Tomillo

La planta de tomillo fresca aromatiza habitaciones. El tomillo seco se usa como condimento y para remedios naturales contra la tos, los gases y la osteoporosis. Descubre todas sus propiedades y contraindicaciones y cómo puedes usarla para preparar remedios caseros.

 

Qué es el tomillo y para qué sirve

El tomillo es una mata baja, de entre 10 y 30 cm de alto; y densa, con hojas muy pequeñas y recubiertas de pilosidad. Sus flores son pequeñas, se agrupan en ramilletes. Varían entre el violeta y el blanco y dejan un potente olor al tacto. La floración, en primavera, es el mejor momento para la cosecha.

La planta de tomillo es parte del paisaje mediterráneo, gracias a su resistencia a las sequías y a las tormentas. Existen unos 40 tipos diferentes de tomillo, siendo su forma vulgar (Thymus vulgaris) la más frecuente. Está además emparentado con la salvia, la lavanda y el romero.

Ya en Egipto y Grecia se consideraba una planta "milagrosa", que permitía recobrar las fuerzas y, según Galeno, curar enfermedades respiratorias e intestinales.

Es además una planta versátil, que suma a sus posibilidades medicinales sus usos como insecticida y como aromatizante, tanto para condimentar recetas como para elaborar perfumes. El aceite esencial de tomillo es desde hace siglos valorado por la industria cosmética.

Propiedades y contraindicaciones del tomillo

El aceite esencial de tomillo tiene diferentes composiciones según el tipo de planta, pero se basa siempre en el timol y el carvacrol, que aportan el particular olor. Además, contiene taninos, saponósidos, flavonoides y ácidos fenólicos (caféico y rosmarínico).

Por eso, aporta beneficios para la salud: antisépticos, antiinflamatorios, antiparasitarios, antifúngicos, expectorantes y tónicos, y tiene la capacidad de abrir el apetito, ya que ayuda a producir jugos gástricos.

Las principales propiedades medicinales del tomillo son:

  • Alivia los síntomas del catarro, la gripe, y otras afecciones respiratorias y alérgicas, tanto en infusión como en vahos de tomillo.
  • Facilita la digestión, por lo que puede usarse en gastroenteritis o en el síndrome del colon irritable, tanto en infusión como en jarabe. También alivia la hinchazón abdominal y evita los gases. En caso de intoxicación alimentaria puede restaurar el funcionamiento de la vesícula y el hígado. Además, favorece la eliminación de parásitos intestinales como las lombrices.
  • Por sus propiedades tónicas, es muy adecuado en todas sus formas (infusión, decocción, jarabe o extracto líquido) como estimulante en estados de astenia, debilidad o convalecencia; a esto se referían las "propiedades milagrosas" de las que hablaban en la Antigüedad.
  • Mitiga los dolores, por lo que puede usarse en caso de dolor reumático, contracturas y lesiones leves en forma de masaje o friega, así como para aliviar el dolor menstrual o la migraña (en infusión).
  • Como colutorio, alivia el dolor de muelas y el sangrado de encías.
  • Se usa en baños oculares para inflamaciones e infecciones como la conjuntivitis o la blefaritis.
  • En loción o en decocción, se utiliza contra los hongos de la piel y para fortalecer el cuero cabelludo, frenando la caída del cabello.
  • Sobre heridas y quemaduras leves, en lavados y cataplasmas.
  • Junto con el romero, esta planta medicinal puede prevenir la osteoporosis.

Aunque es una planta segura, uno de los elementos del aceite esencial de tomillo, la tuyona, puede tener efectos tóxicos sobre el hígado y los riñones. El abuso de dosis, sobre todo en forma de colutorio, puede aumentar en exceso el nivel de hormonas tiroideas.

Por todo ello el tomillo no está recomendado por vía oral en el embarazo y la lactancia, en niños menores de 12 años o en ancianos; o en casos de gastritis, úlceras, enfermedades neurológicas o afecciones previas hepáticas y renales. Por vía tópica tampoco se recomienda el uso en menores de 6 años.

DE TOMILLO

¿Cómo se usa el tomillo?

El tomillo fresco es suficiente para aromatizar una estancia o como insecticida. Se encuentra también como planta seca, para infusión y decocción; en aceite esencial (en gotas o cápsulas), extracto líquido y tintura, y es ingrediente habitual de productos cosméticos.

  • Para su uso tópico en caso de irritación, se prepara una decocción concentrada, que se puede aplicar en el cuero cabelludo o en caso de urticaria.
  • También se usa en decocción para hacer vahos de tomillo en caso de congestión nasal y mucosidad.
  • Como enjuague bucal o colirio se usan también decocciones de tomillo, pero depuradas.
  • El oleato es una infusión de tomillo en aceite de oliva, que se utiliza en quemaduras y heridas leves.
  • Para aplicar en friegas sobre musculatura y articulaciones doloridas (reumatismos, contracturas, lumbalgias...) la presentación ideal es el alcohol de tomillo, alcohol de 96º donde se dejan macerar los ramilletes de la planta.

4 TOMILLO

Remedios naturales con tomillo

Infusión de tomillo para la tos

Se mezclan partes iguales de tomillo, amapola, malvavisco y anís verde. Usando una cucharada sopera por cada taza de agua, se hierve 2 minutos, se deja reposar tapado 10 minutos más. Tras filtrarlo, se pueden tomar 2-3 vasos diarios. Para potenciar el efecto y mejorar el sabor, se pueden añadir a este té de tomillo limón y miel.

Tisana de tomillo para aliviar el estómago

Mezclamos tomillo, manzanilla, milenrama y naranjo amargo, en partes iguales. Primero se hierve el agua, y luego se vierte sobre una cucharada sopera de la mezcla por cada taza de agua. Se deja reposar tapado 10 minutos antes de filtrar. La tisana se puede tomar hasta tres veces al día, después de las comidas.

Té de tomillo para el síndrome del colon irritable

Se mezclan 4 partes de salicaria por una de tomillo, malvavisco, rosal silvestre y anís verde. Se hierve una cucharada sopera por cada taza de agua durante 3 minutos, y se deja reposar 10 minutos más. Para suavizar el sabor puede añadirse miel de azahar, o estevia. Debe tomarse una taza tras cada comida hasta que los síntomas remitan.

Enjuague de tomillo

Se hace una decocción de los ramilletes de tomillo fresco. Se añade sal y una cucharada de vinagre y se cuela antes de usarlo para hacer gárgaras.

Recetas con tomillo

El tomillo, en polvo y en rama, es un condimento muy aromático, ideal para guisos de pescado y carne cocidos a fuego lento.

Su sabor está muy asociado a la esencia mediterránea; se utiliza, además de aislado, mezclado con otras hierbas provenzales en el bouquet garni.

Por sus propiedades energéticas, se prepara también sopa de tomillo, con ramilletes frescos. A la sopa, bien concentrada, se le puede añadir pan, queso o huevo.

Asesora: J. Mª. Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?