Cómo hacer la calabaza de Halloween decorada paso a paso (tutorial con vídeo)

En Halloween es tradicional vaciar una calabaza e iluminarla por dentro a modo de "farolillo". Te contamos cómo puedes hacer esta calabaza de Halloween y de qué manera aprovechar su relleno.

Cargando vídeo: Cómo hacer una calabaza de Halloween paso a paso

Cómo hacer una calabaza de Halloween paso a paso

Tallar calabazas es una de las tradiciones más conocidas de Halloween. Aunque esa una tradición típica de Estados Unidos, cada vez más países de todo el mundo la celebran y España no es una excepción. Así que si este año vas a celebrar Halloween en tu casa no debe faltarte una calabaza de Halloween decorada. Pero lo más sostenible no es comprarla sino hacerla en casa de forma tradicional. En este artículo te explicamos la forma más fácil de tallar tu calabaza. 

Calabazas de Halloween: el origen

El origen de esta tradición proviene de Escocia e Irlanda donde existe la leyenda de que un granjero logró engañar al diablo y este le prometió que nunca lo iría a buscar. 

Según la leyenda, cuando al morir el granjero su entrada al cielo le fue denegada le suplicó al diablo que le aceptase. Sin embargo, el diablo le condenó a deambular por los caminos del purgatorio en total oscuridad. Según la historia, el granjero le pidió una luz y el diablo le dio una brasa. El granjero cogió un nabo, lo recortó y metió la brasa. Así es cómo logró iluminar los oscuros caminos del purgatorio. 

De ahí nació la tradición de colocar nabos en las ventanas de las casas para ahuyentar al diablo durante la noche de Halloween. Sim embargo, cuando esta tradición llegó a Estados Unidos de la mano de los inmigrantes irlandeses, al haber un exceso de calabazas allí, se cambió el nabo por la calabaza. 

Cómo hacer una calabaza de Halloween: paso a paso

1 /5
00271033 01

1 / 5

Fotografía: Gtres/Stockfood

1. Dibujar el hueco de la calabaza de Halloween

Te recomendamos que laves bien la calabaza antes de empezar y la seques con un trapo. A continuación, dibuja en la parte superior de la calabaza un cerco alrededor del tallo de la calabaza. Debe ser suficientemente amplio para poder vaciarla con facilidad después. 

00271033 02

2 / 5

Fotografía: Gtres/Stockfood

2. Cortar la parte superior de la calabaza de Halloween

Coge un cuchillo y clávalo sobre la línea que acabas de dibujar. Ve cortando con el cuchillo la calabaza siguiendo la línea dibujada. Hazlo lentamente para no cortarte. No cortes en recto hacia abajo: el cuchillo debe estar un poco inclinado (como si estuvieses haciendo el agujero de un volcán). Así luego la tapa que retires se aguantará sobre la calabaza. 

Si vas a preparar la calabaza con niños, es mejor que el adulto se encargue de usar el cuchillo. Los pequeños se pueden encargar del resto de tareas y lo disfrutarán mucho. 

00271033 03

3 / 5

Fotografía: Gtres/Stockfood

3. Cómo vaciar una calabaza de Halloween

Una vez hayas recortado la parte superior de la calabaza, estira del tallo hasta retirar este trozo de calabaza. Quedará un orificio en la parte superior de la calabaza. Utiliza una cuchara para retirar la carne de la calabaza y las pipas de calabaza. Todo lo que retires ve depositándolo en un bol para después poder hacer una deliciosa crema de calabaza con ello, o para secar las pipas de la calabaza.

Retira bien todo el interior, rascando levemente con la cuchara las paredes internas de la calabaza para eliminar bien toda la carne de la calabaza. Que quede bien "limpia". 

00169438 02

4 / 5

Fotografía: Gtres/Stockfood

4. Cómo dibujar una calabaza de Halloween

Una vez vaciada la calabaza, ha llegado el momento de ponerse creativos. Coge el rotulador y pinta los ojos, la nariz y la boca. Lo más sencillo es dibujar dos triángulos isósceles (con la base mirando hacia abajo) como ojos y otro como nariz. La boca puedes hacerla desdentada para añadir un toque de terror. Puedes hacer una calabaza enfadada, sonriente o terrorífica...¡tú eliges!

Si te da miedo ponerte a pintar la calabaza porque no se te da muy bien el dibujo, puedes dibujar la calabaza primero en un papel, recortar los ojos, la nariz y la boca y pegar esta "plantilla" sobre la calabaza. Solo tendrás que reseguir esos huecos. 

00169438 04

5 / 5

Fotografía: Gtres/Stockfood

5. Cómo decorar una calabaza de Halloween

Una vez que el dibujo está listo, puedes proceder a recortar los huecos de los ojos la nariz y la boca con el cuchillo. Puedes clavar el cuchillo en el centro de un ojo e ir recortando, puesto que con este trozo interior no vas a hacer nada. Retira el trozo de calabaza que se haya desprendido. Repite la operación con el otro ojo, la nariz y la boca. 

