Para disfrutar

Cómo hacer helado casero sin azúcar: 4 recetas fáciles y ligeras

Preparar helados caseros sin azúcar que sean cremosos es posible, aunque necesitas conocer los secretos para lograrlo. Toma nota de los trucos y las recetas que te permitirán disfrutar de este postre ligero.

Los helados suelen llevar azúcar (como glucosa, fructosa y lactosa) porque, además de aportar dulzor, ayudan a controlar la cantidad de cristales de hielo que se forman, y por lo tanto, los hacen más blandos y cremosos.

Por eso, cuando pretendemos hacer un helado casero sin azúcar y usamos endulzantes que no son azúcar (como estevia, xilitol o eritriol) el helado queda dulce pero muy duro. En este artículo te explico trucos para conseguir que el helado casero sin azúcar quede cremoso.

 

Artículo relacionado

6 trucos para sustituir el azúcar en los helados caseros

Lo que podemos hacer para conseguir helados más cremosos sin utilizar azúcar es mejorar la fórmula bajando la cantidad de agua y procurando que tenga más aire, grasas y sólidos en general, que puedan compensar esta falta de azúcar.

1. Usar una heladera

Las heladeras congelan la mezcla a la vez que la remueven, por lo que evitan que se formen cristales de hielo grandes, y nuestro helado queda cremoso. Además tampoco tienes que hacer nada especial: una vez hecha tu mezcla, la pones en la heladera y en unos minutos lo tienes listo para servir o congelar.

Siempre que sea posible, procésalo en la heladera 12-14 minutos. Es un poco más de lo necesario para otros helados, pero da mejores resultados en los helados sin azúcar.

2. Poner almidón en la mezcla

Poner almidón (de maíz, de tapioca, de patata, de boniato...) hace el helado más cremoso sin añadir sabor. No eches el almidón a la mezcla del helado tal cual, porque no te servirá así, tienes que formar un gel con ello (como cuando hacemos natillas por ejemplo).

Es decir, puedes cocinar tu mezcla, añadir el almidón bien desleído en agua fría y espesar, o bien espesar el almidón solo con agua o bebida vegetal, añadirlo al resto de ingredientes y batirlo todo junto.

3. Añadir nata montada vegetal

Los helados cremosos suelen tener una base de nata montada porque es cremosa (por las grasas) y aporta aire, dos características imprescindibles en un helado cremoso. La mejor que puedes usar es la nata montada de coco casera, que es la más saludable. También tienes natas vegetales para montar de arroz, de coco, de soja, etc., de diferentes marcas, en tiendas veganas.

Artículo relacionado

4. Utilizar gel de chía

Lo puedes añadir a lo anterior. Un gel de chía también contribuirá a la cremosidad de forma parecida al almidón y además le dará un toque a nuestra mezcla. Con una cucharadita en medio vaso de agua es suficiente para medio litro de helado.

5. Congelar las frutas

Si tu helado es de fruta, ayudará mucho que congeles la fruta ya pelada y en trocitos y después la batas con la batidora, aún congelada, junto con bebida vegetal. Comenzar con una mezcla bien fría ayuda mucho a que se congele más rápido y sin formar cristales grandes de hielo que nos hagan duro el helado.

6. Añadir cremas de frutos secos

Aportan grasas que hacen el helado más cremoso y ayudan a que se derrita en la boca. Si queda bien con tu mezcla, agrega una o dos cucharadas de crema de almendras, anacardos, avellanas, cacahuetes, etc. y bátelo bien.

Recetas de helados caseros fáciles

Toma nota de estos ejemplos de recetas de helado casero sin azúcar teniendo en cuenta los trucos anteriores. 

1 /4
helado de chocolate casero sin azucar. Receta de helado de chocolate y coco sin azúcar

1 / 4

Receta de helado de chocolate y coco sin azúcar

Ingredientes:

  • 3 latas de leche de coco
  • 75 g de chocolate sin leche (que tenga más del 75% de cacao)
  • Endulzante al gusto
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo (opcional)

Preparación:

  1. Recuerda tener lista tu heladera.
  2. La noche anterior deja las latas de leche de coco en la nevera.
  3. Pica el chocolate y derrítelo al baño maría.
  4. Pon en la batidora 1 lata entera de leche de coco (con líquido y todo) y sin dejar de batir añade poco a poco el chocolate derretido.
  5. Saca los sólidos de las otras dos latas y añádelos.
  6. Agrega el endulzante y la vainilla y canela y bátelo todo junto para mezclar.
  7. Vierte tu mezcla en la heladera y procésalo hasta que quede bien cremoso y helado.
  8. Puedes servirlo en el momento o guardar en un recipiente cerrado en el congelador.

