Terroríficas pero fáciles y saludables

3 recetas de Halloween con calabaza para hacer con los niños

En Halloween a los niños les encantará hacer recetas con calabaza. Aquí tienes tres ideas fáciles y divertidas para disfrutar haciéndolas ¡y comiéndolas!

Marketa Kadlecova
Marketa Kadlecova

Food Coach y nutricionista certificada

En octubre, tiendas y escaparates se llenan de calabazas, monstruos y personajes como fantasmas, esqueletos y brujas. Y los niños empiezan a hablar de lo que se van a vestir en las fiestas de Halloween. Se ponen a pintar telas de araña y a pedirnos que compremos una calabaza para hacer una cara. Por mucho que a nosotros, como padres, nos extrañe esta fiesta y la forma de celebrarla, la verdad es que a los niños les encanta.

Así que, nos guste o no esta celebración, lo cierto es que Halloween es una muy buena excusa para hacer manualidades con los peques y para experimentar y jugar en la cocina preparando ricas recetas de Halloween con la reina de la temporada: la calabaza.

Aquí tenéis tres juguetonas y divertidas recetas con calabazapara preparar en la fiesta de Halloween o, por qué no, en cualquier otro día de otoño.

En estas dos primeras recetas de Halloween hay que hacer primero un puré de calabaza. El puré que te sobre lo puedes usar en repostería, para hacer un batido, añadir a hummus, cremas de verdura o salsas.

Receta de Halloween para ninos: mousse de chocolate con calabaza
Stockfood

1. Lápidas sobre mousse de chocolate

Preparación: 10 minutos + 45 de cocción de la calabaza

Unos vasos divertidos que parecen un cementerio, pero que esconden un mousse de chocolate irresistible. Este postre le encantará a los niños.

La mousse es muy fácil de hacer. Se prepara simplemente en una batidora y, además de ser rico en proteína, contiene un ingrediente secreto: la calabaza.

Ingredientes (4 raciones):

  • 150 g de chocolate 70%
  • 150 ml de puré de calabaza
  • 200 g de tofu sedosos o queso tipo ricotta u otro queso tipo crema
  • 3 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para decorar:

  • 4 galletas de chocolate (tiene que ser de color oscuro tipo tierra)
  • 4 galletas tipo maría ovaladas
  • gusanos o calabazas pequeñas de juguete

Preparación:

  1. Primero hay que hacer un puré de calabaza. Para ello, corta 1 calabaza tipo cacahuete por la mitad a lo largo. Rocía con un poco de aceite, coloca sobre una bandeja para el horno con el corte para abajo y cocina a 200 grados unos 40-45 minutos hasta que está blanda.
  2. Deja enfriar, desecha las semillas y, con ayuda de una cucharada, extrae la pulpa. Tritura en una batidora y guárdalo, máximo 5 días, en la nevera.
  3. A la hora de hacer el postre, derrite el chocolate a baño maría y prepara las decoraciones.
  4. Desmiga las galletas de chocolate. Lo más fácil es colocarlas en una bolsa y triturar con un vaso. Reserva.
  5. Coloca las otras cuatro galletas tipo maría sobre un plato. Llena on 2 cucharadas del chocolate derretido una pequeña manga pastelera (o en su defecto una bolsa de plástico pequeña, cortándole luego la punta) y decora las galletas. Puedes hacer caras de fantasmas o escribir RIP.
  6. Escurre bien el tofu y prepara la mousse. Para ello, coloca el resto del chocolate, el puré de calabaza, el tofu y la vainilla en una batidora de vaso y tritura hasta obtener una crema suave. Comprueba el sabor y añade más endulzante si quieres un sabor más dulce o un par de cucharadas de cacao en polvo para un sabor más intenso.
  7. Rellena 4 vasos con la mousse y reparte las migas de galletas por encima de la mousse cubriendo toda la superficie, como si fuera tierra. Introduce en cada vaso 1 galleta tipo maría. También puedes decorar con gusanos de juguete o gominolas, huesos o calabazas pequeñas para completar el aspecto de miedo…

Artículo relacionado

mesa-halloween

3 ideas para una cena de Halloween vegana

2. Magdalenas de calabaza con arañas

Preparación: 15 minutos - Cocción: 25 minutos

Unas magdalenas muy jugosas y fáciles de hacer que, con un simple truco, podemos convertir en un postre diferente.

