Sin bloquear el intestino

10 alimentos para frenar la diarrea y recuperarte

Salvo casos graves, la diarrea es una respuesta o reacción leve del organismo a ciertas agresiones externas o internas. Lo mejor es paliarla con alimentos y hábitos dietéticos que ayuden al cuerpo recuperar la normalidad.

Martina Ferrer

arroz blanco diarrea. Arroz blanco

1 / 10

Arroz blanco

El arroz blanco hervido, además de no poseer fibra, suelta su almidón y favorece el aumento de densidad de las heces.

Tómalo hervido, en cantidades pequeñas, 1 o 2 veces al día.

manzana rallada diarrea. Manzana rallada

2 / 10

Manzana rallada

Ralla la manzana y déjala oscurecer un poco para que desarrolle más taninos. Solo así es beneficiosa para la diarrea. De hecho, si te comes una manzana cruda y con la piel te aportará mucha fibra, y será ideal para tratar el problema contrario: el estreñimiento.

Toma 1 manzana rallada al día, especialmente útil si hay mucha diarrea. 

kuzu-contra-adicciones. Kuzu

3 / 10

Kuzu

Esta raíz es originaria de China y, según su medicina tradicional, ayuda a armonizar el sistema digestivo, pues calma la diarrea, regula el estreñimiento y evita los vómitos.

La encontrarás en trozos de color blanquecino. Toma 2 cucharadas al día, diluidas en agua o en zumo de manzana sin azúcar.

También te la puedes preparar en infusión:

  1. En un cazo, pon una cucharadita de kuzu y una taza de agua.
  2. Calienta hasta hervir, removiendo, y luego a fuego lento, hasta que se disuelva.

platano maduro diarrea. Plátano

4 / 10

Plátano

Aporta potasio y almidón, este último ideal para alimentar las bacterias beneficiosas del intestino.

Además, es rico en taninos.

Come 1 plátano al día, bien maduro.

miso diarrea. Miso

5 / 10

Miso

Este derivado de la soja es un fermentado interesante para repoblar la flora intestinal, sin contraindicaciones si se toma en pequeñas cantidades.

Hay que buscarlo sin pasteurizar. Además, no puede someterse a elevadas temperaturas.

Añade 1 cucharada al día, sin calentar, a un caldo vegetal.

Nabo

6 / 10

Nabo

Muy rico en minerales, es digestivo e ideal para dar sabor a los caldos de verduras y al arroz hervido. Junto con la zanahoria y la cebolla, ayuda también a calmar y desinflamar el sistema digestivo y su mucosa.

Toma este tubérculo 1 o 2 veces al día, añadiéndolo al arroz a la hora de hervirlo o bien a un caldo.

pasta ciruelas umeboshi diarrea. Pasta de umeboshi

7 / 10

Pasta de umeboshi

Las ciruelas umeboshi son unas ciruelas japonesas fermentadas con sal y hojas de sisho.

Además de ser ricas en vitamina C y poseer un gran poder desinfectante, ayudan a mantener el medio ácido necesario en la mucosa del estómago y el intestino.

Puedes encontrar las ciruelas tal cual, en forma de pasta o de vinagre.

Para la diarrea es práctico tener a mano una pasta de umeboshi. Tómate media cucharadita al día, dejándola bajo la lengua.

zanahoria-acne. Zanahoria

8 / 10

Zanahoria

En el caso de la diarrea, hay que comerla cocida y no cruda; así cambia la fibra y ayuda a relajar la mucosa intestinal.

Toma 1 al día con el arroz blanco, todo bien hervido.

te kukicha diarrea. Té kukicha

9 / 10

Té kukicha

Este té japonés es muy bajo en teína y cafeína, pero muy alto en minerales necesarios para reponer los que se pierden.

Además es rico en taninos, unos polifenoles de sabor astringente que actúan como antidiarreicos, antifúngicos, antibacterianos y antioxidantes.

Puedes tomar 2 tazas diarias de este té japonés al inicio de la diarrea, y reducir a 1 taza al notar mejoría.

Kombu. Alga kombu

10 / 10

Alga kombu

Aporta minerales y oligoelementos que se pierden durante el proceso diarreico.

Si la preparas en decocción, suelta sus mucílagos, un tipo de fibra soluble que beneficia a la microbiota, desinflama y suaviza la mucosa del intestino.

Lo más práctica es añadirla al caldo o al cocer arroz, dos veces al día. Además, su ácido glutámico aportará sabor y ablandará las fibras del resto de alimentos durante su cocción.

La mejor dieta frente a la diarrea

La diarrea no es una enfermedad, sino un síntoma que puede tener una o varias causas. Una de ellas puede ser una infección por virus, bacterias o parásitos.

Pero la diarrea también puede deberse, a menudo, a alteraciones de la microbiota intestinal, debilidad digestiva o descargas hepáticas producidas por una alteración nerviosa, estrés o el consumo de alimentos muy grasientos.

Qué alimentos evitar

Mientras dure el episodio de diarrea, se recomienda evitar alimentos ricos en fibra no fermentable, como cereales integrales, legumbres u hortalizas muy fibrosas… . Este tipo de alimentos estimulan el tránsito intestinal.

Tampoco conviene consumir alimentos ricos en grasas, lácteos ni irritantes del intestino grueso, como picantes o cafeína.

Qué se puede comer

serán útiles los alimentos ricos en almidón como el arroz blanco hervido, o raíces y tubérculos como la zanahoria o el nabo hervidos.

Otros alimentos pueden ser valiosos por su aporte de minerales o de sustancias astringentes, como los plátanos maduros o la manzana rallada.

Introducir alimentos probióticos que ayuden a equilibrar la flora intestinal también te será de utilidad. Las ciruelas umeboshi en forma de pasta o el miso son un ejemplo.

Además, es recomendable, repartir las ingestas a lo largo del día realizando tomas frecuentes y de poca cantidad.

A veces, puede ser necesario tomar un suplemento probiótico.

¡Cuidado con la deshidratación!

Es fácil que si la diarrea dura varios días se produzca deshidratación, así que hay que reponer líquidos y minerales. Eso sí, hay que evitar los zumos de frutas, las bebidas frías y los refrescos ricos en azúcar.

Un caldo vegetal o una infusión de té kukicha pueden ser una muy buena opción. También una infusión de kuzu, o bien raíz de kuzu diluida en agua o en un zumo sin azúcar, que además te ayudará a estabilizar el sistema digestivo.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?