 

Fotografía: iStock
helado casero sin azucar 1. Receta de helado casero de almendras y chía sin azúcar

2 / 4

Receta de helado casero de almendras y chía sin azúcar

Ingredientes:

  • 3 tazas de bebida de almendras (si es posible, mejor tipo barista)
  • 1/2 taza de crema de almendras
  • 1 cucharadita de semillas de chía
  • Endulzante al gusto
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación: 

  1. Recuerda tener lista tu heladera.
  2. Deja en remojo las semillas de chía con 1/2 vaso de agua caliente, durante 15-30 minutos (hasta que se forme el gel).
  3. Bate todos los ingredientes juntos con la batidora durante unos 2 minutos, hasta que quede una mezcla homogénea.
  4. Vierte la mezcla en la heladera y procésalo 12-14 minutos, hasta que esté bien cremoso.
  5. Pon la mezcla en un recipiente cerrado en el congelador al menos 2 horas antes de servir.
Fotografía: iStock
helado casero sin azucar 2. Receta de helado casero de plátano y melocotón

3 / 4

Receta de helado casero de plátano y melocotón

Ingredientes:

  • 2 melocotones maduros
  • 1 plátano muy maduro
  • 2 cucharaditas de almidón de maíz (maicena) o de tapioca
  • 1 vaso de zumo de zanahoria
  • 1 taza de bebida vegetal (la que quieras)

Preparación: 

  1. Recuerda tener lista tu heladera.
  2. Pela los melocotones y los plátanos, trocéalos y bátelos con la batidora 2 minutos, junto con la bebida vegetal, hasta que quede un puré fino.
  3. Pon el puré en una cacerola o un cazo a fuego medio-alto.
  4. Cuando esté bien caliente diluye el almidón en el zumo de zanahoria y añádelo.
  5. Remueve rápidamente y apártalo del fuego cuando espese.
  6. Deja que se ennfríe en la nevera, tapado.
  7. Vierte tu mezcla en la heladera y procésalo hasta que esté cremoso (unos 10 minutos).
  8. Sírvelo inmediatamente o guárdalo en un recipiente cerrado en el congelador.
Fotografía: iStock
helado casero sin azucar avena. Receta de helado casero de avena y vainilla sin azúcar

4 / 4

Receta de helado casero de avena y vainilla sin azúcar

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena en copos
  • 3 tazas de bebida vegetal (la que quieras)
  • 1 ramita de vainilla
  • 1 lata de leche de coco
  • Endulzante al gusto

Preparación: 

  1. Recuerda tener preparada tu heladera: la mayoría necesitan 12-24 horas en el congelador.
  2. La noche antes deja en remojo la avena con la bebida vegetal y la ramita de vainilla (abierta por la mitad con un cuchillo) y guárdalo en la nevera.
  3. Deja también en la nevera la leche de coco.
  4. Saca la avena, quita la vainilla y bate la mezcla con la batidora hasta que no queden trocitos.
  5. Pon la mezcla en una cacerola a fuego medio-alto, removiendo constantemente, hasta que espese más o menos como una crema pastelera.
  6. Apártalo y deja que se enfríe.
  7. Abre la lata de leche de coco y con una cuchara recoge solo los sólidos que se han quedado en la parte de arriba.
  8. Ponlos en un bol y bátelo con las varillas hasta que monte como una nata normal. Añade el endulzante y bate para mezclar.
  9. Mezcla la avena con la nata de coco poco a poco removiendo y doblando la masa.
  10. Vierte la masa en tu heladera y procésala 10-12 minutos, hasta que esté bien cremosa y helada.
  11. Puedes servirla inmediatamente o meter en un tupper cerrado y congelar para tomar en otro momento.
  12. Para poder sacar bolas de helado, deja el tupper sin abrir en la nevera al menos media hora antes de servirlo.
Fotografía: iStock

Schema: Receta

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?