Para desinflamar

5 plantas eficaces contra los dolores musculares

Jordi Cebrián

Si las malas posturas te acaban pasando factura en músculos y articulaciones, estas plantas medicinales te pueden ayudar a sentirte mejor.

Si te pasas entre 8 o 10 horas diarias sentado frente al ordenador o en una mesa, al volante o de pie tras un mostrador, este inmovilismo y adoptar posturas inadecuadas te acabarán pasando factura.

Los especialistas ponen nombre a estas dolencias: dorsalgia, tendinitis del hombro, cervicalgia, lumbalgia, epicondilitis, síndrome del túnel carpiano, tortícolis…

1 de cada 4 personas mayores de 20 años tienen dolores de espalda por las malas posturas

El primer paso para aliviar estos dolores persistentes es corregir las malas posturas y usar asientos ergonómicos.

Una buena alternativa o un buen apoyo

Frente al recurso de analgésicos y antiinflamatorios convencionales, las plantas medicinales pueden ser una buena alternativa o, cuando menos, un buen apoyo.

1. Árnica (Arnica montana)

El mejor analgésico es el árnica y es también el antiinflamatorio más eficaz. Se usa para calmar la inflamación articular, mialgias y luxaciones. Relaja el músculo, desinflama, es rubefaciente y activa la circulación.

Puedes aplicártela en infusión sobre el área dolorida con compresas calientes.

Artículo relacionado

Calmar el dolor de un esguince

Fórmula antiinflamatoria para calmar el dolor de un esguince

2. Viburno (Viburnum opulus) y viburno americano (Viburnum prunifolium)

El viburno y su pariente americano poseen ácido salicílico y son un buen apoyo frente al dolor en cervicales, espalda y articulaciones de las manos. Tienen un gran poder desinflamatorio, analgésico y antireumático.

Lo forma más común de utilizarlo es en decocción de la corteza, y en menor medida de las hojas, tomando de 2 a 3 tazas al día. También se puede utilizar por vía tópica en extracto líquido o tintura.

Puedes combinarlos con sauce y valeriana.

3. Harpagofito (Harpagophytum procumbens)

Otro gran aliado, de eficacia similar a los antiinflamatorios clínicos por su triple función: antiinflamatoria fuerte, analgésica y antiespasmódica, es el harpagofito. Se recomienda sobre todo en procesos crónicos, para tratar dolores en cervicales, muñecas, dedos, parte baja de la espalda, neuralgias, etc.

La parte que se utiliza es el tubérculo. Toma el polvo en decocción 3 tazas al día, en cápsulas o en extracto líquido.

Artículo relacionado

Ibuprofeno efectos secundarios alternativas naturales

¡No te pases con el Ibuprofeno!

4. Hipérico (Hypericum perforatum)

El aceite de hipérico se ha mostrado efectivo a largo plazo para aliviar el dolor muscular.

Debe aplicarse con perseverancia con un masaje suave sobre la zona dolorida.

5. Cayena (Capsicum frutescens)

La cayena es muy eficaz por vía tópica para mitigar neuralgias y dolores en músculos, tendones y cervicales.

Los polvos o la oleorresina (mínimo 8% de capsicina), en forma de crema o pomada o en compresas, son las aplicaciones más comunes.

Debe usarse con moderación, pues puede irritar la piel sensible.

Asesoría: J. M. Teixé, herborista de Manantial de Salud

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?