El cilantro o coriandro (Coriandrum sativum) es, sin duda, una de las especias más utilizadas. Se pueden usar los frutos desecados como especia y como planta medicinal, y las hojas frescas como condimento.

Su nombre genérico procede de la voz griega koros, que significa «chinche», por el olor penetrante, y para muchos repelente, que exhala la planta. Tiene un sabor fuerte e intenso, que no a todo el mundo complace, y debe tomarse con moderación.

Desde el punto de vista botánico, el cilantro es una umbelífera, originaria de Asia Menor, y fue traído a Europa ya en época de los romanos. Es una planta robusta, con las hojas muy segmentadas, las flores blancas, reunidas en umbelas planas, y frutos globosos, que emanan un aroma intenso cuando se estrujan. Florece a partir de mayo y durante todo el verano.

Cómo se toma el cilantro

Se encuentra la planta seca para decocción, extracto líquido o tintura, y como especia, tanto en hojas secas como en polvo. Las hojas frescas se utilizan como condimento en alimentación y puede tomarse el aceite esencial, en dosis mínimas, con un terrón de azúcar.

¿A qué platos les va bien el cilantro?

La semilla es uno de los ingredientes del curry indio y se utiliza para aromatizar ensaladas, arroces, platos de pasta y sopas.

Las hojas son un ingrediente indispensable para la elaboración del famoso mojo verde canario, y en México lo incorporan al guacamole, con aguacate.

En toda Latinoamérica, especialmente en Perú, sustituye al perejil como condimento y se usa para aromatizar sopas y guisos de carne, como en Egipto.

Propiedades medicinales del cilantro

En la composición del cilantro encontramos como componente activo el aceite esencial, rico en linalol y coriandol, que contiene además trazas de geraniol, limoneno y alcanfor, entre otros principios. Esto le confiere múltiples propiedades para la salud, especialmente para el sistema digestivo:

  • El cilantro destaca por sus virtudes digestivas, tónicas y carminativas. Es muy útil para expulsar los gases del aparato digestivo y para evitar las flatulencias y la aerofagia. Para tal fin se puede tomar solo, espolvoreando el plato de legumbres como si fuera sal.
  • Como tónico digestivo, favorece una cómoda asimilación de los alimentos y ayuda a despertar el apetito en organismos debilitados o convalecientes.
  • Es antiespasmódico y antibacteriano, y combate las indigestiones nerviosas con espasmos y la gastroenteritis.
  • Mascar unos pocos frutos de cilantro es un buen medio para evitar el mal aliento y el mal sabor de boca.
  • El cilantro se indica igualmente para aliviar la tensión menstrual y para estimular la producción de leche materna.
  • En uso externo, se aplica sobre dolores reumáticos.

Remedios naturales con cilantro

  • Infusión carminativa contra gases y flatulencias: Esta decocción es ideal para tomar después de una comida copiosa, fuerte o potencialmente flatulenta, y facilitar la digestión. La fórmula combina frutos de cilantro con otras tres plantas carminativas que matizan su sabor, como el anís verde, el anís estrellado y el hinojo, a partes iguales y a razón de una cucharada sopera de la mezcla por taza de agua. 
    Cómo prepararla: Se hierve la mezcla durante 3 minutos y se deja que repose otros 10. Se filtra y se toma una taza tras las comidas principales, sobre todo en periodos con gases.

Precauciones de uso para evitar contraindicaciones

La planta fresca puede producir irritación por contacto en pieles sensibles.

No debe tomarse el aceite esencial durante el embarazo.

En todos los casos, se evitarán las dosis altas, que podrían provocar efectos tóxicos sobre el sistema nervioso.


Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?