Masa vegana casera

La receta de empanada vegana y mis rellenos favoritos

Con esta masa vegana para empanada y dos deliciosas recetas evitarás el aceite de palma o la manteca de cerdo de las masas para empanada y empanadilla comerciales.

Las empanadas y empanadillas son un tipo de masa rellena muy comunes no solo en España, también en América y el sudeste asiático. En otras regiones también tienen sus propias masas rellenas, como las samosas hindús y los pirozhkis del Este de Europa. Al final la empanadilla y la empanada son platos casi universales, porque a casi todo el mundo le gusta un buen relleno y una buena masita horneada o frita.

En España tenemos un montón de formas diferentes de hacer tanto empanadas como empanadillas, muchas de ellas según región. Por ejemplo la empanada gallega, las panades o pastissets valencianos, las truchas canarias

Las diferencias van desde solo el relleno hasta la forma de cocinarlas o la masa que lo recubre. En cualquier supermercado podemos encontrar masa para empanadillas, pero no suele ser vegana. En la mayoría de casos contiene grasas animales, huevo y/o lácteos.

Una masa casera no suele contener estos ingredientes. Las masas caseras se suelen hacer simplemente con harina de trigo, aceite y agua. Os dejo una receta de masa de empanada muy sencilla.

Receta de masa de empanadas veganas

Ingredientes:

  • 1 taza de harina de trigo integral
  • 1 taza de almidón de maíz (maicena)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • ½ taza de agua fría
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación:

  1. Mezcla en un bol la harina con el almidón de maíz y la sal. Añade el aceite de oliva y el agua y remuévelo bien hasta que empiece a hacerse una bola.
  2. Amásalo a mano en el bol un par de minutos, hasta que quede una masa suave (si hace falta puedes añadir un poquito más de agua o de harina). Déjalo reposar, tapado, durante 1 hora.
  3. Saca la masa, amásala un poco sobre una superficie ligeramente enharinada y estírala con un rodillo. Tiene que quedar finita, como de menos de medio centímetro, para que después las empanadillas no salgan muy gordas.
  4. Para cortar los discos u obleas utiliza un aro, un vaso o un cortapastas redondo y grande (normalmente se hace con un vaso) y ve cortando círculos de masa.
  5. Amasa y estira de nuevo la masa que te sobre y corta las que puedas. Para que no se peguen entre sí, ponles un poquito de harina por encima. Utilízalas en el momento.

Como relleno puedes usar un pisto casero, soja texturizada con tomate, espinacas, picadillo de verduras... Son solo algunos ejemplos.

Otra opción es sacar obleas de empanada de láminas de hojaldre veganas, masa de pizza o masa quebrada. Todas estas masas le dan una textura diferente a tu empanadilla, pero también nos sirven.

Artículo relacionado

crepes

¿Crepes dulces o saladas veganas? Escoge la que más te guste

Alternativas para la masa de las empanadas

En países como Venezuela, la masa se hace con harina de maíz molido o precocido en lugar de harina de trigo, y en India la masa de las samosas es parecida a la nuestra, pero muchísimo más fina (también la venden, congelada). Para las empanadas también hay diferencias por regiones (e incluso en cada casa se hacen de una forma).

Por lo general la masa de empanada es una masa de pan con un poco más de aceite. Podemos hacerla casera controlando nosotros qué ingredientes ponemos o, como se va imponiendo, comprarla hecha y refrigerada.

Para las empanadas también se puede usar masa de pizza, masa quebrada, hojaldre o masa de pan normal. Yo prefiero la de hojaldre, si el relleno no es muy aceitoso.

En cuanto a las empanadillas, mis favoritas son con masa casera. Además, las obleas comerciales suelen llevar ingredientes de origen animal.

Lo bueno es que podemos hacer tanto las empanadas como las empanadillas con el relleno que queramos, y eso nos da mucho juego a la hora de reutilizar cosas que ya tengamos hechas o darle salida a restos de verduras y hortalizas que tengamos por la nevera.

Os dejo un par de recetas diferentes a modo de ejemplo. Podéis cambiarlas a vuestro gusto y utilizar los ingredientes que tengáis por la nevera o que estén de temporada.

Artículo relacionado

empanadas-deshidratadas-cebolla

Empanadas deshidratadas de cebolla

De Turquía: börek

La borek es una empanada de masa filo rellena de queso feta, verduras y hortalizas. Es muy fácil de preparar, con tofu, y nos dará para 4-6 personas.

Ingredientes:

  • 1 rollo de masa filo refrigerada
  • 200 g de tofu duro
  • 250 g de espinacas frescas troceadas (o espinacas baby)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Pizca de pimienta negra
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo
  • Aceite de oliva para pincelar

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC. Pon papel de hornear en una bandeja para horno.
  2. En una sartén saltea las espinacas con el aceite de oliva, pimienta y sal. Desmenuza el tofu con las manos y añádelo. Retíralo del fuego.
  3. Pon una lámina de masa filo en la bandeja, pincélala con un poquito de aceite de oliva y coloca otra encima. Pincélala también y pon otra encima. Esto será la base de la empanada.
  4. Coloca el relleno encima, extendiéndolo bien. Ha de quedar finito.
  5. Sobre el relleno coloca 4 láminas de masa filo, pinceladas con aceite de oliva, y espolvorea con las semillas de sésamo.
  6. Hornéalo a 180ºC durante 25-30 minutos, hasta que la masa filo se dore (sin quemarse). Sácalo y sírvelo.

De Mallorca: cocarrois de verduras

Este tipo de empanadillas son muy fáciles de preparar. Es una masa de pan de manteca rellena de verduras cocida al horno. Para hacer una versión vegana muy parecida a la original, utilizaremos una margarina 100% vegetal al gusto.

Ingredientes:

  • 100 g de margarina 100% vegetal
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 150 ml de agua
  • ½ cucharadita de sal
  • 500 g de harina

Para el relleno:

  • ½ cebolla
  • 250 g de coliflor
  • 150 g de col o repollo
  • 50 g de pasas
  • 25 g de piñones
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Pizca de pimienta negra molida
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación:

  1. En un bol bate la margarina hasta que quede a punto de pomada. Añade el aceite y bátelo todo junto a mano.
  2. Agrega poco a poco el agua, la sal y la harina, hasta que se forme una masa densa.
  3. Tápalo y déjalo reposar en la nevera al menos 1 hora.
  4. Para el relleno pica todos los ingredientes (excepto pasas y piñones) y póchalos unos minutos en una sartén con el aceite, sal y pimienta. Retíralo del fuego cuando la cebolla empiece a estar traslúcida (se terminará de cocer en el horno). Añade las pasas y piñones y mézclalo.
  5. Coge porciones de masa (del tamaño como de una pelota de ping pong) y estírala en una superficie enharinada. Tiene que quedar como de ½ centímetro de grosor. Pon en el centro un par de cucharadas de masa y dóblalo cerrando los extremos a mano, presionando y replegando hacia el centro para que no se salga el relleno.
  6. Cuando las tengas todas hechas hornéalas a 180ºC unos 35-40 minutos, hasta que estén doraditas por fuera. Puedes servirlas frías o calientes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?