Cómo hacer tu propio cacao de labios casero con solo 3 ingredientes

La piel de los labios tiene unas características especiales que la hacen muy vulnerable. Con este bálsamo labial casero y un sencillo exfoliante de azúcar y miel los protegerás.

labios hidratados
iStock

Para tener unos labios nutridos e hidratados, es importante cuidarlos de manera regular y adoptar una rutina de cuidado adecuada.

Utilizar un bálsamo labial de calidad con ingredientes hidratantes es uno de los mejores cuidados que podemos darles, aunque no el único.

Aquí te contaremos por qué es tan importante dispensar a los labios cuidados extra si queremos mantenerlos hidratados, te daremos los mejores consejos para mantener tus labios sanos y bonitos y te ofreceremos una sencilla receta de bálsamo labial para que te puedas hacer tu propio cacao de labios casero, que podrás hacer en forma de stick o barrita, o bien poner en un tarrito, según prefieras.

También te daremos la receta, también facilísima, de un exfoliante labial, porque, como verás, exfoliar los labios una vez por semana es otro de los cuidados básicos para mantener sanos y bonitos los labios.

¿Por qué es diferente la piel de los labios?

La piel de los labios es diferente a la piel del resto del cuerpo en varios aspectos, pues es un estrato de transición entre la piel del rostro y la mucosa de la boca.

  • Es una piel más delgada y delicada, que carece de glándulas sudoríparas y sebáceas. 
  • Tiene mayor vascularización y es altamente sensible al tacto.
  • También tiene muy poca melanina, lo que la hace más susceptible a los daños causados por la radiación ultravioleta del sol.

Por todo ello, los labios requieren un cuidado especial para mantener su salud y apariencia.

La falta de glándulas sudoríparas y la delgadez de la piel los hacen propensos a la sequedad y la deshidratación, por lo que es importante aplicar regularmente algún bálsamo labial o humectante labial para mantenerlos hidratados y protegerlos de los elementos. También puedes probar a hacerte tu propio cacao de labios, como te contamos más abajo.

Al mismo tiempo, es crucial proteger los labios del sol utilizando productos labiales con SPF si vas a estar expuesto a la radiación UV.

Decálogo para mantener los labios hidratados y bellos

Adoptar el máximo posible de esta lista de buenos hábitos de cuidado te ayudará a mantener tus labios hermosos. Como verás, no solo basta cuidarlos por fuera, es decir, mantener el epitelio hidratado y protegido ante las adversidades del tiempo como el viento frío o el sol de verano, también hay que alimentar la piel desde dentro.

  1. Bebe suficiente agua: Mantenerse bien hidratado es fundamental para tener unos labios saludables. Beber agua regularmente ayudará a mantener la hidratación en todo tu cuerpo, incluyendo tus labios.
  2. Evita lamer tus labios: Aunque pueda parecer una forma rápida de humedecer los labios, lamerlos en realidad puede empeorar la sequedad. La saliva contiene enzimas digestivas que pueden resecar la piel de los labios.
  3. Utiliza un bálsamo labial: Aplica un bálsamo labial de calidad con ingredientes hidratantes, como el bálsamo labial que te proponemos hacer en este artículo o bien algún bálsamo de calidad a base de aceite de coco, aceite de maní, manteca de karité y de cacao, aceite de jojoba o vitamina E. Aplícalo regularmente durante el día, especialmente después de comer o beber.
  4. Exfolia tus labios: Exfoliar tus labios una vez a la semana eliminará la piel muerta y ayudará a que los bálsamos labiales sean más efectivos, principalmente en climas extremos. Más adelante en este artículo encontrarás también una receta de exfoliante casero muy fácil de elaborar.
  5. Protege tus labios del sol: Los labios también se queman con el sol ya que es una piel especial, a medio camino entre el cutis y la mucosa que no cuenta con las mismas protecciones que estas. Es importante aplicar un protector labial con SPF cuando estés al aire libre durante mucho tiempo.
  6. Evita los productos labiales con ingredientes irritantes: Algunos labiales contienen ingredientes que pueden resecar la piel de los labios o causar irritación. Lee las etiquetas y evita los productos que contengan alcoholes fuertes, fragancias artificiales y tintes. No compres labiales de calidad dudosa o importados de países con escasos controles sanitarios.
  7. Humidifica tu entorno: Para prevenir sequedad de los labios mantener un nivel adecuado de humedad en tu hogar o lugar de trabajo no suele ser habitual, por lo que llevar un bálsamo en el bolsillo es lo mejor.
  8. No te muerdas ni te arranques la piel de los labios: Esto puede causar lesiones y empeorar la sequedad. En su lugar, utiliza un bálsamo labial para aliviar la incomodidad.
  9. Come una dieta equilibrada: Una alimentación rica en nutrientes como vitaminas A, C, y E, así como ácidos grasos omega-3, puede contribuir a la salud de tus labios.
  10. Consulta a un profesional de la salud: Si tus labios están extremadamente secos, agrietados o si experimentas alguna herida persistente, es recomendable consultar a un dermatólogo para descartar cualquier afección o infección subyacente.

Cacao de labios casero para hidratar y nutrir los labios

Puedes preparar tu propio bálsamo labial con ingredientes fáciles de encontrar que combinarás con manteca de cacao, la base de tu cacao casero.

Aquí te damos una receta de un bálsamo que puede utilizarse cada día o cuando sientas los labios secos. Es vegano y sumamente protector gracias a los activos de la manteca de cacao.

Ingredientes:

  • 5 cucharaditas de manteca de cacao o 5 pastillas de las de repostería
  • 2 cucharaditas de aceite de coco preferiblemente o de aceite de oliva virgen extra
  • 2 gotas de aceite esencial de menta (opcional)
  • 3 tarritos para bálsamos labiales o sticks

Preparación:

  1. Derrite todos los ingredientes a baño de maría y remueve.
  2. Saca del baño y deja enfriar un poco sin esperar a que solidifique. Agrega el aceite esencial de menta si lo deseas y remueve.
  3. Vierte el aceite en los tarritos o los envases sticks y deja enfriar.

No dejes el cacao de labios en un sitio caluroso ni un lugar en el que dé el sol, porque se derretirá. Te dura hasta un año.

Aplícalo sobre los labios regularmente y, sobre todo, después de comer o beber si tienes tendencia a que se te sequen los labios.

Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel para los labios

Además de utilizar regularmente tu cacao de labios para hidratar y nutrir la piel, exfoliar los labios una vez por semana te ayudará a sanearlos y, muy importante, a que tus labios absorban mejor el bálsamo labial y te resulte más eficaz. 

Aplica este exfoliante una vez cada 15 días o a la semana mientras tengas tus labios secos hasta que vuelvas a tener la piel sana e hidratada.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de azúcar glas o en polvo
  • ½ cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita de miel de tomillo o cualquier otra que tengas (opcional)
  • 1 tarrito para bálsamo labial

Preparación Y CONSERVACIÓN:

  1. En un bol pequeño mezcla y remueve todos los ingredientes.
  2. Frota una pequeña porción de esta crema sobre tus labios para poder exfoliar las células muertas.
  3. Enjuaga y aplica un bálsamo labial oleoso.

Puedes guardar este exfoliante en la nevera por 1 mes preferiblemente en un botecito o pote pequeño para bálsamos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?