Calzado sostenible

Cómo limpiar la sandalias de corcho y cuero

Las sandalias con tiras de cuero y plantilla preformada de corcho son un emblema del calzado veraniego más natural. Aquí puedes descubrir cómo se pueden limpiar con productos naturales que se encuentran en la cocina para que luzcan como nuevas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

En verano, tus pies están felices en un calzado abierto. Pero si usas sandalias durante mucho tiempo, en algún momento surge la pregunta de cómo limpiar las plantillas de cuero que se han quedado grasosas y las cintas de sujeción que se han ido ensuciando.

Limpieza de la plantilla

La plantilla de corcho de las sandalias tradicionales están forradas con una fina capa de ante, mientras que los modelos veganos están cubiertas con microfibra.

Ambos tejidos se pueden limpiar de la misma forma con una pasta de bicarbonato de sodio, que absorbe la grasa, la suciedad y los olores. Para elaborar esta pasta necesitas:

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de agua
  • 3 gotas de lavavajillas

Después de limpiar las sandalias necesitas lo siguiente para mantener el material flexible:

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de agua
  • 1 cepillo de dientes viejo
  • 1 trapo
  • 1 toalla de cocina vieja
  • Un poco de papel de lija de grano muy fino

Para limpiar la plantilla:

  1. Prepara la pasta de limpieza mezclando los ingredientes en un tazón.
  2. Extienda la pasta en la plantilla y con un cepillo de dientes viejo humedecido cepilla toda la superficie durante varios minutos. Si la pasta se seca demasiado, humedece el cepillo de dientes.
  3. Deja actuar la pasta de limpieza hasta que esté seca. Una vez que se haya secado, frota la superficie de la plantilla con un paño húmedo. Puedes ir aclarando el paño con agua. Finalmente trata de absorber la mayor cantidad de humedad posible con una toalla de cocina vieja.
  4. Para el cuidado posterior del material, diluye vinagre de manzana con agua y vuelve a fregar la plantilla limpia con el cepillo de dientes. Esto devuelve el valor de pH al ambiente ácido, de modo que la grasa y los taninos ligados al cuero se retienen y el material permanece flexible. Por otro lado, las fibras de la gamuza se vuelven a enderezar, ya que se aplanaron durante la limpieza. Las sandalias veganas tienen una plantilla de pelo de microfibra y no necesitan este cuidado.
  5. Deja secar las sandalias al aire libre en un lugar cálido, pero no directamente bajo el sol del mediodía porque existe el riesgo de que el material se vuelva quebradizo, se agriete o incluso se rompa. Para acelerar un poco el proceso, mete papel de periódico arrugado en las sandalias.
  6. Después de que la plantilla se haya secado, vuelve a cepillar el material con un cepillo para gamuza o un papel de lija fino, que eliminará las últimas adherencias rebeldes y dejará un tacto suave.

Artículo relacionado

Productos de limpieza naturales hechos en casa

13 productos de limpieza naturales que puedes hacer en casa

Limpiar la parte superior de las sandalias

El material superior de las correas de este tipo de sandalias está hecho de cuero o de un sustituto sintético del cuero. Dependiendo del tipo de cuero, la limpieza y el cuidado son diferentes. Primero, abre todas las hebillas para que sea más fácil llegar a todas las partes.

Cuero liso limpio

Las sandalias hechas de cuero liso son muy fáciles de cuidar. Unas gotas de vinagre en agua tibia son suficientes. Humedece un paño con la mezcla y quita la suciedad del material.

Después del secado se recomienda un cuidado graso para que el cuero permanezca flexible. Para ello se puedes aplicar aceite de oliva sobre el material con un paño de algodón sin pelusa.

Mantener el cuero nobuck

Debido a la acumulación de polvo, las sandalias de corcho hechas de cuero nobuck se vuelven opacas con el tiempo. En este caso, es útil cepillar el polvo y la suciedad.

El nobuck también se puede limpiar con una mezcla de vinagre y agua que lo lava y lo mantiene ácido. Procede como se describe en el párrafo sobre cuero liso y vuelve a cepillar el cuero después de que esté seco.

Para zonas rebeldes en las correas de cuero nobuck, disuelve un poco de detergente suave y repite la limpieza con el cepillo de dientes. Las fibras del cuero se pueden volver a raspar cuidadosamente con papel de lija de grano fino.

Si tienes manchas en el cuerpo puedes usar almidón de maíz. Espolvorea la mancha con almidón, déjelo actuar unos minutos y luego cepilla con suavidad para quitar los restos de almidón.

Charol limpio

Las correas de charol están fabricadas en piel lacada o laminada que, gracias a su superficie lisa como un espejo, apenas es susceptible a la suciedad y se puede limpiar fácilmente con un paño de algodón húmedo con movimientos circulares.

Cuero vegano

El cuero artificial es similar al charol y tienen requisitos de cuidado diferentes a los del cuero real. Se pueden limpiar fácilmente con un paño húmedo de microfibra. Si esto no es suficiente, se puede aplicar un poco de lavavajillas.

Cuidado de la suela

Las suelas de estas sandalias están hechas de plástico (poliuretano) o goma y, por lo tanto, como el cuero artificial, se pueden limpiar muy fácilmente con un paño húmedo.

Si las suelas tienen un perfil profundo o son blancas, prueba el mismo método que usaste para limpiar la plantilla: emplea agua, bicarbonato de sodio, detergente líquido y un cepillo de dientes viejo para acabar con las manchas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?