Guaraná (Paullinia cupana)

Sus semillas tienen un efecto energizante inmediato que puede ayudar a estudiar, quemar grasas o superar el cansancio; siempre que no haya contraindicaciones.

 

El guaraná, un potente estimulante natural

El guaraná (Paullinia cupana) se está imponiendo como uno de los estimulantes naturales más efectivos que puede ofrecer la fitoterapia moderna.

Sus semillas tienen un efecto excitante que supera notablemente al que proporciona una taza de café y por eso han sido elegidas por muchas personas como un remedio muy eficaz para mantener el ritmo vital y potenciar la elocuencia.

El guaraná es una planta leñosa, trepadora, de hasta 10 metros de alto, con las hojas compuestas, de 5 a 9 foliolos lanceolados y dentados.

Crece de forma natural en las selvas húmedas de la cuenca amazónica, pero su cultivo se ha extendido por toda Sudamérica.

Las flores son de color amarillo verdoso, agrupadas en inflorescencias, y los frutos, carnosos y de color rojo, contienen en su interior las semillas, que son las que se utilizan para obtener sus efectos.

Propiedades medicinales del guaraná

El guaraná contiene de 2 a 5 veces más cafeína que el propio café, junto con otros principios activos como teofilina, teobromina, xantinas, guaranina, colina y taninos.

Actúa sobre el sistema nervioso central, con mayor eficacia que el café, incrementando el tono vital y los estados de alerta en quien lo toma, y disminuyendo la sensación de astenia y la fatiga nerviosa.

  • Para estudiar o para hablar en público: Es un remedio que se ha indicado, con moderación, a quienes deban lucirse, mostrándose brillantes y despejados, ante audiencias exigentes, o como apoyo para mantener la concentración en tareas intelectuales.
  • Para mejorar la motivación: ayuda además a superar la desgana, la falta de motivación o la inhibición y a consolidar el autocontrol.
  • Para aumentar la energía: Reduce el cansancio, la jaqueca nerviosa e incluso ayuda a contrarrestar los síntomas de una depresión suave. Se recomienda también en caso de hipotensión.
  • Para la libido: muchas personas lo consideran afrodisíaco.
  • Para la circulación: Los polvos de guaraná destacan también por sus virtudes como estimulante circulatorio y antiagregante plaquetario, en la prevención de tromboembolias y arteriosclerosis
  • Para quemar grasa: el guaraná en polvo se usa como complemento en tratamientos adelgazantes.
  • Para la digestión: también resulta un buen tónico digestivo, para aliviar gastroenteritis y atajar diarreas, y como febrífugo y diurético.

¿Cómo tomar el guaraná? Dosis recomendadas

Debe tomarse siempre por la mañana. Tiene un sabor bastante amargo y sus efectos se suelen notar de manera bastante inmediata. 

Las dosis dependerán de su presentación:

  • Cápsulas y comprimidos: basta con uno al día, de 330 a 500 mg.
  • Extracto: si es seco, 100 mg y si es fluido de 25 a 50 gotas.
  • Polvo: Se debe añadir sólo una pizca al yogur, la leche o incluso sobre el pan.

Precauciones​ y contraindicaciones

En ningún caso se debe abusar de su consumo, y que hay que evitar tomarlo diariamente, así como el consumo por la noche.

El guaraná está explícitamente contraindicado en caso de ansiedad, hipertensión, taquicardias, insomnio, gastritis y colon irritable.
 

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?