda es, sin duda uno de los aceites esenciales más vendido en el mundo, en especial la variedad Malaleuca alternifolia, por sus extraordinarias propiedades terapéuticas.

Se utiliza con numerosos fines, pero sobre todo para combatir infecciones, en el acné, la boca o los hongos de las uñas.

Qué es el árbol de té y para qué sirve

El árbol del té pertenece a la familia de las mirtáceas y es originario de Australia, donde encontramos diferentes melaleucas, como por ejemplo la Melaleuca cajeputi (también conocida como cajeput) o la Melaleuca quinquenervia (que recibe el nombre de niauli).

En la actualidad el árbol del té se sigue cultivando principalmente en Australia, pero también se puede encontrar en otros países como Nueva Zelanda y Zimbabwe.

Debe su nombre al navegador anglosajón James Cook durante su viaje alrededor del mundo en 1770. Cuentan que, cuando faltó té a bordo, empezaron a sustituirlo por infusión de hojas de Melaleuca alternifolia, tal como vieron que hacían los aborígenes. Estos, al parecer ya conocían las propiedades del árbol del té, y lo usaban para tratar resfriados, congestiones, fiebre y heridas.

Durante la Segunda Guerra Mundial no hubo un solo soldado australiano que no llevara consigo un frasco de aceite esencial de árbol del té, entonces ya bien conocido por sus valiosos beneficios para la salud. Estas son sus principales propiedades y usos:

  • Para combatir infecciones: A nivel terapéutico cabe destacar las numerosas propiedades antiinfecciosas de este imprescindible aceite esencial. Se recomienda el uso del árbol del té en caso de infecciones víricas, tales como resfriados, gripes, herpes o la infección por el virus Epstein-Barr.
  • Para los hongos: El árbol del té resulta también excelente para eliminar hongos, por lo que se considera probablemente el mejor remedio natural para tratar candidiasis.
  • Para la cara, con el fin de eliminar el acné: Por supuesto, el aceite esencial del árbol del té es un gran clásico para tratar el acné juvenil.
  • Para el cabello, frente a los piojos: Es útil también para eliminar parásitos, especialmente los piojos.
  • Para proteger la piel del sol y las radiaciones: El árbol del té es además un valioso protector de la piel cuando esta es sometida a radiaciones. Las personas enfermas de cáncer que han de someterse a radioterapia se verán muy beneficiados con el uso del árbol del té antes de las sesiones.

Cómo utilizar el árbol de té

Su característico e inconfundible olor no es muy atractivo para el uso en difusión. Por ese motivo, se suele aplicar principalmente por vía tópica.

El aceite esencial de árbol del té se oxida con facilidad. Procura conservarlo en un lugar fresco o mejor aún en la nevera.

Si aparece un sarpullido o si te irrita la piel probablemente es que se ha oxidado. No lo uses en este caso.

El aceite esencial de árbol del té te resultará muy útil por sus propiedades en multitud de situaciones. A continuación se describen algunas de las más habituales y cómo utilizar el árbol de té en cada caso.

Árbol de té para la cara: acné y herpes labial

Por sus propiedades antibacterianas y antivíricas, el aceite esencial del árbol de té resulta útil para tratar tanto el acné juvenil como para curar el herpes labial. Estas dos fórmulas te resultarán de utilidad:

Fórmula de aceites esenciales para eliminar el acné

Después de haberse limpiado cuidadosamente la cara, aplicaremos una gota pura directamente en los granos.

Como complemento, podemos preparar una emulsión a base de aloe vera para aplicar por la mañana y por la noche. Necesitaremos:

  • Un frasco con dosificador (30 ml)
  • 15 ml de aceite vegetal de jojoba
  • 15 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Gel de aloe vera para rellenar el resto del frasco

Llenamos el frasco hasta la mitad con el aceite vegetal de jojoba y añadimos los dos aceites esenciales. Luego completamos con gel de aloe vera hasta llenar el frasco y agitamos para emulsionar.

Es probable que entre cada uso la emulsión se separe; no importa, simplemente volvemos a agitar antes de usar para que vuelva a emulsionar.

Cómo utilizarlo para el herpes labial

Diluimos 1 gota de aceite esencial con 1 gota de aceite vegetal de caléndula o de coco y aplicamos en la zona afectada. Cabe repetir la aplicación con cierta frecuencia y por lo menos cinco veces al día.

Árbol de té para el cabello: eliminar la caspa

Utilizar el árbol del té para la caspa es tan sencillo como añadir 1 gota aceite esencial a tu dosis de champú y, una vez aplicado, esperar un par de minutos antes de aclarar.

Si quieres una fórmula más completa para tratar la caspa y los picores, puedes hacerte esta sinergia específica de aromaterapia para la caspa.

El árbol de té también es eficaz para eliminar los piojos, pero el olor del aceite esencial no resulta agradable para aplicar en el cabello a los niños. Por eso, resulta mucho más recomendable utilizar, de forma preventiva, aceite esencial de lavanda. En este artículo sobre el aceite esencial de lavanda te explicamos cómo.

Árbol de té en el cáncer

Una de las aplicaciones conocidas del árbol del té en el cáncer es proteger la piel antes de las sesiones de radioterapia.

Para evitar que la piel se queme como consecuencia de la radioterapia (radiodermitis), aplicaremos tres o cuatro gotas de aceite esencial de árbol del té puro en la zona que será tratada media hora antes de la sesión.

Es muy importante no diluir con nada el aceite esencial, especialmente con aceite vegetal.

Después de la sesión, aplicamos un poco de gel de aloe vera con una gota de aceite esencial de lavanda para calmar la piel. También conviene usar algún aceite vegetal, por ejemplo, aceite de argán o de caléndula.

Enjuague bucal con árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es adecuado para la higiene bucal en general, además de para aliviar la gingivitis y las aftas.

Para la higiene bucal y la gingivitis

Preparamos un enjuague bucal diluyendo 1 gota de aceite esencial con un poco de aceite de coco. Una vez tenemos la mezcla, la mantenemos en la boca durante unos diez minutos. Pasado ese tiempo, escupimos el aceite en un pañuelo de papel y nos lavamos los dientes. Evita escupirlo en el lavabo para que el aceite no vaya por el desagüe.

También puedes añadir 1 gota de aceite esencial a tu pasta de dientes cuando vayas a cepillarte los dientes. Eso ayudará además a blanquear tus dientes.

Para las aftas

En caso de que tengas aftas, puedes aplicar 1 gota de aceite esencial pura en la pupa, dos a tres veces por día.

Otras fórmulas y usos del árbol de té

Aquí tienes otras situaciones en las que resultan útiles las propiedades del árbol de té y cómo utilizarlo en cada caso:

Para los hongos de las uñas

Aplica 1 gota de aceite esencial puro en la uña o uñas afectadas, por la mañana y por la noche durante 1 mes.

Para la sarna

Aplicando árbol del té mezclado con menta y aceite de coco obtenemos una mezcla útil para tratar la sarna. Mezclamos:

  • 90 gotas de aceite esencial de árbol del té.
  • 10 gotas de aceite esencial de menta piperita.
  • 50 ml de aceite de coco, previamente derretido y enfriado.

Aplicamos esta mezcla en las zonas afectadas dos a tres veces por día.

Para las hemorroides

Se prepara una mezcla que aplicamos para mejorar las hemorroides. Para ello diluimos 1 gota de aceite esencial en 4 gotas de oleato de hipérico y aplicamos mañana y noche.

En rasguños o heridas superficiales

Para desinfectar una herida superficial, utiliza 1 o 2 gotas de aceite esencial puro. Repite la aplicación si necesario.

En granos y forúnculos

Sobre granos y forúnculos aplicaremos una mezcla de aceite esencial de árbol del té y aceite esencial de zanahoria. Necesitas:

  • 1 gota de aceite esencial puro de árbol del té.
  • 1 gota de aceite esencial de zanahoria.

Simplemente aplica la mezcla sobre el grano y repite tres veces por día.

Para los resfriados (solo en adultos)

Aplicaremos una mezcla de aceites esenciales en los antebrazos y en los costados. Neceistas:

  • 2 gotas de aceite esencial de árbol del té.
  • 2 gotas de aceite esencial de ravintsara.
  • Si tienes la piel muy sensible, añade 4 gotas de un aceite vegetal para diluir los aceites esenciales.

Aplica la mezcla 6 veces por día durante 2 o 3 días.

Toxicidad y contraindicaciones

El aceite esencial de árbol del té no tiene contraindicaciones ni toxicidad en las dosis habitualmente recomendadas en aromaterapia.

Se puede usar durante el embarazo, la lactancia y en niños a partir de 6 años respetando las indicaciones y precauciones de uso.

Contrariamente a lo que podemos leer en algunas fuentes mal documentadas, el árbol del té no es un disruptor hormonal ni tampoco favorece el aumento del pecho.

Texto de Antonia Jover, aromatóloga

***

Referencias
Robert Tisserand: Estrogens in plastic Labware.

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?