16 plantas de exterior con flor resistentes al frío y al calor

Hay plantas que florecen muchos meses al año y son una alegría en cualquier jardín o balcón. Te presentamos una buena cantidad de ellas para que puedas escoger las que más te gusten.

Pensamiento
Pixabay

Con el término "floración perpetua" los jardineros y floristas se refieren a las plantas que florecen de forma continua durante más de tres meses. Además, estas tienen una floración ininterrumpida que dura al menos dos temporadas consecutivas. Eso significa que puedes tener plantas de exterior con flor durante todo el año si eliges bien las variedades adecuadas.

16 plantas de exterior con flor que resisten el frío y el calor

a ventaja que se menciona con más frecuencia de estas plantas es que, con una combinación inteligente, tu jardín, terraza o balcón pueden estar llenos de color durante los 12 meses del año. Recuerda que no solo es un placer para los seres humanos, sino también para las abejas, las marioposas y otros insectos.

Otro aspecto positivo es el bajo esfuerzo de mantenimiento. Las plantas que florecen todo el año simplemente tienen que enraizarse y luego protegerse del viento. Además, por supuesto, regarlas las veces que precisen.

Pensamiento

Pensamiento

Seaonweb. iStockphoto

1. Pensamiento

Las variaciones de color del pensamiento la convierten en una de las plantas con flores más populares. Se considera un clásico entre las plantas que florecen todo el año e impresiona por su variedad.

El principal período de floración comienza en marzo, seguido de un segundo período de floración en otoño. Solo durante los meses de heladas no aparecen flores, aunque la planta resiste hasta 15 grados bajo cero.

Acónito de invierno

Acónito de invierno

Luna4. iStockphoto

2. Acónito de invierno

Esta planta muestra sus flores amarillas ya en febrero y ni siquiera la nieve y el hielo la desaniman. Desde un punto de vista puramente visual, hay fuertes similitudes con el botón de oro, pero también tiene un olor intenso.

Incluso si hay una floración temprana no hay de que preocuparse por la protección contra heladas, porque el acónito de invierno soporta temperaturas de hasta 29 grados bajo cero.

Malva rizada
Jan van der Wolf. iStockphoto

3. Malvavisco rizado

La malva arbustiva pertenece a la familia de las malvas y proviene del sur de Europa. La planta crece hasta 150 centímetros de altura y tiene flores que varían en color desde el blanco hasta el rosa o el morado.

Esta planta se siente más a gusto en compañía de otras plantas perennes. El período de floración comienza en junio y dura hasta finales de otoño.

Verbena bonariensis

Verbena bonariensis

Typo-graphics. iStockphoto

 

4. Verbena bonariensis

Pertenece a la familia de las verbenas y se siente bien en jardines, aunque también está cómoda en macetas en la terraza o el balcón, pero asegúrate de que esté en un lugar soleado y protegido del viento.

La verbena florece entre junio y finales de octubre. Esto significa que puedes dejar los tallos de flores viejas en su lugar para que se formen nuevas plantas en primavera.

Vinca

Vinca

José Ramiro Laguna. iStockphoto

5. Vinca

La vinca pertenece a la familia de las adelfas y es venenosa. Prefiere crecer a la sombra bajo arbustos o árboles de hoja caduca y tiene flores blancas, moradas o azules.

Las flores aparecen entre abril y mayo, pero la planta también seduce con sus hojas de color verde oscuro y brillante en el jardín. A veces, incluso florece por segunda vez en el otoño.

Coreopsis

Coreopsis

Alexander Gabriel. iStockphoto

6. Coreopsis

Esta planta pertenece a la familia de las margaritas y es una de las flores de jardín más populares. Puedes elegir entre variedades más altas, que se abren como arbustos, o plantas perennes bajas que son muy estables.

Originalmente, esta planta florecía en amarillo, pero ahora se pueden encontrar otras variantes de color como el rosa, el rojo y el blanco en los viveros.

Esta planta estará feliz en un lecho en el jardín y hace una pareja perfecta con la echinácea por la combinación de colores. El tiempo de floración es entre junio y octubre. Es resistente y muy fácil de cuidar.

Salvia nemorosa

Salvia nemorosa

HaraldBiebel. iStockphoto

7. Salvia nemorosa

La salvia nemorosa pertenece a la familia de la menta y se siente muy cómoda en lugares soleados del jardín. Le va particularmente bien en jardines naturales, pero también en jardines de rocas, y es una gran fuente de néctar y polen para muchos insectos.

La salvia nemorosa mide hasta 60 centímetros de alto y se puede combinar bien con las rosas. Las flores constan de dos a seis flores individuales de color blanco, rosa o azul-púrpura. Esta planta resistente, que florece durante todo el año, está feliz con la poda regular.

