Mirar hacia delante

¿Cómo puedo superar el resentimiento hacia mi madre?

El enfado y el resentimiento tienen una función muy clara: protegernos del dolor. Comprender cómo y por qué nos han hecho daño nos ayudar a desmontar el resentimiento y abrirnos a nuevos sentimientos.

Laura Gutman
Laura Gutman

Psicoterapeuta


En este vídeo Laura Gutman analiza siguiente situación planteada por una lectora:

"¿Alguna vez dejaré de sentirme resentida con mi madre? Fue una madre ausente durante mi infancia y, aún ahora, con mis 40 años y sus 60, sigo sin estar en paz. ¿Es mejor que simplemente acepte este sentimiento?"

Qué es el resentimiento

El resentimiento es una carga que nos llega, no es una decisión, porque estoy segura de que el resentimiento también ocupa lugar, y ese lugar no permite que afloren otros sentimientos.

Es importante que todos nosotros comprendamos, lo más globalmente posible, las razones por las cuales cada uno de nosotros hacemos lo que hacemos. En realidad, todos hacemos lo que podemos y lo mejor que podemos. Jamás vi a nadie que hiciera en ningún ámbito de la vida lo peor que puede. Todos hacemos lo mejor.

Entonces, probablemente, la mamá de esta señora, cuando fue madre joven, dentro de su realidad, su comprensión y su ignorancia, también hizo lo mejor que pudo. Lo que nosotros podemos hacer, cuando ampliamos el conocimiento, es entender las múltiples razones desde nuestras múltiples ignorancias, y una vez que lo entendemos ya no hay lugar para el resentimiento, porque entendimos. Ya está, comprendimos.

Pasó así. ¿Mi mamá me lastimó? Sí. ¿Yo era niña y ella era mi madre? Sí. ¿Mi mamá lo hizo a propósito? No. ¿Hizo lo mejor que pudo? Sí, porque a su vez ella venía de una historia de mayor ignorancia, de mayor desamor, de mayor crueldad o de lo que sea que le haya acontecido. Entonces, hizo lo que pudo.

Artículo relacionado

Dolor vs resentimiento

Ahora, si yo armé este resentimiento, en algún punto también fui creando este resentimiento que a mí me salvó del dolor, porque cuando uno está enfadado, duele menos. Entrar en contacto con el dolor es más doloroso. El enfado, el enojo, la violencia, la agresión es algo que me pone más activo y me distancia un poquito del dolor.

En cambio, si yo simplemente me quedara con que esto fue muy doloroso para mí, no habría lugar para resentimiento. Eso que nos aconteció cuando fuimos niños ya pasó. No podemos volver al pasado, pero lo que sí tenemos que hacer es reconocer, conocer, saber, comprender eso que nos pasó para luego comprender en qué nos hemos convertido y también para comprender a los demás actores de ese escenario. Por supuesto, mamá es una actriz muy importante, y una vez que lo comprendí, no hay más lugar para el resentimiento.

Para mí, esta persona que está preguntando todavía se está aferrando al resentimiento porque eso la mantiene viva, activa, con esa energía vital más batalladora, y eso le sirve para no conectar con el dolor. Cada uno hace lo que puede. Si te sirve el resentimiento, te sirve, pero bueno, es como cuando uno se enfada, luego hay que desenfadarse.

Te puede interesar...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?