Limpieza ecológica

5 desengrasantes caseros o naturales para limpiar la cocina

Para limpiar la grasa de la cocina existen alternativas naturales a los quitagrasas convencionales. También son eficaces y no dañan la salud ni el medio ambiente.

Mayra Paterson
Mayra Paterson

Periodista y traductora especializada en salud, bienestar y alimentación natural

A la hora de limpiar a menudo usamos productos que al limpiar también "ensucian". Contienen compuestos químicos perjudiciales que se acumulan en las superficies o en el aire de casa y pueden afectar a nuestra salud y a la del medio ambiente. Entre esos productos se encuentran los desengrasantes o quitagrasas, que a menudo desprenden un olor muy fuerte y pueden resultar irritantes para las vías respiratorias o para la piel.

Por qué utilizar desengrasantes naturales

Si miramos la guía para productos de limpieza de Environmental Working Group (EWG), de los 22 productos desengrasantes comerciales analizados por esta organización solo 4 estaban libres de sustancias perjudiciales y ofrecían información clara de su composición, mientras que hasta 18 contenían compuestos que suponen un riesgo alto o probable para la salud o el medio ambiente o no ofrecían información clara sobre lo que contenían.

Entre las sustancias que pueden contener los productos quitagrasas se encuentran las etalonaminas, irritante para la piel y las vías respiratorias, o el alquil dimetil bencil amonio, que además de la piel puede irritar los ojos.

También contienen fragancias a base de ftalatos y almizcles sintéticos que actúan como disruptores endocrinos. Según el mismo Environmental Working Group, las fragancias son además una de las cinco sustancias más alergénicas del mundo.

Un problema añadido de los productos quitagrasa es que a menudo los utilizamos en forma de spray, lo que facilita que inhalemos esos compuestos con el aire.

Artículo relacionado

Productos de limpieza y pulmones

Productos de limpieza: tan tóxicos como el tabaco

5 productos caseros o naturales eficaces contra la grasa

Como la grasa se incrusta y a menudo cuesta de limpiar, nos puede parecer que necesitamos utilizar productos fuertes para eliminarla. Pero existen limpiadores ecológicos desengrasantes que combinan sustancias inocuas y fragancias naturales que permiten limpiarla igual de bien.

Además podemos eliminar la grasa con ingredientes que tenemos en la despensa o productos sencillos que, solos o combinados, tienen efecto desengrasante y desincrustante.

1 / 5
vinagre limon cocina

1 / 5

Limón

Muchos limpiadores naturales llevan limón, tanto por su poder desinfectante y su agradable aroma a limpio como porque ayuda a eliminar la grasa. 

  • Puedes añadir zumo de limón al lavavajillas para potenciar la acción desengrasante del jabón lavavajillas.
  • También puedes utilizarlo para limpiar el microondas. Pones un buen chorro de zumo de limón en un cuenco con agua, o media cáscara de limón, y lo calientas varios minutos hasta que hierva. El vapor que emana ayuda a que la grasa adherida a las paredes se desprenda y puedas limpiarla.
  • También puedes mojar la bayeta o el paño que uses para limpiar la encimera con zumo de limón para ayudar a limpiar la grasa que haya podido quedar pegada.

Por su efecto abrillantador, desinfectante y aromatizador, el limón te puede servir para muchas otras cosas a la hora de limpiar la cocina y el resto de la casa. 

Unsplash
Bicarbonato de sodio como quitagrasas

2 / 5

Bicarbonato de sodio como quitagrasas

El bicarbonato de sodio, al ser alcalino, tiene es un eficaz quitagrasas además de tener un gran número de usos sorprendentes para cuidar de la casa y el jardín.

Al igual que el limón, se puede añadir al lavavajillas para potenciar el efecto desengrasante. Disuelto en agua, resulta muy útil para limpiar el horno y eliminar la grasa adherida a las paredes:

  • Para una limpieza del horno rutinaria, añade un poquito de agua a 200 gramos de bicarbonato hasta obtener una masa densa, como si fuera una masa de crep. La extiendes por las paredes del horno, evitando las resistencias, y la dejas actuar 15-20 minutos. Luego retira con un paño empapado en agua y vinagre.
  • Para una limpieza a fondo del horno, deja la masa más espesa, extiéndela y deja actuar toda la noche. Seguramente necesitarás una espátula para retirarla al día siguiente.