Hierba de San Benito

Hierba de San Benito

Wallonie. iStockphoto

8. Hierba de San Benito

En un jardín, se ve muy bien con campanas moradas o y nomeolvides. El crecimiento es bastante pequeño, pero persistente. La planta, muy robusta, florece entre abril y agosto en un magnífico amarillo o blanco, pero también en rosa o rojo.

Flor de abeja

Flor de abeja

Wirestock. iStockphoto

9. Flor de abeja

Esta planta muestra sus flores brillantes especialmente al atardecer, lo que se debe a su afiliación con la familia de las prímulas vespertinas. Le gusta un lugar soleado, pero que debe estar protegido del viento, y se siente tan cómoda en lechos de grava como en una maceta en la terraza.

Puede crecer hasta 150 centímetros de alto y casi 90 centímetros de ancho y a pesar de sus dimensiones es muy fácil de cuidar. Las temperaturas de hasta 15 grados bajo cero no suponen ningún problema para la planta, que muestra sus flores entre julio y las primeras heladas.

Geranium wallichianum

Geranium wallichianum

Dmitry Potashkin. iStockphoto

10. Geranium wallichianum

Esta resistente planta perenne no solo impresiona con sus flores, sino también con su agradable aroma. Le encantan los lugares soleados o semisombreados, que deben estar siempre resguardados del viento, ya que los tallos no son estables. Las flores son de color púrpura oscuro con venas oscuras que las atraviesan.

El período de floración del geranio es entre junio y octubre, y las hojas se vuelven de color rojo a amarillo en los meses de otoño. Una combinación en el jardín con rosas o espuelas de caballero es tan buena como con peonías.

Alcea rosea

Alcea rosea

Auws99. iStockphoto

11. Malva real

La malva real puede crecer hasta dos metros de altura. A esta planta resistente que crece como perenne le gusta una cama soleada y un suelo bien drenado, aunque debe asegurarse de dejar suficiente espacio entre las plantas al disponerlas en el jardín.

La malva real muestra sus magníficas flores entre junio y septiembre, con una paleta de colores excepcional que va desde el blanco y el amarillo, el albaricoque y el rosa hasta el rojo y el violeta o incluso el púrpura-negro.

Agastache rugosa

Agastache rugosa

Olga Seifutdinova. iStockphoto

12. Menta coreana

La menta coreana se presenta como una planta floreciente perenne de fácil cuidado que también es muy resistente.

Crece hasta 50 centímetros de altura y se desarrolla tupida, con las flores dispuestas en panículas. Las flores son de color violeta, rosa o blanco y aparecen en los meses de julio a septiembre.

Amapola de Islandia

Amapola de Islandia

Chris Gordon. iStockphoto

13. Amapola de Islandia

A esta plantas le gusta el sol, pero como su nombre sugiere, no le agrada demasiado el calor. Destaca con su resplandor de color durante los meses de verano y crece hasta una altura total de hasta 25 centímetros.

Las flores están ahuecadas y aparecen en tonos de amarillo o naranjas y rojos. Esta planta que crece en forma de cojín se considera resistente. Solo tienes que dejar tranquilas las plantas viejas y descoloridas en el lecho, ya que después del invierno producirán flores nuevamente.

Nepeta cataria

Nepeta cataria

Kazakovmaksim. iStockphoto

14. Menta gatuna

Esta planta no solo es popular entre los gatos, sino que también inspira a los jardineros que crean un jardín perenne. Porque allí la planta robusta, que florece durante mucho tiempo y es resistente al invierno, siempre tiene buen aspecto.

Crece hasta 80 centímetros de altura y de manera tupida. Muestra flores en forma de panícula de color azul-violeta. Florece todo el verano hasta el otoño.

Flor de manta

Flor de manta

Tom Meaker. iStockphoto

15. Flor de manta

La flor de manta inspira con las llamativas flores grandes de color amarillo-rojo que están ahuecadas. La época de floración de esta perenne, que puede alcanzar los 50 centímetros de altura, se sitúa entre julio y septiembre, que muestra su esplendor hasta bien entrados los meses de otoño. A la resistente planta perenne le gusta el sol y también es muy adecuada como flor cortada para el jarrón.

Equinácea

Equinácea

Unsplash

16. Equinácea

Aquellos que la tienen en su jardín pueden disfrutar de la belleza de la floración larga en los colores brillantes rosa, rosa y rojo entre julio y septiembre. La equinácea crece hasta 100 centímetros de altura y prefiere un lugar soleado. En otoño, se debe cortar vigorosamente para que vuelva a brotar el próximo año.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?