¡Ligeras y sabrosas!

Recetas con champiñones laminados para preparar en 10 minutos

Descubre las mejores ideas para preparar rápidamente recetas saludables con champiñones laminados. ¡Están buenísimas!

Los champiñones, pese a no ser una verdura (son hongos), son de los ingredientes más socorridos en la cocina: igual te sirven para una ensalada que para un salteado, una empanada o un guiso.

Como muchas veces no tenemos tiempo para preparar todos los ingredientes, podemos recurrir a los champiñones laminados. Los sueles tener en dos formatos: frescos y de lata.

4 recetas con champiñones laminados muy rápidas de preparar

Los champiñones laminados frescos son los mismos que puedes comprar al peso pero se les han cortado los pies y los han cortado en lonchas finas. Están casi listos para usar, solo tienes que lavarlos un poquito poniéndolos en un escurridor y dándoles con el agua del grifo. Después ya los puedes usar tranquilamente.

Los champiñones laminados de lata o de bote vienen cocidos y en conserva, por eso tienen ese color más oscuro y esa textura tierna y jugosa. Estos sí vienen preparados ya para cocinar. Solo tienes que escurrirlos.

Están genial para ensaladas, platos fríos, acompañamientos, etc., ya que solo tenemos que mezclar y servir.

Con los champiñones laminados frescos podemos hacer lo mismo que con los enteros. Te propongo 4 opciones de recetas muy rápidas y sabrosas:

1 / 4
Lasaña de champiñones laminados

1 / 4

Lasaña de champiñones laminados

Ingredientes:

  • 250 g de champiñones laminados
  • 1,5 tazas de salsa de tomate casera
  • 1 paquete de pasta para lasaña precocida (de las que no necesitan cocción)
  • 1 taza de soja texturizada fina
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • ½ cucharadita de tomillo
  • ¼ de cucharadita de orégano
  • 1 taza de bechamel vegana casera (aquí puedes consultar la receta para hacer salsa bechamel casera)
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza desamargada

Preparación:

  1. Pon la soja texturizada con el aceite, tomillo y orégano en una sartén a fuego medio y mézclalo. Cuando empiece a dorarse un poco añade la salsa de soja y mézclalo bien. Agrega 1 taza de agua y ponlo a fuego fuerte. Deja que se cueza hasta que no quede nada de líquido. Resérvalo.
  2. Precalienta el horno a 200ºC.
  3. Pon en una fuente o bandeja para horno mediana una capa de placas de lasaña. Encima, una capa de champiñones laminados. Encima de los champiñones, una capita de salsa de tomate. Y sobre el tomate, soja texturizada. Repite la operación terminando con placas de lasaña.
  4. Vierte por encima la bechamel y espolvorea con la levadura de cerveza.
  5. Hornéalo 25 minutos a 200ºC y si quieres gratínalo un ratito antes de servir.

Consejo: Las lasañas en general son platos muy versátiles porque los puedes hacer casi con cualquier cosa y aprovechar lo que tengas por la nevera. Si quieres puedes poner también lonchitas de calabacín o unas tiras de pimiento.

Fotografía: Gtres/Stockfood
Champiñones laminados salteados al ajo y perejil

2 / 4

Champiñones laminados salteados al ajo y perejil

Ingredientes:

  • 200 g de champiñones frescos laminados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva una pizca de sal
  • 1 diente de ajo picado un ramito de perejil fresco (unos 20 gramos) picado

Preparación:

  1. Lava los champiñones y sécalos un poco con papel de cocina.
  2. Calienta el aceite en una sartén antiadherente a fuego medio.
  3. Pon el ajo, los champiñones y la sal y saltéalo todo junto 4-5 minutos, hasta que los champiñones empiecen a reducir. No te preocupes si sueltan agua, simplemente deja que se evapore removiendo y salteando.
  4. Cuando veas que se doran añade el perejil, mézclalo y sírvelo.

Consejo: Este plato es muy rápido y podemos hacerlo mientras preparamos otras cosas (por ejemplo, un plato de legumbres) para acompañar.

Fotografía: Gtres/Stockfood
Pizza de champiñones laminados

3 / 4

Pizza de champiñones laminados

Ingredientes:

  • 1/2 masa de pizza casera (consulta aquí la receta para preparar massa de pizza vegana saludable)
  • Una pizca de harina de maíz o sémola de trigo
  • ½ taza de salsa de tomate casera
  • ¼ de cucharadita de orégano
  • 200 g de champiñones laminados
  • Media cebolla roja laminada
  • Una pizca de sal levadura de cerveza desamargada

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 200-210ºC. Extiende tu masa al tamaño del molde o base para pizzas, espolvoreando la base con un poquito de harina de maíz o sémola para que no se pegue y quede crujiente.
  2. Extiende la salsa de tomate por toda la superficie con una cuchara. Espolvorea con el orégano.
  3. Coloca los champiñones laminados y los aros de cebolla por toda la pizza y espolvorea con un poquito de sal.
  4. Espolvorea sobre toda la pizza 1-2 cucharadas de levadura de cerveza desamargada.
  5. Hornéalo a 200-210ºC a altura media durante 15-20 minutos, hasta que veas que los bordes de la masa están ligeramente dorados y los champiñones se hayan asado.
  6. Sírvelo caliente.

Consejo: Lo bueno de preparar una pizza como esta es que los ingredientes no necesitan más preparación. Es muy cómodo utilizar champiñones que ya están cortaditos y que solo hay que aclarar un poco con agua. Sécalos antes de ponerlos en la pizza y así evitaremos que se forme caldillo. Mientras se hace la pizza puedes ir preparando una ensalada, un plato de legumbres, un salteado, etc.

Fotografía: Gtres/Stockfood
Revuelto de champiñones laminados y tofu

4 / 4

Revuelto de champiñones laminados y tofu

Ingredientes:

  • 200 g de tofu duro
  • 100 g de champiñones laminados
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • ¼ de cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de cúrcuma
  • ¼ de cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de almidón de maíz (maicena) sal kala namak (opcional)

Preparación:

  1. Pon el aceite en una sartén antiadherente a fuego medio. Deshaz el tofu sobre la sartén, apretándolo con la mano. Si quedan trozos grandes puedes romperlos con la espátula de cocina.
  2. Añade los champiñones, sal, cúrcuma y ajo y saltéalo todo junto 3-4 minutos, hasta que empiecen a dorarse tanto el tofu como los champiñones.
  3. Mezcla en un vasito el almidón de maíz con un poquito de agua (unos 50 ml está bien), échalo a la sartén, remueve rápidamente y cuando esté meloso (1 minuto más o menos), sírvelo. Puedes poner por encima un poquito de sal kala namak para darle sabor a huevo.

Consejo: Este revuelto es una opción de desayuno genial. Se tarda muy poco en preparar y apenas necesitas cosas. Puedes poner especias a tu gusto, omitir el ajo si quieres, y aprovechar otras cosas que tengas por la nevera (por ejemplo maíz o guisantes de lata que tengas abiertos). Los champiñones le dan un sabor buenísimo, son una buena pareja para el tofu.

Fotografía: Gtres/Stockfood

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?