Sopa de tomate: la receta definitiva (y dos variantes fáciles y exquisitas)

Para preparar una deliciosa sopa de tomate necesitas muy pocos ingredientes y resulta tan reconfortante que seguro que querrás repetir.

Sopa de tomate
iStock

Schema: Receta

 

 

El tomate es, sin ninguna duda, una de las frutas más populares del mundo (sí, el tomate es desde el punto científico una fruta) y un imprescindible en nuestras cocinas y mesas. En ensaladas, untado sobre una tostada de pan, en sofritos o en salsas de tomate que no pueden faltar en pastas, pizza o platos de arroz. Pero ¿habéis probado alguna vez la sopa de tomate?

El gazpacho es tal vez la sopa de tomate más conocida en España, pero aquí me refiero a la sopa de tomate en la que el tomate va cocido. Una sopa para tomar caliente, un plato reconfortante perfecto para hacer a finales de verano, cuando los tomates están en abundancia y el tiempo empieza a enfriase, o para alegrar los meses más fríos, en que la podemos preparar con tomates en conserva, en recuerdo del verano. 

La sopa de tomate es también un plato muy simple, una receta fácil de hacer en la que solo se requieren ingredientes básicos de la despensa, como cebolla, ajo, aceite de oliva y los tomates. Por supuesto, podemos hacer variaciones de esta receta de sopa de tomate básica y atrevernos a añadir ingredientes menos comunes, que le darán un toque diferente.

En este vídeo te contamos como hacer el gazpacho perfecto, la sopa de tomate fría por excelencia:

Cómo hacer sopa de tomate: receta básica y variantes

Para hacer una sopa de tomate se pueden utilizar tomates frescos bien maduros o, si no están en temporada, tomates en conserva.

Además de los ingredientes básicos que antes hemos mencionado –cebolla, ajo y aceite–, podemos agregar otras verduras, como apio, zanahoria, calabaza o pimiento, y añadir especias como comino, jengibre, curry o hierbas frescas.

Para hacer la sopa más densa, podemos añadir patatas junto con los tomates.

Y si deseamos una sopa cremosa, podemos triturar las verduras junto con alubias blancas, tofu, anacardos, cremas de frutos secos  o bien leche de coco u otra bebida vegetal. 

La sopa se puede servir tal cual como un primer plato o acompañada de croutons de pan o patata, garbanzos crujientes, queso rallado, tostadas o dados de tofu. Hay versiones para todos los gustos. 

Vayamos ahora con las recetas de sopa de tomate. Aquí encontrarás una receta de la sopa de tomate tradicional junto a dos variantes: una sopa de tomate extracremosa y una sopa de tomate y pimientos asados.

Sopa de tomate tradicional

Sopa de tomate tradicional

iStock

Sopa de tomate tradicional

Esta es la receta básica de sopa de tomate de la que se enamorará todo el mundo. Para hacerla más contundente, podemos añadir pasta cocida o alubias blancas o garbanzos o croutons de pan, y para darle un toque gourmet, podemos servirla con pesto o queso rallado. 

INGREDIENTES PARA 4-6 PERSONAS

  • 1 kg de tomates bien maduros 
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • media rama de apio 
  • 1/2 de pimento verde 
  • 500-750 ml de agua o caldo vegetal 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • 1 hoja de laurel 
  • 1 cucharadita de azúcar integral o miel (opcional) 
  • pimienta
  • sal 

PREPARACIÓN (20' + 35' de cocción):

  1. Primero tienes que pelar los tomates. La manera más fácil es llenar una olla grande con agua y poner a hervir. Lava bien los tomates y haz en cada uno dos cortes en forma de cruz. Pon los tomates a la olla con agua hirviendo y cuece 1 minuto. Cuela y quita la piel. Así se va a quitar fácilmente. Después corta los tomates en trozos. 
  2. Pela y pica la cebolla y el  ajo y pica el apio. 
  3. En una olla, calienta el aceite y sofríe la cebolla, el ajo, el apio y el pimiento con un poco de sal unos 10 minutos .
  4. Añade los tomates, sal, pimienta, finas hierbas y medio litro del agua y el laurel y cocina unos 25 minutos. Quita la hoja de laurel. 
  5. Tritura la sopa con ayuda de una batidora de mano o en una batidora de vaso. Prueba el sabor y añade más sal.  Si es demasiado ácido, puedes endulzar con un poco de azúcar integral o miel. Si es preciso, añade más agua.
  6. Sirve con albahaca fresca. 

 

Sopa de tomate cremosa

Sopa de tomate cremosa

Stockfood

Sopa de tomate cremosa

Esta receta es una versión de luxe de la famosa sopa de tomate. Si necesitamos un plato reconfortante, durante las noches lluviosas o los meses más fríos, esta sopa no nos va a decepcionar. Para darle la cremosidad, añadimos anacardos crudos o, si queremos una versión sin frutos secos, podemos usar alubias blancas cocidas

INGREDIENTES PARA 4-6 PERSONAS

  • 800 g de tomates frescos o tomates en lata pelados 
  • 500-750 ml  de agua o caldo vegetal 
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • media taza de anacardos remojados o alubias blancas
  • 2 cucharadas de levadura nutricional 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • media cucharadita de hierbas italianas 
  • pimienta negra 
  • 1 cucharadita de sal 

PREPARACIÓN (15' + 35' de cocción):

  1. Empieza preparando la verdura. Pela y pica la cebolla y el ajo. Si vas a usar los tomates frescos, pélalos. Lo más fácil es poner a hervir una olla grande con agua y hacer un corte en forma de cruz en todos los tomates.  Añadir a la cazuela y hervir 1 minuto. Pasar con agua fría y pelar. Después cortar e n trozos. 
  2. Una vez preparada la verdura, haz la sopa. En una olla, calienta 2 cucharadas de aceite. Añade la cebolla y el ajo y sofríe unos 10 minutos con una pizca de sal. 
  3. Incorpora los tomates, los anacardos o las alubias y el agua o el caldo vegetal. Si vas a usar los tomates de lata, añade el líquido también. Añade las hierbas, sal, la levadura nutricional y cuece unos 20 minutos. 
  4. Pasa a la batidora o tritura con ayuda de un túrmix. Si es preciso, añade más agua o caldo. Comprueba el sabor y sirve con picatostes y albahaca fresca. 

 

Sopa de tomate asado

Sopa de tomate asado

Stockfood

Sopa de tomate y pimientos asados 

Una variante de la famosa sopa de tomate, pero el toque del pimiento asado. Para una cena más contundente, sirve con tostadas de pan gratinadas con queso. 

INGREDIENTES PARA 4-6 PERSONAS

  • 8 tomates medianos 
  • 3 pimientos rojos 
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 750 ml - 1 litro de caldo vegetal o agua 
  • perejil fresco para servir 
  • una pizca de comino 
  • pimienta negra
  • sal

PREPARACIÓN (10 + 50' de cocción):

  1. Precalienta el horno a 200 grados. 
  2. Prepara la verdura. Pela las cebollas y corta en cuartos. Pela los ajos. Lava los tomates y corta en trozos. Quita las semillas de los pimientos y corta en trozos. 
  3. Coloca toda la verdura en una bandeja para horno grande. Sazona con sal, rocía con aceite y hornea unos 45 minutos. 
  4. Una vez lista la verdura, coloca en una olla junto con el caldo, sal, comino y pimentón y cocina unos 5 minutos. Tritura con ayuda de una batidora de mano. Si es preciso, añade más agua. 
  5. Sirve con perejil fresco picado 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?