Cómo hacer palomitas saludables en casa (y 5 aderezos para darles sabor)

Es verdad que las palomitas que sirven en las salas de cine o en los centros comerciales, o las que vienen en bolsas listas para meterlas en el microondas, no son el mejor alimento que te puedes encontrar. Pero si las preparas en casa es otra cosa muy distinta.

Palomitas

Palomitas de maíz.

iStock

El maíz es un grano integral, por lo tanto, es un alimento saludable. Es más, las palomitas también son sanas, si las preparas en casa de forma adecuada.

En su forma pura y sin adulterar, las palomitas de maíz son un refrigerio increíblemente saludable. Las palomitas de maíz son bajas en calorías y grasas y son una buena fuente de fibra.

Menos de 100 calorías y mucha fibra

¡Puedes comer hasta  tres tazas de palomitas de maíz por menos de 100 calorías y además obtener 3,5 g de fibra!

También es un alimento naturalmente libre de gluten, ideal para cualquier persona con celiaquía o sensibilidad al gluten.

Las investigaciones incluso han descubierto, además, que las palomitas de maíz tienen niveles más altos de poderosos antioxidantes conocidos como polifenoles que muchas frutas frescas.

Sin embargo, si preparas las palomitas con determinados ingredientes, dejan automáticamente de ser tan saludables. Por alguna razón, a menudo las palomitas se preparan con mantequilla, sal, queso o  azúcar.

Cuidado con las palomitas comerciales

Un bote mediano de palomitas como las que se sirven en las salas de cine pueden acarrearte más de mil calorías, 107 g de grasa (65 g de grasa saturada, casi cinco veces la cantidad diaria recomendada por) y 1,3 g de sodio. Aunque compartas el bote con alguien, aún consumirás demasiadas calorías y demasiada grasa.

Las palomitas de maíz para microondas no son mejores. Una bolsa tiene casi 500 calorías y además pueden estar contaminadas con unas sustancias químicas tóxicas denominadas perfluoroalquilos, que pueden almacenarse en los tejidos del cuerpo y aumentan el riesgo de sufrir hipertensión arterial, daño hepático, enfermedad de la tiroides, infertilidad femenina y cáncer.

El problema no es que estas sustancias se encuentren en las palomitas para el microondas, sino que se hallan en otros lugares a nuestro alrededor y al final del día nos podemos haber expuesto a cantidades peligrosas.

Hacer palomitas de maíz tu mismo en casa te permite controlar lo que entra en tu cuerpo. Es fácil hacerlas, ni siquiera necesitas una máquina especial. Todo lo que realmente necesitas es una pequeña cantidad de aceite, granos de  maíz y una olla grande, de fondo grueso y con tapa.

Instrucciones para hacer palomitas en casa

  1. Coloca la olla vacía con la tapa en el fuego medio y deja que se caliente durante unos dos minutos.
  2. Agrega de dos a tres cucharadas de aceite de cocina. Echa tres granos de palomitas de maíz, tapa la olla y escucha.
  3. Una vez que los granos de prueba revienten, agrega suficientes granos de maíz para cubrir el fondo de la olla.
  4. Coloca la tapa sobre la olla y agítala suavemente de un lado a otro. Sigue agitándola de vez en cuando mientras revientan las palomitas de maíz. Inclina ligeramente la tapa con cuidado cuando no la agites para permitir que escape parte del vapor.
  5. Cuando el lapso de tiempo entre estallido y estallido alcanza los tres segundos, retira la olla del fuego. ¡Sazona tus palomitas a tu gusto y disfruta!

Cómo dar sabor a las palomitas de maíz

Divertido, ¿verdad? Y lo mejor de todo es que hay muchas formas deliciosas de condimentar las palomitas de maíz que también son buenas para ti y garantizarán que nunca te aburras de este saludable refrigerio.

  • Furikake: Es una deliciosa mezcla de algas, semillas de sésamo y sal, que combina perfectamente con las palomitas de maíz. Con solo un poquito agrega mucho sabor.
  • Levadura nutricional: Es conocida por su distintivo y sabroso sabor a queso, pero es mucho más saludable porque aporta una gran cantidad de minerales y vitaminas del grupo D.
  • Pepinillos encurtidos. La mezcla de palomitas de maíz con pepinillos encurtidos con eneldo y ajo no decepciona.
  • Chile en polvo y ralladura de lima. Si te encanta todo lo picante, ¡estas son las palomitas de maíz para ti! El chile en polvo y la lima agregan mucho sabor.
  • Ajo y hierbas: A veces las combinaciones más simples son las más deliciosas. Un poco de ajo en polvo y tus hierbas favoritas son un delicioso aderezo para las palomitas de maíz.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?