Suplementos nutricionales

8 propiedades beneficiosas para la salud del hongo cordyceps

El cordyceps es un prodigio de la naturaleza con múltiples propiedades beneficiosas para la salud. Destaca su capacidad para aumentar el vigor físico.

Manuel Núñez
Manuel Núñez

Periodista especializado en salud y ecología

Cordyceps es un género de hongos de la familia Ophiocordycipitaceae que se alimenta de insectos y otros artrópodos a los que parasita.

Este hongo se desarrolla en las larvas de mariposas y polillas, que viven por encima de los 3.000 metros de altura en las praderas del Tíbet y provincias chinas de Sichuan, Gansu, Qinghai y Yunnan, en el Nepal, Bután y el Himalaya indio.

Cordyceps: un hongo medicinal extraordinario

El ciclo de vida del Cordyceps sinensis o Ophiocordyceps sinensis es asombroso: las orugas comen o inhalan sus esporas y estas se desarrollan en su interior, la oruga muere y el hongo acaba saliendo al exterior.

Desde el mes de abril a junio los recolectores recogen los pequeños cordyceps, aún adheridos a las larvas. Este trabajo es la principal fuente de ingresos para un buen número de personas.

Artículo relacionado

Cordyceps: para qué sirve

Curiosamente, en las regiones de origen el cordyceps no es excesivamente apreciado como remedio popular. Las pocas personas que lo consumen suelen tomarlo como un tónico en forma de bebida que se puede preparar de diferentes formas para mejorar la salud general, para aumentar la fuerza y ​​el vigor, y como afrodisíaco.

A menudo estas preparaciones se hacen con licor de cebada o arroz, donde se han dejado reposar algunos ejemplares de cordyceps durante varios meses. Los sherpas tibetanos, célebres por su resistencia física, son aficionados a estos brebajes.

El cordyceps en la medicina tibetana

En la medicina tradicional china y la del Tíbet, el cordyceps es un acreditado remedio afrodisiaco. En el Tíbet su prestigio ha ido aumentando con el tiempo, muy probablemente debido a la influencia china, y actualmente se considera un medicamento esencial.

La literatura médica tibetana describe el cordyceps como una medicina de sabor dulce y salado, con potencia untuosa y picante, que tiene las propiedades de aumentar la energía del cuerpo, restaurar la funcionalidad del semen y aumentar su producción.

Como es costumbre en la medicina tibetana, se toma en forma de pastillas donde el polvo de cordyceps se mezcla con más de diez plantas.

Cordyceps: propiedades según los estudios científicos

  1. Mejora la función sexual: Las propiedades del cordyceps se han investigado con los métodos científicos modernos. Los ensayos clínicos en humanos han demostrado la eficacia del micelio fermentado de C. sinensis para combatir la disminución de la libido y la virilidad.
  2. Potencia el rendimiento físico: Cordyceps puede aumentar la producción de trifosfato de adenosina (ATP), esencial para suministrar energía a los músculos. Esto puede mejorar la forma en que el cuerpo utiliza el oxígeno, especialmente durante la actividad física.
  3. Contra el cansancio y la debilidad: También produce una mejoría clínica significativa de la fatiga, la intolerancia al frío, el tinnitus (acúfenos) y la mala memoria.
  4. Antienvejecimiento: En los últimos años, se ha investigado el efecto del cordyceps en relación con la prevención del envejecimiento y la modulación de la actividad inmunitaria.
  5. Mejora el funcionamiento de los riñones: Algunos estudios con personas han mostrado que mejora la función renal, incluso en pacientes sometidos a trasplante.
  6. Podría ayudar a controlar la glucosa en sangre: Puede ayudar a prevenir y tratar la diabetes porque emula la acción de la insulina. El efecto se ha comprobado en estudios con animales. Los trabajos con personas son todavía insuficientes.
  7. Beneficioso para el corazón: el Cordyceps está aprobado en China para el tratamiento de la arritmia cardiaca, sobre todo la relacionada con enfermedad renal. El efecto es debido probablemente al contenido en adenosina, un compuesto natural que tiene efectos protectores sobre el corazón.
  8. Tratamiento complementario del cáncer: El potencial de ordyceps para retardar el crecimiento de tumores ha generado un gran interés en los últimos años. En estudios de laboratorio, se ha demostrado que inhibe el crecimiento de muchos tipos de células cancerosas humanas, incluidos los cánceres de pulmón, colon, piel e hígado. Por otra parte, en experimentos con animales se ha visto que puede mitigar los efectos secundarios asociados con las terapias contra el cáncer, como la leucopenia (disminución de los glóbulos blancos).

Artículo relacionado

Cómo se toma y contraindicaciones

Para tratar la debilidad general, se toma cordyceps una o dos veces al día siguiendo las instrucciones de dosificación del producto.

Generalmente la dosis es de 1 a 3 gramos al día, aunque en algunos trabajos se han administrado hasta 10 gramos. Para el mantenimiento de la salud, se puede tomar una o dos veces por semana. Los extractos concentrados se toman en cantidades más pequeñas.

En general, conviene seguir las recomendaciones ofrecidas por el fabricante.

En las cantidades recomendadas no se han detectado efectos secundarios o contraindicaciones reseñables. En cualquier caso, si se está tomando alguna medicación, siempre es recomendable consultarlo con el médico.

Artículo relacionado

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?