Beneficios beber agua

Gesto saludable

4 beneficios de beber más agua al día

Beber agua es imprescindible, pero además ayuda a moderar el consumo de alimentos que desequilibran tu dieta. Y un gesto tan sencillo como tomar de 1 a 3 vasos más al día se refleja en varios parámetros de tu salud.

Aumentando un poco la cantidad de agua que se bebe al día se reduce la cantidad de calorías obtenidas de los alimentos y disminuye la ingesta de azúcares, sodio, grasas saturadas y colesterol.

El sobrepeso, la hipertensión o la colesterolemia son algunos de los trastornos que pueden ser tratados con un incremento de la ingesta de agua, según Ruopeng An, profesor de salud comunitaria en la Universidad de Illinois (Estados Unidos).

Los beneficios de beber de 1 a 3 vasos más de agua

Para realizar esta afirmación, Ruopeng An se apoya en los resultados de un estudio publicado en Journal of Human Nutrition and Dietetics que analizó los hábitos de más de 18.000 estadounidenses. El análisis se basó en varias encuestas llevadas a cabo entre 2005 y 2012 por el National Center for Health Statistics y observó que la mayoría de los participantes mejoraron su alimentación con solo aumentar en un 1% su consumo de agua.

¡Que no te falte el agua!

Evita la deshidratación

¡Que no te falte el agua!

No importa si el agua que se bebe es del grifo, de una fuente o mineral embotellada. Cuando se aumenta el consumo de agua entre 1 y 3 vasos más al día, las reducciones en la ingesta de calorías, colesterol, sodio y azúcar son considerables.

Por un lado, los participantes en el estudio redujeron ligeramente su consumo de bebidas azucaradas y alimentos que desequilibran la dieta, concretamente alimentos que aportan pocos nutrientes y muchas calorías, como postres, bollería y mezclas de aperitivo que dan variedad pero que son totalmente prescindibles en una alimentación saludable.

Menos calorías, azúcar, colesterol y sodio

Beber más agua hizo que los participantes moderaran su consumo de calorías: consumían entre 68 y 205 calorías menos al día.

Esto se reflejó en otros parámetros. Para empezar, redujeron su ingesta de colesterol entre 7 y 21 mg diarios.

También se vio cómo disminuía su ingesta de sodio entre 78 y 235 mg.

En cuanto a la reducción del consumo de azúcar, se situó entre los 5 y 18 gramos de azúcar menos al día.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?