Relajantes musculares naturales

Contracturas musculares: 4 plantas relajantes para aliviar el dolor de forma natural

Para aliviar eficazmente el dolor muscular es fundamental distinguir su origen. En caso de necesitar relajar los músculos, existen alternativas vegetales a los fármacos.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

Está claro que practicar deporte es saludable. También es una forma de pasarlo bien, sentirse mejor y brinda la oportunidad de juntarnos con otras personas. El inconveniente es que se producen lesiones en forma de Contracturas, calambres, espasmos, debilidad muscular, cervicalgias, agujetas, luxaciones...

La buena noticia es que lfitoterapia nos ofrece remedios naturales para aliviar este tipo de lesiones aprovechando las propiedades de plantas medicinales que alivian el dolor, bajan la inflamación y favorecen la curación. Para aliviar dolores musculares podemos recurrir a plantas con virtudes antiinflamatorias, analgésicas, antiespasmódicas, tónicas y estimulantes.

Cómo eliminar el dolor muscular según su origen

El dolor muscular se produce como reacción a un esfuerzo físico intenso o al mantenimiento de una postura inadecuada durante largo tiempo.

  • Los calambres son contracciones involuntarias y dolorosas de los músculos motores, que suelen afectar sobre todo a deportistas y trabajadores físicos
  • Las agujetas son la consecuencia de un esfuerzo físico intenso, sobre todo en personas no acostumbradas a él, que genera una acumulación de ácido láctico en los músculos y se asocia muchas veces a un déficit en los niveles de calcio.
  • Las contracturas se producen por la activación de uno de los nervios que controlan los músculos, que liberan unas sustancias que se fijan a unos receptores del músculo, provocando dolor. Pueden tener asimismo una causa emocional.

Los calambres musculares y las contracturas pueden resolverse con reposo y la aplicación de calor sobre el área afectada, así como con fisioterapia.

Las agujetas se previenen efectuando ejercicios de calentamiento previos y se pueden aliviar con masajes y baños relajantes.

Artículo relacionado

4 plantas muy beneficiosas para relajar los músculos

Las plantas medicinales con efectos miorrelajantes pueden ser una alternativa efectiva a los fármacos.

Aunque estas plantas no producen efectos secundarios, es preferible no tomarlas simultáneamente con sedantes, hipnóticos o alcohol.

La pasionaria, en pastillas o infusión, resulta idónea para combatir los espasmos musculares. Y la valeriana actúa como un excelente relajante muscular.

1 /4
flower-g3ced39e6c 1920

1 / 4

Valeriana (Valeriana officinalis)

Valeriana (Valeriana officinalis)

Una planta clásica para ayudar a eliminar la tensión muscular es la valeriana, que además resulta antiespasmódica y sedante.

Es muy útil para aplacar los espasmos musculares que se originan por un esfuerzo deportivo o durante el periodo menstrual, así como para aliviar el dolor de espalda y las contracturas cervicales.

Propiedades de la valeriana

  • Miorrelajante
  • Antiespasmódica
  • Tranquilizante
  • Hipnótica suave
  • Antihipertensiva
  • Anticonvulsiva.

Cómo tomar la valeriana

En cápsulas (3-4 g al día), en tintura, extracto líquido y decocción con hinojo y melisa (2-3 tazas al día).

Artículo relacionado

Pixabay
iStock-814518848

2 / 4

Ulmaria (Filipendula ulmaria)

La ulmaria contribuye a rebajar la inflamación y a devolver la elasticidad en contracturas musculares diversas, como las de origen cervical y las que afectan a las extremidades.

Propiedades de la ulmaria

  • Antiinflamatoria
  • Analgésica
  • Febrífuga
  • Diurética
  • Astringente
  • Sudorífica.

Cómo tomar la ulmaria

En infusión, tintura, extracto liquido y la decocción en uso externo para masajes.

iStock
plant-gd8280b3e4 1920

3 / 4

Pasiflora (Passiflora incarnata)

Lo mismo se puede decir de otro sedante célebre, la pasiflora, que se recomienda para calmar las contracturas musculares y las neuralgias y mialgias.

Propiedades de la pasiflora

  • Relajante muscular
  • Antiespasmódica
  • Sedante
  • Ansiolítica
  • Hipnótica suave
  • Antiarrítmica
  • Emenagoga.

Cómo tomar la pasiflora

En infusión simple o combinada (2-3 tazas diarias), en cápsulas, tintura, extracto líquido y jarabe.

Artículo relacionado

Pixabay
iStock-649351646

4 / 4

Guayaco (Guaiacum officinale)

La resina del guayaco se ha demostrado muy efectiva, en uso tópico, para combatir el dolor por contracturas musculares, inflamaciones osteoarticulares y mialgias.

Propiedades del guayaco

  • Analgésico
  • Antiinflamatorio
  • Sudorífico
  • Diurético salurético
  • Rubefaciente.

Cómo tomar guayaco

En decocción para uso tópico en compresas, friegas y lavados, en tintura y la resina.

iStock

Remedio natural para aliviar contracturas musculares

Esta combinación de plantas antiinflamatorias, analgésicas, antiespasmódicas y estimulantes, además de mejorar las contracturas musculares, también puede ser útil en caso de distensiones, neuralgias, traumatismos, contusiones, hematomas y como apoyo en luxaciones, tendinitis y bursitis.

Ingredientes:

Preparación:

  1. Se usan 10 g de cada planta, por cada litro de agua.
  2. Se mezclan las distintas plantas hasta formar una masa homogénea.
  3. Se ponen a hervir durante 3 minutos y se deja reposar, tapado, durante unos diez minutos.
  4. Se filtra bien.

Cómo aplicarlo:

Se aplica por vía externa en forma de compresas. Se empapan unas compresas con la decocción ya tibia y se aplican sobre el área inflamada, 2-3 veces al día.

En caso de lesiones recurrentes:

Como opción para un remedio a largo plazo, para afrontar lesiones más recurrentes o persistentes, puedes hacerte un linimento con las mismas plantas citadas, sumándole hipérico:

  1. Se maceran las cuatro plantas –árnica, milenrama, romero y cantueso– junto a sumidades de hipérico en 1 litro de aceite de oliva.
  2. Se deja que repose unos 15 días en un espacio ventilado pero a la sombra.
  3. Transcurrido ese tiempo, se filtra en un frasco de vidrio translúcido. Se puede guardar varios años, porque el aceite actúa de conservante.

Resulta un linimento muy efectivo para tratar las lesiones deportivas menores, sin fracturas, como tendinitis, contracturas, distensiones, golpes, etc. Se aplica en masaje suave, dos o tres veces al día.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?