Actualiza tu despensa

10 alimentos imprescindibles de otoño y cómo cocinarlos

Muchas de las frutas y vegetales de otoño tienen colores naranjas y rojos, lo que indica que tienen una buena cantidad de betacarotenos. Además contienen antioxidantes y vitamina C. Descubre cómo sacarles todo el partido.

En otoño, igual que cambiamos el ropero, podemos cambiar los ingredientes de nuestras comidas con todo lo que está de temporada. Al empezar el frío también nos apetecerán otros tipos de platos, más calientes a la vez que nutritivos.

Por suerte en otoño tenemos un montón de verduras, hortalizas y frutas que utilizar en nuestras preparaciones que nos transportarán directamente al calor del hogar.

10 alimentos de otoño para entrar en calor

Estos 10 alimentos imprescindibles en otoño y no pueden faltar en tu despensa. Toma nota de estos consejos para saber cómo cocinarlos y sacarles el máximo partido.

1 / 10
alcachofas

1 / 10

Alcachofas

Las alcachofas están en su temporada y las encontraremos especialmente prietas, brillantes y jugosas. Puedes comprar poca cantidad para usar el mismo día, así evitamos que se nos pongan feas, o una buena cantidad, hervirlas o asarlas y tener para toda la semana.

  • Lo bueno de las alcachofas es que nos sirven para un montón de platos, además de como complemento a la hora de montarnos el táper. Es fácil coger un poco de aquí y de allá y añadir un par de alcachofas ya cocidas o asadas para llevar.
Fotografía: Gtres/Stockfood
calabaza

2 / 10

Calabaza

En otoño podemos encontrar una buena variedad de calabazas. Desde la butternut o cacahuete, que se ha hecho muy popular, hasta las clásicas calabazas de asar, las hokkaido, calabaza mallorquina, etc. Que no te intimide el tamaño: aunque sean muy grandes se usan rápido.

  • Las calabazas más grandes se pueden asar en mitades o en cuartos y guardar en la nevera o congelar.
  • Utiliza calabaza para hacer cremas de verduras y hortalizas, guisos, potajes, platos con legumbres y cereales y postres.
  • Las calabazas de asar son muy dulces y se pueden comer tal cual, asadas, como dulce. Igual que las manzanas asadas.
Fotografía: Gtres/Stockfood
hinojo

3 / 10

Hinojo

Esta hortaliza también es sinónimo de otoño y podemos utilizar todas sus partes.

  • El bulbo blanco se puede cortar fino para comer fresco crudo, o se puede picar y usar como un puerro o una cebolla, pero de sabor dulzón y anisado.
  • Los tallos también se pueden usar en cremas y sopas para dar mucho sabor, y las hojas utilízalas como hierba fresca para terminar platos y darles un toque muy aromático.
Fotografía: Gtres/Stockfood
boniato

4 / 10

Boniato

Los boniatos nos sirven para más cosas que las patatas, gracias a su sabor dulce.

  • Podemos asarlos y comerlos como postre, mezclar con el porridge o gachas de desayuno, incorporar enn guisos y potajes, etc.
  • Aprovecha el otoño para consultar recetas con boniatos y usarlos en todo lo que te apetezca.
Fotografía: Gtres/Stockfood
setas

5 / 10

Setas y champiñones

Los hongos son otro clásico del otoño. Gírgolas, champiñones blancos, níscalos o robellones, boletus edulis, senderinas, trompeta de la muerte, rebozuelos, colmenillas…

Fotografía: Gtres/Stockfood
castañas

6 / 10

Castañas

Las castañas son el mejor snack del otoño. Elige siempre castañas que se vean grandes, brillantes, pesadas y sin agujeritos, moho o grietas en la piel.

  • Así, en crudo, las puedes guardar en la despensa en un lugar seco (mejor en un bote hermético) e ir usándolas cuando quieras.
  • Ásalas al fuego o al horno (cortando la piel primero) y meriéndate unas castañas calentitas.
  • Para pelarlas puedes hervirlas también, y luego usarlas en salteados, guisos, potajes o postres.
Fotografía: Gtres/Stockfood
verdura-hoja-verde

7 / 10

Verduras de hoja verde

Con el otoño llegan la escarola y varios tipos de lechuga, que nos servirán para hacer ensaladas y platos fríos que complementen nuestras comidas. La escarola especialmente es muy versátil para utilizar con otros ingredientes otoñales, como higos, manzanas, legumbres, calabaza, etc. También tendremos judías verdes, acelgas y espinacas, imprescindibles tanto para platos calientes como fríos.

  • Aprovecha para hacer ensaladas tanto frías como templadas con escarola.
  • Las judías verdes las podemos conservar en el congelador blanqueándolas primero.
  • Las acelgas y espinacas nos darán una buena base de verdura para lasañas, ensaladas, empanadas, potajes, etc.
Fotografía: Gtres/Stockfood
pimiento-y-tomate

8 / 10

Pimiento y tomate

En otoño se recogen los últimos tomates y pimientos, y puedes aprovechar para comprarlos en su punto y conservarlos en casa para tener el resto del año. Consulta aquí cómo hacer conservas de tomate en casa.

  • Los tomates son de los más fáciles. Utiliza los botes de legumbres cocidas y otros botes de cristal de cosas que hayas comprado para envasar y conservar los tomates ya pelados.
Fotografía: Gtres/Stockfood
garbanzos-px

9 / 10

Legumbres

Aunque están disponibles todo el año, en otoño nos apetece más comer legumbres en platos calientes, desde salteados hasta gratinados, guisos y potajes. Hazte con las legumbres más clásicas (lentejas, garbanzos y alubias) para todas tus preparaciones.

  • Las lentejas son las legumbres más rápidas de preparar. Tanto si son lentejas pardinas como castellanas, beluga, peladas o rojas, solo necesitan 10 minutos en la olla exprés o 20 minutos en la olla normal, y después las podemos utilizar en lo que queramos, o bien preparar directamente las lentejas con las verduras y especias que queramos para obtener un potaje que nos sirva para varios días.
  • Con las legumbres que te vayan sobrando puedes hacer hamburguesas vegetales fácilmente y así tener más variedad de comidas para el día a día.
Fotografía: Pexels
coliflor

10 / 10

Coliflor

Con coliflor también podemos hacer muchas cosas en otoño, desde falso cuscús (rallándola) hasta cremas y sopas.

  • Puedes asarla entera o en trozos, cortarla en rodajas gruesas y hacerla a la plancha, incorporarla a potajes y ollas, o incluso encurtirla igual que las zanahorias y los pepinillos.
  • Si quieres congelar coliflor, primero tienes que dividirla en floretes y después blanquearla un par de minutos.
Fotografía: Gtres/Stockfood

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?