Frases para madres

15 frases bonitas para el día de la madre

Las madres mueven el mundo. La madres son inspiradoras. Estas frases bonitas para madres ideales para compartir nos hacen reflexionar sobre el papel de estas mujeres en nuestras vidas y en la sociedad.

Sira Robles
Sira Robles

Periodista especializada en salud, bienestar y ciencia.

Cada primer domingo de mayo se celebra en España el día de la madre, una fiesta en honor de las madres. No obstante, en otras partes del mundo esta festividad se celebra en otras fechas. Por ejemplo, una gran cantidad de países rinde tributo a las madres el segundo domingo de mayo. En otros lugares se hace coincidir el día de la madre con el día de la mujer o con el cuarto domingo de cuaresma. Una buena manera de reconocer el papel de las madres es dedicarles una frase bonita e inspiradora. 

Frases bonitas para madres

En este artículo recopilamos frases célebres de personajes históricos de la cultura, la política y las ciencias que nos hacen reflexionar sobre la importancia de las madres en la vida de las personas y en la sociedad en general. 

 

1 /5
FRASES  para madres. 1. “El amor de una madre es como la paz. No necesita ser adquirido, no necesita ser merecido.” (Erich Fromm)

1 / 5

1. “El amor de una madre es como la paz. No necesita ser adquirido, no necesita ser merecido.” (Erich Fromm)

2. “El corazón de una madre es un abismo profundo, en cuyo fondo siempre encontrarás el perdón.” (Honore de Balzac)

3. “Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.” (José Martí)

Fotografía: Pexels
FRASES  para madres2. 4. “Ser madre es un ejercicio constante de empatía y paciencia infinita.” (Esther Vivas)

2 / 5

4. “Ser madre es un ejercicio constante de empatía y paciencia infinita.” (Esther Vivas)

5. “Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre.” (Abraham Lincoln)

6. “Jamás en la vida encontraréis ternura mejor y más desinteresada que la de vuestra madre.” (Honoré de Balzac)

Fotografía: Pexels
FRASES  para madres4. 7. ​“La fuerza de una madre es más grande que las leyes de la naturaleza.” (Barbara Kingsolver)

3 / 5

7. ​“La fuerza de una madre es más grande que las leyes de la naturaleza.” (Barbara Kingsolver)

8. “¿Cómo no amarte, madre, si me enseñaste a hablar tu lengua? ¿Si soy viento nacido de tu roca?” (Gonzalo Rojas)

9. “El niño reconoce a la madre por la sonrisa.” (Leon Tolstoi)

Fotografía: Freepik
FRASES  para madres5. 10. “Una madre siempre piensa dos veces, una por sí misma y otra por su niño.” (Sophia Loren)

4 / 5

10. “Una madre siempre piensa dos veces, una por sí misma y otra por su niño.” (Sophia Loren)

11. “Los brazos de una madre están hechos de ternura y los niños duermen profundamente en ellos.” (Víctor Hugo)

12. “El único amor que realmente creo en el amor de una madre por sus hijos.” (Karl Lagerfeld)

Fotografía: Freepik
FRASES  para madres3. 13.  “Madres, en vuestras manos tenéis la salvación del mundo.” (León Tolstoi)

5 / 5

13. “Madres, en vuestras manos tenéis la salvación del mundo.” (León Tolstoi)

14. “Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más.” (Madre Teresa de Calcuta)

15. “En nuestra sociedad falta un empoderamiento de la madre, porque las madres tienen el poder de transformar el mundo a través del vínculo con sus hijos.” (Andrea Zambrano)

Fotografía: Pexels

Frases y textos del escritor Roy Galán dedicadas a las madres

  • Frases para los hijos que descuidan a sus madres

No te avergüences de tu madre.
De su ropa o su pelo o su incapacidad para entender algo.
No le hables mal.
No la desprecies.
Sé generoso o generosa con ella.

Porque ella dejó de dormir por ti.
Ella te cuidó cuando tú no podías cuidarte.
Te posibilitó la vida.
Porque sin ella hubieras muerto.
No estarías aquí.

