El color verde: significado espiritual, psicológico y cultural

El color de la naturaleza por excelencia se ha adoptado socialmente como símbolo de lo sostenible, pero la psicología del color le da al verde otros sentidos.

color verde
iStock

El color verde, con su rica variedad de tonalidades que evocan la frescura de la naturaleza, agrupa un universo de significados profundos, desde asociaciones con la esperanza hasta expresiones emocionales en el amor.

En este artículo exploraremos los matices y la multiplicidad de significados del color verde, adentrándonos en la psicología del color, la espiritualidad y sus símbolos y la influencia en la percepción personal y social.

¿Sabes por qué el verde es el color de la esperanza?

El verde, al estar estrechamente relacionado con la naturaleza y el ciclo de la vida, se ha convertido en muchas culturas en un emblema de esperanza.

El verde de la clorofila recuerda a los paisajes naturales, al renacer de las plantas en primavera o a la exuberancia de la vegetación después de la lluvia, generando asociaciones positivas con el color verde.

Esta conexión con el ciclo de la vida y la renovación convierte al color verde en un símbolo de esperanza, crecimiento y posibilidades renovadas.

Además, al estar asociado al dinero por ser el color del billete de dólar, el verde se ha convertido en el color del éxito y la prosperidad.

Sin embargo, en algunas culturas hay una superstición que asegura que el verde trae mala suerte. 

Esta creencia se origina sobre todo en el mundo de la moda y el espectáculo, dado que los tintes que se utilizaban para colorear la ropa de verde se hacían con compuestos químicos muy tóxicos, que generaban malestar e incluso la muerte a artistas y modistas.

El color verde en el amor

A partir de la identificación con la esperanza, el color verde, también a menudo relacionado con la fertilidad, se asocia en el ámbito del amor con el crecimiento de las relaciones amorosas.

Representa la armonía, la paz y la frescura, transmitiendo una sensación de equilibrio y seguridad emocional. En ocasiones, se lo considera un color que promueve la estabilidad y la confianza en los vínculos de pareja.

Asimismo, en algunas culturas, el verde simboliza el inicio de un nuevo amor o la renovación de las relaciones existentes. En este sentido, el feng shui anima a decorar la habitación en tonos verdes cuando se siente que la pareja ha caído en la rutina.

El verde como color de los celos

Sin embargo, en contraste con su simbolismo positivo en el amor, el verde también ha sido asociado en algunos contextos con los celos.

Esta interpretación del verde puede estar relacionada con la expresión "verde de envidia", que insinúa un tono de envidia o celos en el individuo. 

Este concepto provendría de la creencia de los antiguos griegos en que el hígado, órgano relacionado con el color verde, estaba conectado con los sentimientos de envidia. 

Así, se atribuía un tono bilioso a quien sufría de celos: Safo ya se identifica con "la hierba pálida "cuando habla de sus celos.

Estar verde de celos no solo se reflejaría en la piel, sino también en la mirada.

Shakespeare escribirá en Otelo: "¡Oh, mi señor, cuidad con los celos! Es el monstruo de ojos verdes que se divierte con la vianda que le nutre".  Monstruo de ojos verdes será también el título de la novela sobre violencia de género de Joyce Carol Oates.

El significado espiritual del color verde

Totalmente opuesto es el valor del verde en el ámbito de la espiritualidad.

En el Islam, el verde es un color significativo con profundas connotaciones espirituales debido a su asociación con la naturaleza y el paraíso en la tradición islámica. 

Su presencia en la arquitectura, la indumentaria religiosa y la iconografía islámica refleja una profunda reverencia por la naturaleza y su significado espiritual como un recordatorio de la bondad y la misericordia de Dios.

Este color se asocia con la fertilidad, la prosperidad, la vida y la juventud eterna en el más allá, por ser el color de los jardines paradisíacos que esperan a los creyentes.

Se dice que el verde es el color favorito del Profeta Mahoma (por ser el de su turbante) y las banderas verdes y las cúpulas verdes en las mezquitas a menudo se utilizan para representar la santidad y la conexión con la divinidad en la cultura islámica.

