Guayaba

Exótica, astringente y rica en fibra, la guayaba es un tesoro tropical para tu cocina y tu salud. Descubre sus propiedades y cómo usarla en la cocina.

La guayaba es una fruta aromática y de sabor sutilmente dulce o ácido según la variedad. Es muy apreciada en todo el trópico, donde se emplea en batidos y dulces.

Aquí se encuentra en diferentes momentos del año, pero su aroma tropical invita a incorporarla especialmente en batidos y licuados de verano.

Propiedades de la guayaba

Su riqueza en vitamina C es excepcional: una sola guayaba (del tamaño de una pera) cubre de sobra las necesidades diarias de este antioxidante. Los ejemplares rosados son, además, ricos en betacaroteno.

Sus propiedades astringentes la hacen eficaz contra las diarreas estivales. A ese poder regulador contribuye también su abundante fibra (¡más del 5%!).

Cómo usarla en la cocina

El sabor único de esta fruta es realmente apreciado para las preparaciones que requieran un toque exótico.

La guayaba se puede batir pelada o con cáscara; solo hay que eliminar sus duras pepitas. Se bate con agua o leche vegetal y se endulza al gusto. También se puede añadir chía, avena u otras frutas.

Al contener mucha pectina, la guayaba es ideal para elaborar mermeladas y confituras. En algunos países tropicales el "dulce de guayaba" es un postre tradicional que se suele servir con queso.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?