Plantar espinacas: los trucos de experta para sembrarlas y cultivarlas con éxito incluso en maceta

Si quieres cultivar plantas de espinaca, puedes hacerlo tanto en un huerto con terreno como en maceta. Ir cosechando sus hojas frescas para las ensaladas es un lujo y un placer.

plantar espinacas
iStock

Durante años se creyó que la espinaca era una excepcional fuente de hierro. Realmente lo aporta, pero no tanto como en su día se creyó. En cualquier caso, el cultivo de la espinaca bien vale la pena, por su hierro y por sus muchos otros nutrientes.

Sí conviene saber que el crecimiento saludable de las espinacas se ve favorecido por las bajas temperaturas. En la mayor parte de la península ibérica, su cultivo va de otoño a primavera, salvo en las zonas frías, donde se cultiva de primavera a otoño. Su punto débil es el calor, que hace que se espiguen.

sembrar espinacas: cuándo y cómo hacerlo

Antes de la siembra de las espinacas (Spinacia oleracea), conviene poner en remojo las semillas un par de horas. Además de hidratarlas, podrás detectar las que no son viables, ya que flotarán en el agua.

  • Prepara el suelo con rastrillo hasta dejarlo liso y mullido. 
  • Siembra al voleo a una profundidad de 1- 2 cm o en líneas separadas unos 20 cm entre sí.
  • Ten paciencia, ya que las semillas pueden tardar algo más de 20 días en germinar.
  • Una vez aparezcan las primeras hojitas, espera 2-3 semanas y haz un raleo, retirando las que estén muy juntas y dejando 5-10 cm entre espinacas.
  • También puedes sembrar en semillero y trasplantar al bancal cuando las plantitas tengan 3 o 4 pares de hojas.

eliminar las hojas enfermas de las plantas de espinaca

Mira con regularidad y detenidamente el estado de las hojas de las espinacas. Conviene ir retirando las hojas enfermas que presenten tonalidades pardas, amarillas o manchas oscuras.

Al quitar las hojas en mal estado, mejoras la ventilación de la planta de la espinaca, estimulas el crecimiento y eliminas patógenos que pudieran atacarla. Haz estos cortes con tijeras limpias.

Cómo reproducir las espinacas

Las plantas de espinaca pueden ser femeninas, masculinas o hermafroditas. Las femeninas y las hermafroditas producen semillas. Todas tienen un tallo muy corto que sostiene una roseta compacta de hojas que se alarga en la floración. Las hojas de plantas femeninas son las más grandes y redondeadas.

La polinización es anemófila: el polen es transportado por el viento.

Para producir semillas basta con dejar que suban a flor 5 o 6 plantas.

Cuándo cosechar las espinacas

En unos 60-90 días, las espinacas alcanzan buen tamaño. Puedes comenzar seleccionando y cortando las hojas grandes, de fuera adentro, y seguir recolectando 1 o 2 meses más. 

No retires hojas después de regar, pues estarán turgentes y tenderán a romperse.

Otra opción es esperar a que la planta se desarrolle y cosecharla entera.

plagas de la espinaca

Fíjate en las hojas de la planta para ver qué está atacando a tus espinacas:

  • Si las hojas están comidas desde el centro al borde de la lámina, seguro que han sido babosas o caracoles los que la han atacado.
  • Si las ves crispadas, en cambio, al girarlas hallarás colonias de pulgones.

El control ecológico se centra en prevenir, pero ante daños graves puedes recurrir a soluciones sencillas:

  • La trampa de cerveza es eficaz con caracoles y babosas, porque aman el olor de la malta fermentada. Entierra un vaso cerca de las plantas dañadas y llénalo de cerveza. A la mañana siguiente encontrarás dentro a los responsables de los daños.
  • El jabón potásico actúa por contacto eliminando la capa cerosa que protege a los ácaros, disecándolos. Aplica una solución líquida en spray directamente sobre las colonias de pulgones.

Cuidados básicos de las espinacas

Estas son las claves para que tus espinacas crezcan sanas:

  • Suelo: mejor profundo, rico en materia orgánica y que drene bien. Sufre en suelos arcillosos y compactos. También crece en macetas profundas, con sustratos ricos en materia orgánica.
  • Luz: tolera la sombra, la humedad y las heladas débiles.
  • Riego: debe ser frecuente y regular. Evita mojar las hojas.
  • Asociaciones: le gustan ajos, puerros y cebollas de verdeo.

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?