Lúpulo

Conocido como ingrediente de la cerveza, las flores de esta planta tienen propiedades medicinales contra el insomnio, la migraña, el acné, la acidez de estómago o los malestares de la menopausia.

 

Qué es el lúpulo y para qué se utiliza

El lúpulo (Humulus lupulus) se utilizó desde el siglo XIII en Europa para la elaboración de cerveza, un uso que causó no poca resistencia por considerarse una planta «maligna» (es el único pariente botánico del cáñamo o marihuana). Un siglo antes, santa Hildegarda le había atribuido poderes especiales para disipar la melancolía y aliviar las dolencias del hígado.

Se cree que el nombre de lupulus, por «lobo», puede aludir a su tendencia a enroscarse en los troncos de los árboles. Se trata, en efecto, de una planta enredadera, propia de bosques de ribera, con rizomas reptantes, hojas grandes y palmeadas, flores masculinas de color verdoso, en panículas, y flores femeninas en forma de conos péndulos, con escamas que acogen en su seno unas glándulas aromáticas.

Los conos contienen dos sustancias de fuerte amargor, la lupulona y la humulona, así como aceite esencial, ácidos fenólicos, flavonoides y taninos.

El lupulino es el polvillo amarillento que recubre los conos, y se obtiene sacudiéndolos ligeramente. Es rico en esencia y se le atribuyen efectos sedantes y anafrodisiacos para el varón

Podemos encontrar el lúpulo en planta seca para infusión y maceración, e incluso en saquitos para colocar bajo la almohada. También en tintura, extracto líquido, cápsulas o grageas y lupulino fresco. 
 

Propiedades medicinales del lúpulo

  • Para el insomnio: Se indica principalmente como remedio calmante en caso de insomnio crónico o puntual, ataques leves de ansiedad, taquicardias, neuralgias y jaquecas.
  • Para el sistema digestivo: Como planta amarga, ayuda a recobrar el apetito y facilita una cómoda digestión. Se indica para calmar la sensación de ardor, los espasmos gastrointestinales y los cólicos.
  • Para la menopausia: Es una planta útil para mitigar los trastornos de la menopausia, como dolores de espalda, migrañas, taquicardias, estados de melancolía, etc.; contribuye a regular el déficit de estrógenos.
  • Para la piel: En uso externo se emplea también para combatir las impurezas, como acné, dermatitis, forúnculos y hongos.

Cómo tomar el lúpulo 

Infusión contra el insomnio

Para combatir los problemas de insomnio se propone una fórmula muy ajustada que combina estróbilos de lúpulo con otras tres plantas sedantes: amapola, pasiflora y flores de azahar, a partes iguales.

Cómo prepararla: Se hierve una cucharada rasa de esta mezcla por vaso de agua durante 1 minuto, y se deja reposar 5.

Se toma la mitad del vaso después de cenar y la otra mitad en el momento de acostarse.

Tisana con lúpulo contra la migraña

Una buena fórmula analgésica, para migrañas y molestias musculares es la que combina lúpulo con ulmaria, viburno y mejorana, a partes iguales.

Cómo prepararla: Se vierten dos cucharadas soperas de la mezcla por medio litro de agua. Se hierve durante 1 minuto, se deja 10 en reposo, se cuela y se bebe durante el día.

Infusión con lúpulo para el acné

Se combinan lúpulo, zarzaparrilla y bardana, a razón de dos cucharadas por medio litro de agua.

Se toma en infusión, durante toda la jornada, en pequeñas dosis. 

Precauciones y contraindicaciones del lúpulo

No debe tomarse por vía oral durante el embarazo o si se planea quedarse en estado en breve ni durante la lactancia o en caso de hiperestrogenia, ya que contiene fitoestrógenos.

 

Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?