El perejil es una planta aromática popular en la cocina universal que, sorprendentemente, ha sido nombrada como planta venenosa del año por el Jardín Botánico Especial de Wandsbek, en Hamburgo (Alemania). Los responsables de este jardín llevan 19 años otorgando el premio a la planta tóxica, que el año pasado fue para otro popular alimento: la patata. Este año 2023 el perejil se ha colado por delante de otras plantas como la adelfa como la amapola. Pero, tranquilos, el el perejil solo es realmente dañino si se usa incorrectamente.

¿El perejil es saludable o es tóxico?

El perejil es saludable, entre otras cosas, porque aporta una cantidad extraordinaria de vitamina C, que fortalece el sistema inmunitario. También contiene vitamina K, fundamental para la coagulación sanguínea y el buen estado de los huesos, y hierro, un oligoelemento fundamental para el transporte de oxígeno.

Afortunadamente, no tienes que prescindir de estos nutrientes en el perejil, porque comer las hojas de perejil es completamente inofensivo, según explican los botánicos del Jardín de Wandsbek. Puedes comerlas en la cantidad que desees, incluso en la deliciosa ensalada tabulé, donde son el ingrediente principal.

El perejil recibió el título de "planta venenosa del año 2023" por sus flores y semillas. Como planta bienal, el perejil forma una roseta en el primer año, a partir de la cual se desarrollan tallos florales de hasta 70 centímetros de altura en el segundo año.

Las discretas flores de color amarillo verdoso están dispuestas en umbelas y forman semillas. Estas semillas no son aptas para el consumo porque contienen altas concentraciones de dos compuestos tóxicos, el apiol y la miristicina.

Estas sustancias se encuentran en todas las partes de la planta, también en las hojas, pero en estas, en proporción tan pequeña que no produce efectos negativos en la salud humana. La Organización Mundial de la Salud ha concluido que cuando comes perejil estás consumiendo una dosis 10.000 veces inferior a la tóxica. Eso sí, la cantidad es suficiente para dotar de su característico aroma. Sin embargo, la dosis presente en las semillas hace que puedan resultar dañinas.

¿Qué daños pueden producir las semillas de perejil?

El apiol puede actuar sobre las fibras musculares lisas de la vejiga, los intestinos y el útero. Hay que tener en cuenta que el aceite de perejil se utilizó en el pasado con fines abortivos. Para las mujeres que usaban este aceite, sin embargo, una sobredosis de aceite podía llegar a ser fatal. En grandes cantidades, puede resultar cancerígeno.

LECTURA RECOMENDADA

Cómo cultivar tu propio perejil

Por lo tanto, el consumo de hojas de perejil en cantidades normales en el hogar no solo es inofensivo, sino también saludable debido a los muchos nutrientes beneficiosos que contiene la planta.

Si se tiene una planta de perejil en casa, se puede tomar la precaución de no comer las hojas desde que comienza a florecer hasta un tiempo después de que las flores se hayan marchitado, pues en este periodo el contenido de apiol en las hojas y los tallos aumenta.

Si accidentalmente se comen semillas de perejil y se empiezan a notar síntomas de intoxicación como, por ejemplo calambres, hay que buscar atención médica de inmediato.

Referencias científicas: