Hecho en casa

Haz tu propio champú natural (con 9 recetas)

Claudina Navarro, periodista especializada en ecología y salud

Hay infinidad de champúes en el mercado para todo tipo de situciones y problemas, sin embargo, pueden contener muchas suatancias innecesarias y peligrosas.Te explicamos cómo preparar tu propio champú natural.

Los champús comerciales consiguen efectos estéticos sobresalientes a corto plazo, pero ¿a qué precio? Todos los productos convencionales sin una certificación natural o ecológica contienen ingredientes derivados del petróleo y muchos de ellos son inseguros por sus efectos irritantes o endocrinos.

Para evitar los ingredientes químicos poco saludables, tiene sentido preparar tu propio champú natural y casero. Puedes hacerlo seleccionado los ingredientes con las propiedades adecuadas para tu tipo de cabello.

Champú con base jabonosa

Para hacer un champú a base de jabón, necesitas jabón natural, jabón de oliva o jabón tipo marsella. Para hacer el jabón líquido base del champú:

  • Ralla 15 g de jabón y mézclalos con 250 ml de agua destilada hirviendo.
  • Remueve suavemente hasta que las escamas de jabón se hayan disuelto.
  • Una vez que la mezcla se haya enfriado a 35 °C, puedes agregar unas gotas de aceites esenciales y plantas medicinales y pasar el champú casero a una botella.

Artículo relacionado

champús naturales

Champús naturales: evita los derivados del petróleo

Champú casero sin base jabonosa

También puedes lavarte el cabello con champú sin jabón. Las bases más comunes para este tipo de champúes son la harina de centeno y la arcilla en polvo.

Con harina de centeno:

  • Mezcla 4-5 cucharadas de harina de centeno con agua tibia para formar una masa similar a un gel.
  • Masajea la mezcla en el cabello y el cuero cabelludo y deja actuar durante unos 30 minutos.
  • Transcurrido el tiempo enjuaga bien.

Arcilla en polvo:

  • Es apto para el cabello graso. Mezcla 1-2 cucharadas de arcilla con agua. Cuanto más líquida sea la mezcla, más fácil será distribuirla por el cabello.
  • Extiende la mezcla por el cabello y en el cuero cabelludo y déjala que actúe durante 5-10 minutos. Luego enjuague bien.

Ingredientes para cada necesidad

Para cabello seco:

El cabello y el cuero cabelludo secos necesitan mucho cuidado e hidratación. La leche de coco alta en grasa (en lata), las yemas de huevo, así como los aceites de oliva, ricino y almendras son especialmente adecuados para este tipo de champú.

La grasa de estos productos aporta nutrientes al cuero cabelludo, previene la caspa y el picor y evita la deshidratación.

Artículo relacionado

champú solido casero

Cómo preparar un champú solido en casa para sanear el pelo

Para cabello graso:

Para el cabello que se engrasa rápidamente son apropiados el aceite de cedro, el aceite de árbol de té, el bicarbonato de sodio, la arcilla, el limón y la ortiga.

Para la caspa:

Algunos aceites esenciales con propiedades anticaspa que puedes añadir a tu chamopú son la lavanda, la melisa, el árbol de té, el eucalipto, el laurel, el geranio y la rosa.

​Para dar brillo:

Para conseguir un tono rubio brillante, haz una infusión concentrada de manzanilla (2 o 3 bolsas por taza) y agrégala a tu champú básico casero. La manzanilla y el zumo de limón iluminan suavemente el cabello.

Para cabello castaño y negro brillante, puedes agregar al champú básico té negro fuerte y café, que darán uniformidad al color y protegen el cabello.