Ingredientes (12 magdalenas):

  • 2 cucharadas de lino molido
  • 225 g de harina de trigo integral
  • 4 cucharaditas de polvo para hornear
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de canela
  • 250 g de azúcar panela
  • 120 ml de aceite vegetal
  • 250 ml de puré de calabaza
  • 60 ml de bebida vegetal
  • 100 g de pepitas de chocolate

Para decorar:

  • 100 g de chocolate negro o blanco
  • 12 moras o bombones de chocolate o 12 arañas de juguete

Preparación:

  1. Primero hay que hacer un puré de calabaza. Corta 1 calabaza tipo cacahuete por la mitad a lo largo. Rocía con un poco de aceite, coloca sobre una bandeja para el horno con el corte para abajo y cocina a 200 grados unos 40-45 minutos hasta que está blanda.
  2. Deja enfriar la calabaza una vez asada, desecha las semillas y con ayuda de una cuchara extrae la pulpa. Tritura en una batidora y guarda hasta 5 días en la nevera. De una calabaza mediana debería salir unos 300-400 ml de puré.
  3. A la hora de preparar las magdalenas, precalienta el horno a 180 grados. En un bol pequeño mezcla el lino molido con 6 cucharadas de agua y deja reposar para formar un gel.
  4. En un bol mezcla la harina, el polvo para hornear, la sal, la canela y el azúcar.
  5. En otro bol mezcla el aceite, el puré de calabaza, la bebida vegetal y el huevo de lino. Añade a la harina y mezcla bien. Incorpora las pepitas de chocolate y mezcla.
  6. Rellena los moldes para las magdalenas y hornea a 180 grados unos 25 minutos. Deja enfriar.
  7. Para decorar las magdalenas, derrite el chocolate blanco al baño maría. Rellena una manga pastelera pequeña (o una bolsa de plástico pequeña y corta una punta) y decora las magdalenas en forma de telas de arañas.
  8. Pinta unos ojos con chocolate en las magdalenas y coloco encima las moras o bombones como si fueran arañas, o bien usa arañas de juguete de los niños.

Artículo relacionado

Fantasmas de merengue

8 recetas de Halloween veganas, fáciles y deliciosas

3. Ojos de la bruja (hechos con falafel de calabaza)

Preparación 20 minutos - Cocción: 50 minutos

Esta receta es ideal para un aperitivo, merienda o cena de miedo.

Puedes preparar la calabaza el día anterior para hacerlo más rápido y hacer doble cantidad y disfrutar en otra receta como puré, hummus o ensalada.

Ingredientes (4 raciones):

Para asar la calabaza:

  • 600 g de calabaza tipo potimarrón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón
  • sal

Para hacer los falafels:

  • la calabaza asada a dados
  • 1 cebolleta
  • 700 g de garbanzos en conserva
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de cilantro en polvo
  • 2 cucharadas de perejil
  • 2 cucharadas de cilantro fresco
  • 4-6 cucharadas de harina de trigo integral o copos de avena molidos
  • 1 cucharadita de sal

Para decorar:

  • queso para fundir vegano
  • aceitunas
  • salsa de tomate para servir

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 220 grados. Corta la calabaza en dados y coloca en una bandeja para el horno. Rocía con el aceite, sazona con sal y pimentón y hornea unos 25-30 minutos hasta que está cocida y se empiece a dorar. Deja enfriar.
  2. Para hacer los falafels, pela y pica la cebolla y el ajo. Lava bien y pica el perejil y el cilantro. Escurre bien los garbanzos.
  3. Coloca la calabaza en un bol y machaca con un tenedor.
  4. Añade los garbanzos y machaca con tenedor para obtener una masa con textura. Añade la cebolla, el ajo, sal, las especias y las hierbas y mezcla bien. Si la masa te queda demasiado blanda y no se puede moldear, añade un par de cucharadas de harina o avena molida. Deja reposar 20 minutos.
  5. Mójate las manos y forma bolitas.
  6. Rocía con aceite y hornea a 200 grados unos 20 minutos.
  7. Mientras se están haciendo, corta las aceitunas en rodajas y el queso en trozos.
  8. Saca los falafels del horno. Coloca encima de cada un trozo de queso y una rodaja de aceituna en forma de ojo, devuelve al horno y hornea 5 minutos más.

Puedes servirlos con salsa de tomate como aperitivo, colocar dos bolas dentro de un panecillo untado con salsa de tomate en forma de ojos, o hacer una comida poniendo los falafels encima de un plato de pasta.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?