No te acostumbres a tu madre.
A que esté pendiente.
A que te haga algún favor.
A que haga de niñera de tus hijos e hijas.

No pierdas tu tiempo junto a ella estando enfadado.
Porque un día tu madre no va a estar.
O tú.
Un día la vas a echar de menos.
Muchísimo.

Y lo que más vas a querer hacer es volver a verla y decirle muchas cosas.
No te quedes con todas esas cosas dentro.
No esperes a que sea tarde.
Porque ahora es lo único que tenemos.

Ahora puedes pedir perdón.
Ahora puedes agradecer.
Y ahora puedes decir: "Te quiero, mamá".

Las madres no son esclavas.
No tienen que hacerte en nombre del amor lo que tú también puedes hacer.
Las madres no están vivas por ti.
Tampoco lo están para ti.

Las madres son, antes que madres, mujeres.
Tienen miedos, dudas y deseos.
No son perfectas y pueden contradecirse.
Porque las madres están vivas.

Artículo relacionado

Aunque las responsabilidades las aplasten.
Todas esas niñas que fueron.
Que soñaban con cientos de cosas.
Siguen aquí.
Continúan dentro de ellas.

Las madres no han venido a servirte.
No han venido a cuidar.
Han venido a existir sin que nadie las juzgue como malas madres por seguir pensando en ellas.
Las madres han de seguir teniéndose en cuenta a sí mismas.

Porque solo van a tener esta oportunidad.
Igual que tú.

¿Cuántas veces delegaste cosas en tu madre?
¿Cuántas veces la dejaste sin tiempo para sí misma?
¿Cuántas cosas le has pedido y cuántas le has dado?

Las madres no son cosas.
No son fantasmas para hablarles así.
Ni para tratarlas de esa manera.

Artículo relacionado

Porque las madres lo que hacen generosamente es cederte un trozo de su lugar en este planeta.
Para que tú puedas amar.
Recuerda que un día tú no estarás.
Tampoco ella.

Y hoy.
Ahora.
Si la quieres.
Todavía se lo puedes demostrar.

  • Frases para las madres que solo miran por sus hijos

Una de las cosas más importantes de ser madre es no olvidarte nunca de ti.
De la mujer que fuiste.
De la que eres.
Y de la que quieres ser.

Una de las cosas fundamentales a la hora de ser madre es saber pedir ayuda.
Cuando ya no puedes más.
Porque no poder más no te convierte en una mala madre.
Te convierte en humana.

Porque si te lo tragas todo, si anulas tus deseos, si sacrificas absolutamente tus días y noches, si te quedas vacía, si te evaporas con las últimas gotas de agua en un cuenco al sol, entonces te habrás perdido.
Porque algo tiene que quedar de ti.
De la niña que bailaba delante del espejo.

De la que recogía un premio imaginario y alzaba el bote de champú.
De esa a la que le gustaba quedarse despierta leyendo hasta el amanecer.

Una de las cosas más importantes de ser madre es hacerle entender a tus hijos e hijas que no eres su esclava.
Que tu única función en el mundo no es estar con ellos y ellas.
Que tienes miedo y te duelen cosas.
Que sigues soñando.

Que eres imperfecta, como todos y todas, pero lo intentas.
Que necesitas tu tiempo para ti, tu espacio para ti.
Que tus amores son tuyos.

Y aunque seas madre.
También eres libre.
También has de ser muchas más cosas.

Porque no puedes pasarte la vida cuidando.
Cuidando de tus hermanos y hermanas cuando eran pequeños.
De tus hijos e hijas.
De tu novio.
De tu padre y de tu madre cuando son mayores.

No puedes estar siempre preocupada por los demás.
¿De ti quién se preocupa?
¿A ti quién te cuida, niña?
Una de las cosas más importantes de ser madre es lograr conservar el amor por ti misma.
Es crecer con la maternidad.

Es reclamar tu lugar aquí.
Un lugar al que no vas a volver.
Y que te pertenece.
Como pertenecen las olas.
Al mar.

Artículo relacionado

Más frases inspiradoras...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?