Plantas medicinales

¿Cuáles son las propiedades del alcohol de romero?

El alcohol de romero es un producto natural eficaz para muchas alteraciones, además es barato y lo puedes hacer tú misma. Te explicamos sus principales propiedades y contraindicaciones.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

El romero (Rosmarinus officinalis) es una planta medicinal típicamente mediterránea. Es muy energizante, te despierta, promueve la concentración y la resistencia física y mental a las situaciones de estrés, por eso se le define como el ginseng del mediterráneo.

El alcohol de romero es una preparación con la que se pueden realizar friegas que promueven la circulación sanguínea, ayudan con las piernas cansadas y pesadas, los músculos doloridos y la celulitis.

Propiedades del alcohol de romero

El alcohol de romero es apto para un abanico de afecciones entre las que destacan:

Varices en las piernas

Las piernas afectadas por varices o problemas circulatorios se pueden beneficiar de los tratamiento con este alcohol. Para aplicarlo correctamente:

  1. Haz primero una exfoliación de la piel de donde estén las varices y después lava la zona con agua tibia. La exfoliación la puedes realizar con fórmulas naturales y caseras como las que ofrece Diana Burillo en este artículo.
  2. Toma un poco del alcohol de romero y aplícalo en las zonas afectadas. Se recomienda ir haciendo movimiento circulares sobre la zona hasta que se haya absorbido el producto por completo.
  3. Realiza el masaje cada tres días durante 30 días y notarás que tus piernas se sienten mejor.

Dolores de la artritis y la artrosis

Las abuelas eran con razón las principales defensores de las bondades de las friegas con alcohol de romero. Este tipo de friegas se vienen realizando desde tiempos inmemoriables. Los dolores de tipo reumático (artritis y artrosis) en las rodillas, los hombros o las manos suelen resultar muy limitantes.

Las friegas con el alcohol en las zonas afectadas pueden ayudar a mitigar el dolor y a mejorar la movilidad.

Alivia el dolor y la tensión muscular

Un masaje realizado con alcohol de romero puede relajar la musculatura que se ha vista sometido a mucho esfuerzo por la práctica deportiva. Pero también está indicado para los músculos agarrotados por las posturas repetitivas o por situaciones de mucho estrés.

Facilita la respiración

Las friegas con alcohol de romero en el pecho y en la espalda pueden ser de gran utilidad en caso de resfriados y gripes. El aceite esencial de romero también se puede utilizar para hacer vahos que dilatan los bronquios (en caso de COVID-19 los vahos no están indicados) y facilitan la salida de la mucosidad.

Ayuda en el tratamiento de la celulitis

El alcohol de romero es un buen aliado para combatir la celulitis por las propiedades tonificantes del alcaloide rosmaricina y los ácidos carnósico y rosmarínico, que favorecen el flujo linfático, y el ácido clorogénico, que ataca la celulitis. También ayuda a mantener la elasticidad de la piel y a combatir la flacidez. Por supuesto, no cabe esperar milagros, el alcohol de romero es una herramienta más, junto con buenas dosis de ejercicio físico y con una dieta sana y equilibrada.

Combate la pérdida del cabello

Si se emplea alcohol de romero directamente sobre el cuero cabelludo puede favorecer la actividad del folículo capilar e impulsar el crecimiento del cabello.

El alcohol se puede aplicar tal cual con un buen masaje o también se pueden emplear lociones y champúes enriquecidos con romero.

¿Cómo se prepara el alcohol de romero en casa?

Para uso externo se suele utilizar el romero macerado en alcohol. Esta aplicación se usa para combatir la celulitis, para hacer friegas en músculos doloridos y también para fomentar la circulación sanguínea en las piernas cansadas y/o afectadas por varices, entre otras aplicaciones.

Ingredientes:

  • 250ml de alcohol etílico de farmacia con más de 90º.
  • 50 gramos de hojas frescas de romero (es importante que las hojas estén frescas para beneficiarse al máximo de sus principios activos).
  • Una botella de cristal oscura, pero translucida y con tapa.
  • Una botella de cristal opaco.

Elaboración:

  1. Introduce las hojas de romero en la botella y luego cúbrelas con el alcohol.
  2. Tapa la botella, colócala en un lugar oscuro y deja que macere durante 15 días.
  3. Transcurrido el tiempo, pasa la mezcla por un filtro o colador fino a una botella de cristal opaco.
  4. Guárdala en un lugar alejado de cualquier fuente de calor, pues es fácilmente inflamable.

¿Cómo se aplica el alcohol de romero?

Se toma una pequeña cantidad, la que cabe en el hueco de la palma de la mano, y se extiende suavemente sobre la zona afectada. A continuación se pasan las manos, realizando fricciones de modo que se sienta calor en la zona.

Puede aplicarse 3 o 4 veces al día. Después hay que lavarse las manos con agua y jabón.

Contraindicaciones del uso del alcohol de romero

  • Está prohibido el consumo del alcohol de romer por vía oral, ya que dañaría los órganos digestivos.
  • Se debe detener la aplicación tópica del alcohol si aparece cualquier tipo de enrojecimiento o irritación de la piel.
  • No deben usarlo personas con problemas de psoriasis, dermatitis o eccemas, porque podría empeorar los cuadros.
  • No hay que emplearlo sobre heridas abiertas o ulceraciones.
  • No debe ser usado por mujeres en estado de gestación ni en periodo de lactancia.
  • No se debe aplicar en niños menores de 7 años.
  • Es importante mantenerlo fuera del alcance de bebés y de niños pequeños para evitar el riesgo de ingestión o de que se produzca algún accidente (por ejemplo, que entre en contacto con los ojos).

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?