Meditación guiada para cuando sufres estrés laboral o ansiedad en el trabajo

El estrés laboral provoca síntomas físicos y psíquicos difíciles de llevar. Aunque buscar ayuda psicológica profesional puede ser tu mejor opción, seguir esta meditación puede ayudarte a sentirte mejor en momentos en los que la ansiedad te desborde.

Meditación estrés laboral
iStock

El estrés laboral es muy común y no tiene nada que ver con que te guste o no tu trabajo ni con ser un buen o un mal trabajador. Quizás tu trabajo te gustaba al principio y el estrés te ha hecho olvidar cómo disfrutabas de él. Quizás no te ha gustado nunca, pero ahora además te sientes estresado.

Sea como fuere, sentir estrés laboral no es culpa tuya, así que no te sientas mal por ello. Estoy convencida de que esta meditación te ayudará a sentirte mejor, pero no olvides que, si crees que lo necesitas, puedes pedir ayuda a los expertos. Hay grandísimos profesionales de la salud mental y emocional dispuestos a ayudarte.

Esta meditación guiada con voz te ayudará a recuperar la ilusión por el trabajo y a rebajar la ansiedad que sientes.

Estrés laboral: qué es

El estrés laboral se produce cuando en el trabajo vives de manera reiterada situaciones desagradables que acaban repercutiendo en tu salud mental, emocional y física. Lo que suele suceder es que uno no tiene los medios necesarios para llevar a cabo las tareas encomendadas y eso provoca una gran frustración que acaba repercutiendo de manera negativa en todos los aspectos de nuestra vida.

Estrés laboral: síntomas

Los síntomas del estrés laboral no defieren de los síntomas que solemos asociar a cualquier tipo de estrés:

  • Dificultad para dormir.
  • Malas digestiones.
  • Taquicardias.
  • Agotamiento generalizado.
  • En el caso del estrés laboral conocemos la causa: el trabajo. Así que los síntomas también tendrán que ver con la motivación y con las ganas con las que vas al trabajo y con las que lo haces.
  • Además, si como trabajador no estás a gusto ni motivado, la calidad del resultado del trabajo también se verá afectado. Y eso también te puede generar más autoexigencia y, por lo tanto, todavía más cansancio y frustración.

También hay que pensar en las relaciones laborales. Un entorno estresante es un entorno hostil en el que será muy difícil que las relaciones fluyan y eso a su vez provocará mayor desmotivación y estrés.

Si además eres una persona perfeccionista y autoexigente, los síntomas del estrés laboral pueden agravarse al sentirte culpable por estar viviendo esa situación. Pero no te preocupes porque el estrés laboral es una situación muy común y no dice nada malo de ti.

Estrés laboral: la solución de la meditación

Si sientes que hace mucho que vives con estrés laboral, no dudes en pedir ayuda a un profesional. De todas maneras, a veces el estrés es producido por picos de mucho trabajo que nada tienen que ver con un entorno tóxico o con un trabajo en el que no te sientes valorado.

Sea cual sea tu situación, esta meditación podría ayudarte a volver a tu centro, relajarte y conectar de nuevo con tus valores. A través de esta meditación, pues, iremos a buscar dentro de ti la motivación y el amor por tu trabajo.

  • Haz la meditación sentado en una silla con la espalda erguida, pero sin tensión. Así seguro que no te duermes y seguirás estando cómodo.
  • Si te apetece, puede resultarte gratificante hacer la meditación con auriculares. Sentirás el sonido más envolvente y podrás aislarte mejor del exterior.
  • Si durante la meditación necesitas moverte, adelante. Si estás incómodo, por favor, recolócate en una postura más cómoda con movimientos suaves.
  • Si puedes, descárgate toda la meditación y luego pon tu dispositivo en modo avión.
  • Puedes hacer la meditación antes de ir a trabajar o al volver del trabajo. Recuerda que si la haces por la mañana te ayudará a enfocar tu mente en la jornada laboral y si la haces por la noche te ayudará a preparar tu mente y tu cuerpo para el descanso. Según los beneficios que desees, escoge un momento u otro del día.
  • Ponte algún aceite esencial en el difusor o algún incienso. Para el estrés laboral te recomiendo aromas que te relajen y te ayuden a equilibrar tu sistema nervioso. Te recomiendo, por ejemplo, la mandarina y la lavanda. Además, son maravillosos los dos juntos. Puedes llevarlos contigo al trabajo e ir oliéndolos cuando lo necesites.
  • Generalmente, cuando se sufre estrés laboral, los hombros y la mandíbula tienden a acumular mucha tensión. Te doy una idea: prueba a hacerte un suave automasaje antes o después de la meditación. En seguida notarás una gran mejoría y además serás consciente de la tensión acumulada.
  • Respeta tus tiempos. Si no frenas y descansas con los primeros síntomas del estrés laboral, tu cuerpo encontrará otra manera de hacerte descansar. Así que no tengas miedo de observarte y dedicarte cada día un rato a ti mismo para cuidar de tu salud física, pero también de tu salud mental y emocional.
  • Recuerda que eres una persona maravillosa y un gran profesional. Sentir estrés no te hace mejor ni peor. No sientas culpabilidad ni frustración. Ten mucha empatía contigo mismo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?