Una vez tengas los orificios recortados, puedes colocar dentro de la calabaza una vela y taparla con la tapa que previamente habías retirado. Coloca la calabaza en un lugar seguro. También puedes usar esta calabaza para preparar un plato terrorífico. Consiste en rellenarla de salsa guacamole de modo que esta salga por la boca. ¡Uhhhh!

La calabaza aguanta varios días sin problema. Si observas que se genera moho o cambia de color, ha llegado el momento de deshacerte de ella.

Cena de Halloween

¿Vas a preparar una cena de Halloween? No te pierdas estos artículos con recetas de Halloween que te van a encantar.

8 recetas de Halloween veganas, fáciles y deliciosas

3 ideas para una cena de Halloween vegana

3 recetas de Halloween con calabaza para hacer con los niños

aprovechar la pulpa de la calabaza de Halloween: recetas

Si quieres aprovechar la calabaza, toma nota de estas fabulosas recetas que encantarán a los más pequeños. 

Flan de calabaza de colores: receta

4-6 personas
Tiempo de cocinado: 1 h 10 min

Ingredientes

  • 350 g de calabaza
  • 1 zanahoria
  • 350 g de lombarda
  • 350 g de espinacas tiernas
  • 1 cebolla grande
  • 3 huevos medianos
  • 200 ml. de nata de avena (o de soja) 
  • Vinagre de vino blanco
  • Una ramita de tomillo
  • Nuez moscada recién rallada
  • Unas cucharadas de pisto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina
  • Pimienta negra recién molida

Preparación:

  1. Pela, ralla y pocha la cebolla en aceite de oliva durante 8´ aprox. Resérvala.
  2. Pela la zanahoria y la calabaza; lávalas, cortalas a trozos iguales y sofríelas durante 5 min. Cubre las verduras con un poco de agua, deja que se cocinen durante 15 min. y escúrrelas. Una vez escurridas añádeles un tercio de la cebolla, nuez moscada recién molida, las salpimientas y las trituras. 
  3. Lava, trocea y saltea las espinacas hasta que se evapore el agua que sueltan.
  4. Condiméntalas con un poco de sal y pimienta negra y tritúralas con la mitad de la cebolla restante. 
  5. Limpia, lava y trocea la col lombarda. Cuécela durante 15 min. en agua con sal y 1 cucharadita de vinagre y escúrrela. Saltéala durante unos minutos en aceite de oliva, salpimienta y tritura con la cebolla restante.
  6. Bate los huevos con la nata de avena y añade un poco de sal y pimienta.  Divide esta crema en 3 partes iguales, agrégala a cada uno de los purés por separado y lo remueves bien para que quede una mezcla uniforme. Engrasa unas flaneras con aceite y rellénalas con las diferentes mezclas. 
  7. Introduce los flanes en un horno precalentado a 180 ºC y deja que se cocinen, al baño maria y tapados, durante 15 minutos. Déjalos enfriar.

Cuando estén fríos los desmoldas y los sirves decorados con el pisto y unas hojitas de tomillo.

Tarta especiada de calabaza

10 personas

Tiempo de cocción: 45 min

Ingredientes

  • 250 g de pulpa de calabaza
  • 3 huevos
  • 200 gr. de azúcar integral
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • 70 ml de aceite de oliva suave
  • 250 g de harina de espelta integral
  • 10 g de levadura en polvo
  • Mantequilla
  • Miel de flores

Preparación:

  1. Casca los huevos separando las claras de las yemas. Monta las primeras con la mitad del azúcar, utilizando unas varillas eléctricas, hasta que estén a punto de nieve bien firme.
  2. Bate las yemas con el azúcar restante hasta que estén cremosas. Agrega la canela, el cardamomo y mézclalo. Vierte el aceite en un hilo, removiendo sin parar, hasta que se integre bien.
  3. Añade 250 g de harina de espelta tamizada junto con la levadura, y continua batiendo. 
  4. Pasa la calabaza por un rallador de agujeros finos e incorporar también. Por último, agrega las claras montadas, con movimientos envolventes para que no pierdan volumen. Mezcla suavemente con una espátula hasta que consigas una pasta homogénea.
  5. Precalienta el horno a 180ºC. Engrasa con una nuez de mantequilla un molde redondo de unos 20 Cm. de diámetro y espolvoréalo con la harina que queda.
  6. Vierte la masa en el molde y hornea el bizcocho durante 40 minutos aprox. o hasta que al introducir un palillo en el centro este salga limpio. Esperara que se temple para desmoldarlo y lo dejas sobre una rejilla hasta que se enfríe.
  7. Colocar la tarta en una fuente y regarla con un hilo de miel. Servirla en seguida, cortada en porciones.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?