Con bicarbonato de sodio disuelto en agua también puedes limpiar cazos, sartenes, fregadero y superficies de cocina como la encimera o los fuegos. Simplemente hazlo en el momento, antes de que la grasa se incruste, y no frotes con demasiada fuerza en las superficies delicadas para evitar dañarlas. 

Para potenciar su efecto lo puedes combinar con vinagre. Al mezclarlos verás que forman espuma, pues reaccionan al entrar en contacto.

Seasons
cristales de soda para desengrasar

3 / 5

Carbonato de sodio

Se parece al bicarbonato, pero su composición es ligeramente diferente, tiene una textura algo más gruesa y es más alcalino, con lo que tienen un poder desengrasante aún mayor y por eso se utiliza habitualmente en productos de limpieza ecológicos.

Se comercializa también con nombre como cristales de sosa o de soda, o como soda cristalizada, por influencia del inglés, pero lo importante es no confundirlo nunca con la sosa cáustica, que es muy fuerte y peligrosa para la salud.

Esta sal biodegradable es eficaz para limpiar el horno o el extractor y como desatascador. También puedes añadirla disuelta en agua caliente a cazos y sartenes y dejarlos reposar un rato, cuanto más mejor, para eliminar la grasa incrustada. En las bandejas de horno recién usadas, aún calientes, puedes echar los cristales directamente para que absorban la grasa y luego rascar para retirarlos.

A la hora de disolverlos en agua, hazlo con el agua bien caliente. Basta con una cucharada de cristales en medio litro de agua si no hay mucha grasa. Si quieres un mayor poder desengrasante, añade unos 100 gramos, y si hay muchísima grasa puedes añadir hasta 200 g. No sumerjas las manos en el agua durante mucho rato sin guantes.

El carbonato de sodio se puede obtener en casa a partir del bicarbonato de sodio, calentando este en el horno durante al menos 2 horas, pero también se encuentra cada vez más fácilmente en comercios especializados en limpieza ecológica.

 

Pexels
Vinagre como desengrasante casero

4 / 5

Vinagre

Podemos usar vinagre de cocina, pero es mucho más eficaz utilizar vinagre de limpieza o vinagre blanco de limpieza, que al tener mayor acidez resulta más eficaz. Su poder desengrasante permite utilizarlo para limpiar las superficies de la cocina cómodamente. Pero el uso como desengrasante es solo uno de los muchos usos del vinagre para limpiar en la cocina.

El olor a vinagre desaparece enseguida, pero siempre se puede diluir en agua o ponerle algún aceite esencial para suavizar o mejorar el olor.

Utilízalo para limpiar la grasa solo en encimeras y superficies no porosas, como el metal o el vidrio. Evítalo en las encimeras de granito porosas, pues podría dañarlo. En esas superficies te puede ser útil probar como alternativa un jabón natural a base de aceite de oliva.

Para potenciar su efecto es habitual combinarlo con bicarbonato de sodio.

Seasons
10 formas de reutilizar las cenizas de la chimenea

5 / 5

Cenizas de la chimenea

Si tienes chimenea, puedes aprovechar las cenizas como desengrasante natural. Su efecto quitagrasas se debe a que contienen potasa y permite limpiar las cazuelas muy sucias

Aunque desengrasan, no son antibacterianas, así que es mejor reservarlas para cuando queremos eliminar grasa muy incrustada y, de forma habitual, recurrir a otras opciones más versátiles.

Para desengrasar, se dejan en remojo las cazuelas con agua y varias cucharadas de ceniza durante media hora y luego se friegan y enjuagan bien. 

Hay muchos otros usos que puedes dar a las cenizas de la chimenea si te interesa aprovecharlas.

Pexels

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?