Efecto digestivo

4 plantas para que descanse tu estómago tras un empacho

Jordi Cebrián

Si te pasas comiendo siempre te quedará sitio para estas plantas que ayudan a aligerar y desempachar.

1 / 4

1 / 4

1. El agracejo

El agracejo (Berberis vulgaris) contiene un principio activo muy amargo, la berberina, que le confiere virtudes antiespasmódicas, coleréticas y depurativas.

Es un excelente tónico digestivo, combate la pesadez estomacal y los espasmos gastrointestinales, además de potenciar la función de filtraje del sistema hepatobiliar.

Puedes tomarlo en infusión o decocción junto con otras hierbas digestivas como la manzanilla o el anís, una taza tras cada comida, pero también en polvos o en tintura.

2 / 4

2. Boldo

El boldo (Peumus boldus) es digestivo, colerético, antiinflamatorio y hepatoprotector.

Se utilizan las hojas, las puedes tomar en infusión, hasta 3 tazas diarias tras comer; y en extracto líquido o tintura.

Puede incluso aliviar la migraña por indigestión, aunque debe evitarse en el embarazo.

3 / 4

3. Achicoria

La achicoria (Cichorium intybus) ayuda al hígado y la vesícula a filtrar.

Se utilizan las raíces y las hojas, las puedes tomar en decocción, con ajedrea o manzanilla, 1 taza después de comer; o en jarabe.

4 / 4

4. Santolina

El abrótano hembra o santolina (Santolina chamaecyparissus) es antiespasmódica, carminativa, antiflatulenta y antiinflamatoria. Es capaz de calmar los espasmos, la acidez, la pesadez estomacal, las náuseas y los gases.

Se utilizan los capítulos florales, que puedes tomar en infusión mixta, 3 vasos al día, tras las comidas.

El anís verde (Pimpinella anisum) tiene las mismas propiedades y además aporta un sabor agradable.

Artículo relacionado

infusión-empacho

Infusión para aliviar el empacho o la indigestión

Un efecto tónico sobre el sistema digestivo

El empacho es una indigestión causada por comer mucho o rápido, o por abusar de comidas poco sanas o muy pesadas. Puede provocar pesadez estomacal, acidez, espasmos gastrointestinales, gases o diarrea, pero también estreñimiento, dolor de cabeza, fatiga y vómitos. En casos agudos, incluso cólico biliar.

La fitoterapia te ofrece soluciones para aliviar estos síntomas. Sobre todo, puedes encontrar un gran aliado en las plantas amargas, que estimulan el hígado y resultan muy útiles contra el empacho.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?