Ayudas naturales acúfenos

Recuperar el silencio

7 ayudas naturales para aliviar los pitidos en el oído

No todo está perdido ante los acúfenos o tinnitus. Algunos cambios en el estilo de vida y terapias naturales te pueden ayudar a mitigar los pitidos y mejorar tu calidad de vida.

Dr. Pablo Saz

Muchas son las personas que se desesperan cuando les diagnostican un acúfeno o tinnitus, un pitido crónico en el oído que puede resultar exasperante y a menudo impide incluso dormir. La desesperación aumenta cuando no se ofrecen soluciones efectivas y parece que lo único que queda es aceptar el problema y aprender a convivir con él.

Y es cierto: en general no hay medicamentos efectivos para tratar los acúfenos o tinnitus, pero sí hay medidas que pueden ayudar a reducirlos, sobre todo los que ayudan al estado general de nuestra salud. Además, no tienen ninguna contraindicación.

Cómo aliviar los acúfenos de forma natural

Cabe primero delimitar bien qué problemas de salud tenemos, para poder abordarlos, y sobre todo evaluar nuestra percepción del sonido viendo si hay hipoacusia, misofonia, trastornos del desarrollo neurológico, algún trastorno del espectro obsesivo-compulsivo o síndrome de sensibilidad de sonido selectiva. En algunos trastornos auditivos se puede valorar si el problema mejora utilizando audífonos.

También habría que observar si existen contracturas musculares que puedan estar influyendo en el problema, sobre todo las contracturas cervicales, e incluso podría ser conveniente buscar qué diagnóstico ofrece en nuestro caso concreto la medicina tradicional china.

A partir de ahí, puedes probar estas estrategias para mejorar el problema:

1. Alimentación

En algunos casos puede ser de ayuda adoptar una dieta vegetariana sin sal, azúcares refinados ni grasas calentadas. También suprimir el café y el alcohol.

En algunos estudios se ha comprobado que ciertos cambios nutricionales en personas que tienen tinnitus y síndrome metabólico, colesterol, gota o diabetes pueden mejorar el tinnitus.

2. Fitoterapia

Existen plantas vasodilatadoras que han ayudado frente a los acúfenos, entre ellas el ginkgo (Ginkgo biloba) y el espino blanco (Crataegus monogyna).

3. Ejercicios de cuello

Existen ejercicios que ayudan a trabajar la musculatura del cuello y de las estructuras internas del oído medio.

Uno de ellos es, por ejemplo, el de tragar con fuerza.

4. Masaje u osteopatía

Algunas técnicas ayudan a colocar bien las vértebras cervicales y la columna, lo que puede aliviar los pitidos si hay contracturas musculares que estén influyendo.

5. Aplicar calor

Puedes aplicar compresas o saquitos de heno calientes, o un baño caliente con chorros de agua sobre la musculatura cervical.

6. Integrar el sonido

La terapia de reentrenamiento auditivo intenta ver el acúfeno como normal, un ruido ambiental más al que no se presta atención. Para ello a veces se recurre a otros sonidos que llamen la atención y que pueden ser externos (como música o la televisión) o internos (como los propios latidos del corazón).

Se pueden usar generadores de sonido que emiten un ruido en blanco, pero si hay hipoacusia habrá que adaptar el audífono sin enmascarar el acúfeno del todo, y que resulte grato.

7. Acupuntura

Conviene valorar también el uso de agujas o moxas de acuerdo con un especialista en medicina tradicional china. A veces puede ayudar.

Etiquetas:  Pablo Saz Salud Terapias

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?