Artículo relacionado

Mujer oliendo lavanda

Haz champú anticaspa de lavanda casero

9 Recetas de champús caseros

Champú de leche de coco

Ingredientes:

  • 100 ml de leche de coco
  • 100 ml de jabón natural líquido
  • 1 cucharadita de miel

Elaboración:

  1. Mezcla el jabón líquido y la leche de coco.
  2. Agrega una cucharadita de miel
  3. Pon todo en un frasco vacío y lavado, ciérralo y agítalo vigorosamente.

Este champú se debe almacenar en un lugar fresco y seco y consumirlo en un máximo de tres semanas. Antes de cada uso, conviene agitar vigorosamente el envase.

Champú de manzanilla

Ingredientes:

  • 25 ml de tintura de flor de manzanilla
  • 25 g de flores de manzanilla secas
  • 350 ml de agua destilada
  • 15 g de jabón tipo Marsella rallado
  • 10 gotas de aceite esencial de manzanilla

Elaboración:

  1. Pon a hervir la mitad del agua y viértela sobre las flores de manzanilla secas.
  2. Deja reposar el líquido durante al menos 3 horas.
  3. Cuela la infusión y reserva.
  4. Calienta la otra mitad del agua y disuelve el jabón en ella.
  5. Deja que el jabón hierva a fuego lento durante unos 15 minutos y luego déjalo enfriar.
  6. Añade la infusión con la manzanilla y revuelve bien.
  7. Disuelve el aceite esencial en la tintura y agrega a unos 40 °C. Deja enfriar por completo, revuelve bien y vierte en el frasco.

Debes guardar el champú en el frigorífico entre 7-10 días. Después de usarlo varias veces, notarás un aclaramiento de tu cabello. El efecto es más pronunciado si además pasas tiempo al sol.

Artículo relacionado

plantas cabello

7 plantas que cuidan tu cabello (y un champú casero)

Champú de ortiga

Ingredientes:

  • 370 ml de agua
  • 1 jabón de aceite de oliva natural
  • 1 puñado de ortigas

Elaboración:

  1. Pon a hervir 250 ml de agua y viértela sobre las hojas de ortiga. Deja reposar la infusión en la olla cerrada durante un cuarto de hora.
  2. Calienta los 120 ml restantes de agua y viértelos en un bol. Ralla el jabón natural con un rallador de cocina. Debes rallar el suficiente jabón para que se cree una solución densa el agua.
  3. Mientras tanto, cuela la infusión. Espera unos minutos más hasta que esté tibia y luego mézclala con el agua con jabón.

Las ortigas no solo promueven la circulación sanguínea, sino que también estimulan el crecimiento del cabello.

Usa el champú para el cabello como lo harías normalmente con otro champú cualquiera. Para un mejor cuidado, simplemente dejar que el champú actúe sobre tu cabello unos minutos más.

Champú de limón y huevo

Ingredientes:

  • El zumo de medio limón
  • 1 yema de huevo
  • 1 chorrito de coñac o ron
  • 1 chorrito de cerveza (opcional)

Elaboración:

  1. Mezcla bien todos los ingredientes. Si a tu cabello le falta algo de volumen, puedes agregar un buen chorro de cerveza a la mezcla.
  2. Vierte la mezcla en un recipiente y agítalo bien.
  3. Guarda el champú en el refrigerador y utilízalo en un plazo de entre 7-10 días.

Deja que el champú haga efecto brevemente, enjuaga y listo. Este champú aportará volumen y brillo natural a tu cabello.

Champú de lavanda

Ingredientes:

  • 350 ml de agua destilada
  • 25 ml de tintura de flor de lavanda
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 25 g de flores de lavanda secas
  • 15 g de jabón de tipo Marsella rallado

Elaboración:

  1. Lleva a ebullición 175 ml de agua destilada y viértela sobre las flores de lavanda.
  2. Deja reposar unas tres horas, transcurrido el tiempo cuela la infusión y ponla en un bol.
  3. Calienta la otra mitad del agua y disuelve en ella el jabón rallado.
  4. Déjalo hervir a fuego lento durante unos ocho minutos. Después déjalo enfriar un poco.
  5. Disuelve el aceite esencial en la tintura y agrega a unos 40 ° C. Deja enfriar por completo, revuelva bien y vierte en el frasco.

