Tarta de queso al horno, cruda o fresca. ¡3 recetas veganas para triunfar!

Las personas intolerantes a la lactosa o que siguen una dieta vegana no tienen por qué renunciar al placer de tomar una tarta de queso. Aquí tienes 3 recetas de tartas de queso sin queso al horno, fresca o cruda para chuparte los dedos.

tarta-de-queso-al-horno
Fotografía: Gtres/Stockfood

Las tartas de queso veganas son en general fáciles de preparar. Pueden ser crudas, a base de frutos secos, con tofu, con cremas o mantequillas de frutos secos, con base de galleta, al horno, de frutas...

Si no tienes mucha experiencia con este tipo de preparaciones, es mejor que empieces por las tartas crudas, que son mucho más simples y es fácil que te queden bien.

Hoy explico cómo hacer algunas tartas de queso veganas básicas y propongo una receta para cada una, que eres libre de modificar a tu gusto con los sabores e ingredientes que te gusten.

Cómo hacer tartas de queso veganas crudas (sin horno)

Las tartas de queso vegano más fáciles que podemos hacer son las tartas crudas.

  • Los ingredientes principales son frutos secos y para la cremosidad podemos utilizar leche de coco (de lata), yogur escurrido, tofu blando o silken tofu, o quesos veganos untables.
  • Quedan mucho mejor si las congelamos o las servimos muy frías, por lo que son ideales para cuando hace calor.
  • Los mejores sabores para estas tartas son los frutales (utiliza frutas de temporada) y frutos secos (enteros, picados o crema de frutos secos), pero también se pueden hacer de chocolate, vainilla u otros sabores, o combinar más de uno (por ejemplo naranja y chocolate).
  • El truco de estas tartas es que se congelan para que se mantengan firmes, por eso nos da un margen tan amplio con los ingredientes.

Cómo hacer tartas de queso veganas frescas (se hornea la base)

Las tartas de queso frescas son cremosas, para servir frías, y tampoco necesitamos hornearlas enteras pero sí la base (dependiendo de los ingredientes) o algunos ingredientes.

  • Quedan genial con cualquier sabor y cualquier fruta, así que siempre puedes hacerlos a tu gusto.
  • Como base se pueden utilizar galletas, frutos secos, una pasta sablé casera o lo que queramos.
  • Para la tarta, ya que logramos la consistencia con ingredientes como el agar-agar, podemos utilizar casi cualquier combinación que nos guste.
  • Si quieres hacerla de dos sabores solo tienes que dividir la masa base en dos y añadir en cada uno el ingrediente principal que quieras (poor ejemplo en uno limón y en el otro naranja). Después vierte primero uno de los sabores, deja que se enfríe un poco y vierte el segundo, con cuidado de no mezclarlos.

Cómo hacer tartas de queso veganas al horno

Se hacen como muchas tartas de queso tradicionales, horneándolas y consiguiendo una superficie dorada y caramelizada.

  • Para este tipo de tartas, si queremos un sabor y textura como los tradicionales, es preferible usar quesos crema veganos caseros (como el labneh) o comprados. Quedan bien ingredientes como el silken tofu, las cremas de anacardos remojados, etc., aunque tienden a quedar un poco más pesados.
  • Estas tartas son más delicadas y en muchos casos es recomendable hornearlas al baño maría (colocando el molde sobre otro más grande en el que pondremos un poco de agua hirviendo) para que se cocine de forma homogénea pero sin formar capa crujiente.
  • Lo bueno es que se pueden utilizar purés de hortalizas (remolacha, boniato o calabaza) para el sabor y color, que quedan muy bien.

3 recetas muy fáciles de tarta de queso vegana

1 /3
tarta-de-queso-sin-horno

1 / 3

Fotografía: Gtres/Stockfood

Cheesecake de fresas (tarta de queso sin horno cruda)

Ingredientes (para una tarta de 18-20 cm de diámetro):

Para la base:

  • 150g de almendras molidas
  • 50 g de nueces
  • 6 dátiles sin hueso (opcional)
  • 1-2 cucharadas de crema de cacahuete

Para la tarta:

  • 200 g de anacardos crudos
  • 2 yogures (250 g) de soja sabor natural
  • 100 g de fresas
  • 50 g de manteca de coco

Para decorar:

  • 1 lata de leche de coco
  • fresas frescas

Preparación:

