Plátano rojo

El plátano rojo comienza a verse en las fruterías de la península ibérica. Llegó a las Islas Canarias hace 40 años y allí es bien conocido, con su piel morada y su pulpa rosada con ligero sabor a frambuesa. Conoce sus propiedades y beneficios saludables.

El plátano de Canarias que conocemos de toda la vida es el de piel amarilla con manchitas negras. Es una de las frutas más populares por su facilidad de consumo, sabor y propiedades. Ahora se han introducido en el mercado las variedades del exótico y llamativo plátano rojo. Te explicamos cuáles son sus propiedades y las diferencias con el plátano tradicional.

¿Cuál es el origen del plátano rojo?

Tanto los plátanos amarillos como los rojos pertenecen a la misma especie botánica, Musa acumunita, que incluye las variedades que se pueden comer crudas y que junto a los híbridos de Musa acuminata y Musa balbisiana, constituyen toda la familia de futas que se denominan bananas o plátanos.

La diferencia está en que los plátanos amarillos de Canarias con denominación de origen pertenecen a cultivares de la variedad Cavendish, como la Gran Enana, Zelig y Gruesa Palmera. Todas estas variedades se reúnen bajo la nomenclatura oficial Musa acuminata Red Dacca

En cambio, los plátanos rojos pertenecen a las variedades Cuban Red, Jamaican Red y Spanish Red. En América estas variedades son bien conocidas y se les llama banana roja (Argentina), banano color clarete o morado o tafetán (Colombia), plátano morado (Cuba), guineo colorado (Puerto Rico), plátano colorado o rosado (Ecuador), plátano rojo (Perú y España).

Hace más de 20 años la primera semilla de plátano rojo, procedente de La Martinica, llegó a las Islas Canarias de la mano del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA). La fruta se ha adaptado perfectamente a las islas y también al clima de áreas de la península como Almuñécar (Granada).

Los que se consumen en el resto de Europa suelen proceder de la India, Brasil, Ecuador o Indonesia, pero los de España proceden de las Islas Canarias y Almuñécar (Granada).

Los plátanos rojos resultan sensiblemente más caros porque su producción es pequeña y su recolección es más costosa. El precio de un kilo sale a algo más de 3 euros. Pero es muy posible que cada vez los encontremos con más facilidad porque la planta del plátano rojo es más resistente al "mal de Panamá", un hongo (Fusarium oxysporum) que amenaza las variedades tradicionales canarias.

¿A qué saben los plátanos rojos y cómo se comen?

El plátano rojo es más pequeño y grueso que el amarillo, la piel también es más gruesa, y el color se va haciendo más oscuro a medida que madura (en algunas variedades aparecen incluso manchas marrones). La pulpa no es tan diferente: es amarilla con un ligero toque rosado.

El sabor de los plátanos rojos es distinto al del plátano amarillo ordinario. Son más jugosos, dulces y con un aroma que recuerda a la frambuesa o a los frutos rojos.

Los plátanos rojos se pueden comer crudos, igual que los amarillos. No tendrás que hacer nada de manera diferente, solo pelarlos y disfrutar de un sabor distinto, pero muy rico. También están muy sabrosos cocinados en platos dulces y salados.

¿Los plátanos rojos son saludables?

El color rojo de estos plátanos se debe a su contenido en carotenoides antioxidantes, especialmente en betacaroteno, que se transforma en vitamina A en el cuerpo. Cuanto más oscuros son, más betacaroteno y más vitamina C aportan. Esta es la principal diferencia nutricional respecto al plátano amarillo. El resto de características son muy similares: son ricos en fibra, potasio, magnesio y vitamina B6.

Valor nutricional

Un plátano rojo pequeño de 100 g proporciona:

  • Calorías: 90 calorías
  • Hidratos de carbono: 21 g
  • Proteínas: 1,3 g
  • Grasa: 0,3 g
  • Fibra: 3 g
  • Potasio: 358 mg, 10% de la ingesta diaria de referencia (Ingesta Diaria Recomendada, IDR)
  • Betacaroteno: 1.412 μg
  • Vitamina B6: 0,6 mg, 28% de la IDR
  • Vitamina C: 8,7 mg, 15% de la IDR
  • Magnesio: 28 mg, 8% de la IDR

Beneficios del plátano rojo

Por sus características nutricionales y propiedades saludables, el plátano rojo ofrece distintos beneficios para la salud:

Favorecen el control de la tensión arterial y la inmunidad

Las investigaciones muestran que comer más alimentos ricos en potasio puede ayudar a reducir la presión arterial. Una revisión de 22 estudios encontró que comer más potasio redujo la presión arterial sistólica (el número superior de una lectura) en 7 mm Hg.

Otro mineral importante para el control de la presión arterial es elmagnesio. Un plátano rojo pequeño proporciona aproximadamente el 8% de sus necesidades diarias de este mineral. Una revisión de 10 estudios señaló que aumentar su ingesta de magnesio en 100 mg por día puede disminuir su riesgo de presión arterial alta hasta en un 5%.

Los plátanos rojos son ricos en vitaminas C y B6. Estos nutrientes son esenciales para un sistema inmunitario saludable. Un plátano rojo pequeño proporciona el 9% y el 28% de las IDR de vitaminas C y B6, respectivamente.

Muy ricos en fibra prebiótica

Los prebióticos son un tipo de fibra que alimenta las bacterias intestinales beneficiosas. Al igual que los plátanos amarillos, los plátanos rojos son una gran fuente de fibra prebiótica, especialmente en fructooligosacáridos y en inulina.

La fibra preobiótica de los plátanos pueden reducir la hinchazón, aumenta la diversidad de bacterias intestinales beneficiosas y combatir el estreñimiento.

Indice glucémico más bajo

Aunque los plátanos rojos son más dulces que los amarillos, su índico glucémico es más bajo, por lo que contribuyen mejor a la estabilidad de los niveles de glucosa en sangre.

¿Es afrodisiaco?

Por razones que tienen seguramente que ver con la forma más que con el contenido nutricional o con propiedades probadas, en Centroamérica y la India, tanto el plátano rojo como su zumo tienen fama de ser afrodisiacos y favorecedores de la fertilidad.

Receta con plátano rojo

Ensalada de achicoria con plátanos rojos

Ingredientes (para 4 personas):

  • 2 cucharadas de almendras laminadas
  • 3 achicorias rojas
  • 3 plátanos rojos
  • 1 naranja
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

1. Tuesta las almendras laminadas en una sartén sin grasa y déjalas que se enfríen.
2. Saca el extremo amargo de las achicorias y corta las hojas.
3. Corta los plátanos y la naranja en trozos pequeños y mézclalos con la achicoria.
4. Bate el zumo de limón, el aceite, la sal y la pimienta hasta que estén bien ligados.
5. Vierte el aderezo sobre la ensalada.
6. Antes de servir espolvorea la ensalada con las almendras laminadas.

Otras formas de incorporar el plátano rojo a la dieta

  • Mézclalos en un batido.
  • Córtalos en rodajas y añádelos como ingrediente a los muesli de avena.
  • Congela los plátanos rojos y luego pásalos por una batidora para elaborar un helado casero.
  • Combínalo con mantequilla de cacahuete sobre una tostada de pan integral.
  • Añádelos a las recetas de magdalenas y bizcochos caseros.

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?