El verde en el Islam es así símbolo de paz, renovación y la búsqueda espiritual de la armonía con la creación de Dios.

También hay asociación entre el verde y las buenas acciones en otras tradiciones espirituales.

El verde está relacionado con el cuarto chakra, el Chakra del Corazón. Este centro de energía se encuentra en el área del corazón y se asocia con el amor, la compasión y la conexión emocional.

Se cree que el uso del verde en la meditación o la visualización puede ayudar a equilibrar este chakra, facilitando la apertura emocional, la compasión hacia uno mismo y los demás, y por tanto la armonía, la comprensión y el perdón.

Colores y personalidad: qué significa que te vean de color verde

Desde la psicología del color, el verde se asocia comúnmente con la tranquilidad, la estabilidad emocional y la confianza en sí mismo.

Las personas que prefieren el verde pueden mostrar una tendencia a la empatía, la calma y la capacidad de adaptación.

Además, la elección del verde puede reflejar una personalidad equilibrada y centrada, con una conexión profunda con la naturaleza y un deseo de armonía en su entorno.

Ser percibido vistiendo o rodeado de verde puede transmitir varias impresiones.

El refrán "quien se viste de verde, por guapa se tiene", que se recoge ya en La Dorotea de Lope de Vega (aunque en dicha obra lo que se dice es "Quien se viste de verde, a su rostro se atreve), se origina en la idea popular de que el verde es un color poco favorecedor, que solo sienta bien a las personas muy bellas.

SIn embargo, la variedad de tonos de verde permite elegir combinaciones muy diferentes y cada persona debe descubrir cuál es la que le sienta bien: cuenta con opciones más cálidas y más frías, más brillantes y más apagadas, existiendo un verde a la medida de cada persona.

Dándole la vuelta al refrán popular, es posible que la elección del verde en la vestimenta o los complementos no solo afecte a la apariencia física, sino que también pueda influir en la percepción al transmitir una sensación de tranquilidad que se refleja en la persona que lo viste.

El verde, al estar vinculado con la serenidad y la armonía, puede realzar la belleza natural y añadir un aura de elegancia y paz que resalta la belleza de quien lo lleva, más allá de cuestiones estéticas.

La influencia del verde en la decoración

Introducir el verde en la decoración de interiores puede tener un impacto significativo en la atmósfera y el estado de ánimo.

Este color, con su conexión intrínseca con la naturaleza, puede crear un ambiente relajante y sereno.

Se utiliza en espacios de atención sanitaria con frecuencia, entre otras cosas por ser uno de los colores más relajantes para la vista, algo clave en los quirófanos, donde además se opone al rojo de la sangre, permitiendo mejor visión. Pero además, se cree que promueve la curación y el bienestar gracias a su efecto tranquilizante.

En el ámbito moderno, el verde se ha convertido en un símbolo de sostenibilidad y conciencia ambiental. Se relaciona con la preocupación por el medio ambiente, la ecología y la vida sostenible.

Esta asociación del verde con la responsabilidad ambiental ha llevado a su uso en campañas y movimientos destinados a preservar la naturaleza y promover prácticas amigables con el planeta.

Paradójicamente, a menudo se utiliza en urbanismo, arquitectura y decoración para contrarrestar la falta de contacto con la naturaleza.

El verde es un color frecuente en espacios de trabajo. Desde tonos suaves que evocan tranquilidad hasta verdes vibrantes que infunden energía, el color verde puede adaptarse a una variedad de estilos y preferencias.

El verde se ha asociado con la mejora de la productividad y la creatividad. Su influencia calmante puede generar un entorno propicio que estimula la concentración y la reflexión, proporcionando un espacio mental relajado para la generación de ideas y soluciones.

En conclusión, el color verde, con su simbolismo esperanzador, su conexión con el amor y la estabilidad emocional, así como su influencia positiva en los entornos físicos y mentales, ofrece una ventana hacia la renovación.

¡Deja que el verde te guíe hacia la armonía  y la conexión con la naturaleza en cada aspecto de tu existencia!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?