  1. Antes de nada, deja en remojo los anacardos en abundante agua. Han de reposar un mínimo de 6 horas.
  2. Lava las fresas, quita las hojas, córtalas en dados y congélalas (en una bolsa de congelación o un tupper).
  3. Deja la lata de leche de coco en la nevera.
  4. Pon los yogures en una muselina doble o una tela fina, ciérrala y déjala escurriendo colgada (por ejemplo del grifo de la cocina). Puedes acelerar el proceso apretando tú la bolsita para extraer todo el agua posible.
  5. Para hacer la base pon todos los ingredientes en la batidora y bátelo hasta que se forme una pasta pegajosa. Añade la crema de cacahuete poco a poco hasta que tenga buena textura. No tiene que quedar como un puré, si no tener trocitos.
  6. Pon papel de hornear en un molde redondo (para que no se quede pegado), extiende la mezcla y alísala. Déjalo en el congelador.
  7. Escurre bien los anacardos y ponlos en la batidora junto con las fresas congeladas, los yogures bien escurridos y la manteca de coco y bátelo hasta que quede una crema consistente pero sin trocitos.
  8. Saca el molde del congelador, vierte esta mezcla, alísala y vuelve a congelarlo.
  9. Para decorar, abre la lata de leche de coco y recoge con una cuchara solo los sólidos. Ponlos en un bol. Bátelos con una batidora de varillas para montarlo igual que la nata montada. Puedes añadirle una pizca de vainilla o canela si quieres.
  10. Lava las fresas y quítales las hojas.
  11. Saca la tarta, decórala con la nata de coco y coloca por encima las fresas.
  12. Déjalo en el congelador hasta el momento de servir.

tarta-de-queso-sin-horno-2

2 / 3

Fotografía: Gtres/Stockfood

Tarta de queso de limón (tarta de queso fresca)

Ingredientes (para una tarta de 18-20 cm de diámetro):

Para la base:

  • 200 g de galletas veganas (las que quieras, tipo maría, napolitana, campurriana, etc)
  • 60-80 ml de bebida vegetal (la que quieras)
  • 2-3 cucharadas de crema de cacahuete, anacardos o almendras

Para la tarta:

  • 500 g de yogur de soja sabor natural
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • El zumo de medio limón
  • 3 cucharadas de azúcar o endulzante al gusto
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadita de agar-agar en polvo

Preparación:

  1. Pon los yogures en una muselina doble o una tela fina, forma un saquito y deja que escurra durante 24 horas, colgado.
  2. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  3. Pon papel de hornear en un molde para tartas.
  4. Pon en el vaso de la batidora las galletas y la bebida vegetal y bátelo, añadiendo poco a poco la crema de frutos secos que hayas elegido, hasta que se forme una pasta.
  5. Extiende la pasta por el fondo del molde, presionándola bien, y hornéala 8-10 minutos, hasta que esté más bien seca.
  6. Sácala y deja que se enfríe.
  7. Para la tarta, pon los yogures bien escurridos, ralladura, zumo y endulzante en la batidora y bátelo todo bien.
  8. En un cacito mezcla el agua con el agar-agar y llévalo a ebullición. Deja que hierva 1 minuto y añádelo a la batidora. Bátelo todo junto hasta que quede una crema homogénea.
  9. Vierte esta mezcla sobre la base que habíamos horneado, alisa la superficie y mételo en la nevera al menos 1 hora para que se enfríe y gelifique bien.
  10. Sírvelo frío.

tarta-de-queso-al-horno

3 / 3

Fotografía: Gtres/Stockfood

Cheesecake de calabaza (tarta de queso al horno)

Ingredientes

Para la base de pasta sablé:

  • 200 g harina de trigo normal
  • 100 g de margarina vegetal
  • 2 cucharadas de azúcar (u otro endulzante al gusto)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de agua

Para la tarta:

  • 500 g de queso vegano untable
  • 250 g de calabaza asada
  • 1 lata de leche de coco
  • 4 cucharadas de azúcar (u otro endulzante)
  • 4 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear (levadura de repostería)
  • Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  • Pipas de calabaza (opcional)

Preparación:

  1. Pon papel de hornear en un molde para tartas de 18-20 cm de diámetro.
  2. Pon en un bol la harina de trigo.
  3. Echa la margarina vegetal cortada en trocitos.
  4. Mézclalo a mano hasta que quede una masa arenosa.
  5. Añade el azúcar y la vainilla y mézclalo.
  6. Agrega el agua y amasa bien.
  7. Estira la masa con el rodillo hasta que tenga un máximo de medio cm de grosor y forra con ella el fondo y lateral del molde. Recorta lo que sobre.
  8. Mételo al horno y deja que se cocine 8-10 minutos. Nos quedará un poco a medias, sin dorar.
  9. Sácalo y deja que se enfríe.
  10. Bate el queso vegano con la calabaza asada hasta que se forme un puré fino.
  11. Añade la leche de coco poco a poco (primero los sólidos, el agua según necesitemos).
  12. Agrega el azúcar y sigue batiendo.
  13. Mezcla el almidón con los polvos de hornear y añádelo. Bátelo 1 minuto más.
  14. Vierte la mezcla en el molde.
  15. Coloca un molde más grande en el horno (por ejemplo una bandeja de horno) y pon dentro el molde con la tarta de queso. Vierte un poco de agua hirviendo o muy caliente en el molde grande. No tienes que llenarlo, con que se cubra bien el fondo es suficiente.
  16. Cierra el horno y deja que se hornee 45 minutos.
  17. Pasado ese tiempo apaga el horno y deja que se temple dentro, sin abrirlo.
  18. Saca la tarta y deja que se enfríe a temperatura ambiente antes de desmoldar. Puedes decorar con pipas de calabaza.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?