Agita bien el champú antes de cada uso y aplícalo como de costumbre. Deja que el champú haga efecto brevemente y enjuaga.

Guardado en el frigorífico, el champú dura unas 2 semanas. Este champú ayuda a que tu cuero cabelludo reciba el suministro de sangre adecuado y a que tu cabello se sienta realmente fresco.

Champú a la menta

Ingredientes:

  • 25 ml de tintura de menta
  • 350 ml de agua destilada
  • 25 g de hojas secas de menta
  • 15 g de jabón de tipo Marsella rallado
  • 10 gotas de aceite esencial de menta

Elaboración:

  1. Pon a hervir la mitad del agua y viértela sobre las hojas de menta. Deja reposar la infusión durante al menos tres horas.
  2. Cuela la infusión y recoge en un cuenco.
  3. Mientras tanto, puedes calentar la otra mitad del agua, disolver el jabón y dejar que la mezcla hierva a fuego lento durante 5 a 10 minutos.
  4. Deja que la mezcla de jabón se enfríe un poco y luego mézclala con la menta.
  5. Disuelve el aceite esencial en la tintura y agrega a unos 40 ° C. Deja enfriar por completo, revuelva bien y vierte en el frasco.

Si guarda el champú en un lugar fresco, durará aproximadamente 2 semanas. Esta planta medicinal y aromática no solo ayuda con el cuero cabelludo irritado, sino también con el cabello graso y la caspa.

Ten en cuenta que la menta solo es adecuada para el cabello oscuro, ya que realza el color natural de este tipo de cabello

Champú de aceite de cedro

Ingredientes:

  • 120 ml de agua tibia
  • 15 g de jabón tipo Marsella
  • 1/2 cucharadita de aceite esencial de cedro natural

Elaboración:

  1. Ralla el jabón y a continuación disuelva los copos en agua caliente.
  2. Espera hasta que se haya quedado tibia y agrega el aceite de cedro.
  3. Mézclalo todo bien.

Este champú es adecuado para el cabello graso, ya que neutraliza tu cuero cabelludo. Masajea bien sobre el cabello mojado y déjalo actuar unos tres minutos antes de enjuagar con abundante agua tibia.

Champú de rosas

Ingredientes:

  • 25 g de pétalos de rosa secos
  • 375 ml de agua
  • 15 g de jabón tipo Marsella rallado
  • 25 ml de tintura de pétalos de rosa
  • 10 gotas de aceite esencial de rosa

Elaboración:

  1. Vierte 125 ml de agua hirviendo sobre los pétalos de rosa y déja reposar durante 15 minutos. Transcurrido el tiempo, cuela y reserva.
  2. Lleva a ebullición los 250 ml de agua restantes, agrega gradualmente el jabón al agua hirviendo
  3. Frota el jabón de cuajada y agregue gradualmente al agua hirviendo. Cuando el jabón se haya mezclado bien retira la cacerola del fuego y deja que se enfríe un poco. Agrega la infusión de flor pétalos de rosa a la mezcla de jabón y mezcla bien.
  4. Disuelve el aceite esencial en la tintura de pétalos de rosa y mezcla a unos 40 ° C. Pasa el champú a un frasco.

Champú de harina de centeno

Ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 4 cucharadas de harina de centeno o harina de centeno integral

Elaboración:

  1. Mezcla la harina con el agua en un bol hasta que tenga una consistencia suave y gelatinosa.
  2. Si usas harina integral, déjala reposar durante una o dos horas para que los ingredientes se disuelvan y los granos gruesos no se peguen.
  3. Pasado el tiempo masajea el champú en el cabello húmedo, déjalo actuar durante cinco minutos y luego enjuaga con agua tibia.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?