Kuzu, cómo tomarlo para sanar cuerpo y mente

Por sus propiedades, el kuzu ayuda a vivir las emociones con equilibrio y alivia molestias comunes como fiebre, dolor muscular o síntomas de la menopausia.

kuzu beneficios

Después de un día duro de trabajo, cuando todos se han ido a dormir, muchas personas –sobre todo mujeres, como yo– sienten que llega su hora mágica. Por fin estamos solas y empezamos a sentir lo que no nos hemos permitido durante el día. El kuzu (Pueraria lobata), una raíz de propiedades medicinales que durante siglos ha sabido aprovechar bien la medicina tradicional china, puede ser un gran remedio reconfortante para esos momentos, pues nos dará justo lo que necesitamos.

En esos momentos puede invadirnos una ola de desasosiego, una necesidad de un abrazo auténtico que nos haría sentir sostenidas… y nutridas. Más de una mujer, cuando se siente así, va a por leche con galletas o frutos secos y picotea.

Ha habido momentos en mi vida en los que he anhelado esa hora mágica y luego me ha sobrevenido la inquietud. Desde que descubrí el kuzu, cuando me ha ocurrido, me ha bastando con dedicar cinco minutos de cocina: he disuelto una cucharada de postre de kuzu en un vaso de zumo de manzana sin azúcar y lo he calentado a fuego lento, moviéndolo hasta que ha empezado a cambiar de textura… lo he mirado pensando que estoy cuidando mi yo emocional como mujer.

Me he sentado y lo he tomado con calma, a sorbitos, caliente. Al cabo de un rato mi medicina dulce ha empezado a hacer su efecto y he podido surfear mejor las olas de emoción que llegan….

Kuzu, beneficios en el botiquín natural y en la cocina

El kuzu es la raíz maravillosa de la planta Pueraria lobata. Maravillosa por sus cualidades y porque es una de las raíces más grandes del mundo: puede llegar a pesar 90 kg.

Para obtener el kuzu, la raíz se muele y la harina obtenida se lava con agua fría hasta que sale transparente. Después se seca y se deja reposar durante varias semanas.

En Japón y China se utiliza desde hace más de 2.000 años en la cocina y como medicina.

Incorporar el kuzu en el maletín de remedios caseros puede ser de gran utilidad para superar pequeños trastornos comunes. Es fácil de utilizar, el sabor es neutro, no posee efectos secundarios y puede sustituir a medicamentos como antigripales y analgésicos.

  • Combate la acidez de estómago, promueve las bacterias digestivas beneficiosas, desinflama el intestino y ayuda a cortar las diarreas.
  • En la medicina china se utiliza además para tratar los síntomas de menopausia, la diabetes, los resfriados con fiebre o tos y los dolores músculo-esqueléticos.
  • La dieta macrobiótica lo tiene entre sus productos preferidos por su neutralidad energética, ni muy yin, ni muy yang.

Los efectos ante los síntomas de menopausia –sobre todo a nivel mental y emocional– han sido confirmados por estudios científicos financiados por el gobierno de Japón y se explican por el contenido en isoflavonas (puerarina, daidzeína, miroestrol) que regulan los niveles de estrógenos. Estas isoflavonas son una alternativa muy poderosa al tratamiento con hormonas sintéticas.

Investigadores de la Universidad de Harvard han confirmado otra indicación tradicional: el tratamiento del alcoholismo sin efectos secundarios. Es eficaz para este fin aunque no se sabe todavía cómo consigue desactivar las ganas de consumir alcohol.

Podría seguir enumerando otros beneficios del kuzu: reduce la presión arterial, elimina dolores de cabeza y migrañas y puede tratar ciertas sorderas causadas por mala circulación en vasos capilares. Todas estas propiedades parecen ser debidas a su contenido en flavonoides.

Cómo se usa

Para usarlo con fines medicinales, se disuelve una cucharadita en un vaso de agua y se calienta sin que legue a hervir, moviendo continuamente hasta que se hace transparente y adquiere una textura espesa.

La presentación en polvo es muy versátil y facilita su empleo habitual. Se puede tomar con agua o con infusiones.

En la cocina se usa para espesar sopas o salsas. Es un espesante sin gluten que no modifica el sabor de la receta y puede sustituir a harinas refinadas como la maicena. Unos 5 gramos de kuzu equivalen a 15 gramos de maicena y solo aportan 17 calorías. Para utilizarlo como espesante:

  1. Se disuelve en frío.
  2. Se añade a la cocción con el resto de ingredientes.
  3. Se remueve de vez en cuando hasta que espese.

El kuzu también se puede espolvorear sobre pasteles o añadirlo al relleno de tartas, así como a pudings, helados y flanes.

Para preparar una bebida dulce se mezcla con zumo de manzana o melaza de arroz. En la opción salada se combina con unas gotas de shoyu y pasta de umeboshi.

Se conserva en un lugar seco, a temperatura ambiente. al adquirirlo hay que comprobar que el producto es kuzu al cien por cien, sin mezclas con otras harinas.

Cómo tomar kuzu para diferentes dolencias

Según para qué problema de salud lo queramos utilizar se pueden hacer diferentes recomendaciones de cómo utilizarlo.

  • Para la fiebre: Para reducir la fiebre o sentirse reconfortado, se toma por la tarde una cucharadita en un vaso de zumo de manzana que se calienta hasta que espesa.
  • Para el insomnio: Si se toma por la noche ayuda a conciliar el sueño. El zumo de manzana puede diluirse en agua al 50 por ciento.
  • Ante alergias, indigestiones, fatiga, diarrea o piel atópica y problemas que cursan sin fiebre: Está indicado el remedio ume-sho kuzu: se disuelve una cucharadita en tres cucharadas de agua, se añade un vaso de agua y se pone al fuego, removiendo hasta que transparenta. Se añade media ciruela umeboshi o media cucharadita de pasta, se baja el fuego al mínimo y se añaden unas gotas de shoyu. Se continúa a fuego lento durante dos minutos. Se toma caliente.

Una contribución a la dieta consciente

Los efectos del kuzu se potencian en el marco de una nutrición equilibrada y consciente.

¡No hay excusa para no comenzar a utilizarlo ya!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?