Audio

Meditación guiada con voz para llevar mejor el posparto

Esta meditación guida especial para el postparto te ayudará a acoger y aceptar las emociones presentes en tu interior y a crear una conexión con tu bebé que os sirva como apoyo mutuo.

Lidia González Alija
Lidia González Alija

Acompañante emocional especialista en exploración interior.

Puedes escuchar la meditación guiada para el posparto aquí:

El posparto es una etapa llena de emociones ambivalentes y cambios hormonales. Conectar con nuestro interior y aceptar lo que ocurre en él como algo natural y transitorio nos ayudará a sobrellevar esta etapa.

Tras el parto, ocurren en nuestro cuerpo diversos cambios fisiológicos para que éste pueda adaptarse de nuevo a la situación física previa al embarazo. Pero más allá de este periodo de adaptación física que puede conllevar intenso dolor, esta la adaptación emocional a una etapa vital nueva, la maternidad. Esta se presenta normalmente con una mezcla de cansancio extremo, inseguridades y miedos, alegría y emoción, culpa, irritabilidad o tristeza, que son además incrementados y sacudidos por el gran cambio hormonal.

Es completamente normal que en esta etapa te sientas confusa y sobrepasada. Te estás adaptando a una nueva vida, a nuevas prioridades, a una nueva rutina. Acabas de atravesar posiblemente una de las experiencias más transcendentales de tu vida y estás digiriendo la experiencia impactante del parto.

Te estás adaptando a este nuevo ser que forma parte de ti y depende de ti, y a sus necesidades. Estás lidiando con todas esas expectativas sociales sobre cómo ser una buena madre, lo cual puede crear sentimientos de culpa y frustración. Y estás también encajando todo esto en la relación con tu pareja.

Te invito a que te reconozcas esto y a que te felicites por ello. No es fácil, lo estás haciendo lo mejor que puedes, y no hay nada más que puedas hacer. Está perfecto tal y cómo es y eres la madre perfecta para tu bebé tal y como eres. Esta meditación guiada te ayudará a conectar con este pensamiento.

La unión emocional con tu bebé

Tras el parto, tu bebé y tú os habéis reconocido como cuerpos físicos separados, tras haber sido un mismo cuerpo durante nueve meses. Y, aunque haya ocurrido esa separación física, seguís manteniendo una unión emocional y energética muy fuerte que os sirve no sólo a nivel práctico, sino también a nivel emocional. A través de ella podéis sentiros y compartir complicidad, crear apego y afianzar vuestro vínculo.

Cuanto más conectada te sientas contigo y con tu bebé, más sencillo podrá resultarte sobrellevar los altibajos de esta etapa del posparto. Por eso he creado esta meditación en la que te guío para acoger y aceptar las emociones presentes en tu interior y a crear una conexión con tu bebé que os sirva como apoyo mutuo.

Artículo relacionado

Cómo meditar para llevar mejor el posparto

Puedes hacer esta meditación con tu bebé en brazos o tomarte este tiempo sólo para ti y para desconectar.

  • Si tienes a tu bebé contigo puedes sostenerlo acurrucado sobre tu vientre como si todavía estuviera dentro de ti. Y sino puedes imaginarlo. Siente como esa criatura se creó en ti y creció en ti, como una unidad física.
  • Siéntelo ahora fuera de ti, como un ente separado de ti físicamente.
  • Siente cómo seguís siendo una unidad energética y emocional, y siente cómo es esta unión para ti junto con esta separación física. Puedes poner tu atención en tu cuerpo y sentir tus sensaciones físicas en relación a ello, observándolas tal y como son. Con amabilidad por este momento de transición en ti, acoge todas esas sensaciones tal y como acoges a tu bebé.
  • Vete nombrando las sensaciones o emociones presentes en ti. Puede que haya alegría y amor. Puede que haya muchísima tristeza, cansancio, agobio, irritabilidad, inseguridad y miedo, o incluso que sientas resistencia a la situación actual. También puede que reconozcas culpa porque parte de ti cree que tienes que estar feliz y estás sintiendo muchas otras emociones.
  • Te invito a que te des el permiso de estar y ser tal y como estás y eres en este momento. No hay nada que tenga que ser diferente. Puedes dar la bienvenida a todas esas emociones, o a la resistencia hacia ellas si eso es lo que está presente ahora, manteniendo una atención amable y amorosa en ello.
  • Siente la conexión emocional con tu bebé y su complicidad, apoyo y agradecimiento en relación este proceso interno. Siente la burbuja energética que compartís y os une.
  • Puedes visualizar a tu bebé diciéndote: 'Te he elegido por lo que eres, y eres la madre perfecta para mi tal y como eres'. Y siente el efecto de estas palabras en tu cuerpo y en tus sensaciones mientras las integras en ti.
  • Y con esta integración puedes comenzar a mover y estirar tu cuerpo poco a poco y a volver a tu día recordando que el cuidado hacia ti misma es un cuidado indirecto también hacia tu bebé.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?