¡No las mates! 7 trucos caseros para echar a las arañas de casa

Las arañas mantienen a los insectos a raya, pero no son bienvenidas en el interior de la casa. Con estos 7 sencillos remedios caseros podrás ahuyentarlas sin hacerles daño.

Araña en interior
Unsplash

Fuera de casa las arañas son animales útiles. Son imprescindibles para regular las poblaciones de insectos, sobre todo en primavera y verano. Pero a veces se refugian en las casas y se convierten en una molestia de la que todo el mundo desea deshacerse.

Atrapar las arañas y sacarlas de casa es probablemente la mejor manera de mantenerlas fuera, pero suelen regresar. En cualquier caso, aunque les tengas miedo, no debes usar la fuerza ni la química para luchar contra ellas. Te mostramos los mejores remedios caseros y los trucos más efectivos para evitar que los animalitos de ocho patas aniden en tu hogar.

1. Planta una barrera de lavanda contra las arañas

Planta lavanda justo enfrente de las ventanas y puertas de entrada a tu casa porque a las arañas no les gusta su olor. También puedes mezclar aceite esencial de lavanda con agua y rociarlo frente a las ventanas y las puertas.

Para deshacerse de las arañas de forma permanente, debes repetir la operación cada dos días. Si no te gusta la lavanda, los aceites de menta, eucalipto o canela también pueden ayudar.

2. Ahuyenta las arañas con el plumero

Si te gusta limpiar, estarás un paso por delante en la prevención de su aparición, porque las arañas se sienten especialmente cómodas en lugares con polvo.

La limpieza regular, preferiblemente con un agente limpiador que tenga aroma a limón,ayuda contra estos animales tan impopulares.

3. Coloca una mosquitera contra las arañas

La mosquitera delante de la ventana también evita la entrada de las arañas. Esto te permite dejar las ventanas abiertas durante más tiempo sin tener que preocuparte de que una araña entre tranquilamente en tu casa.

4. Spray con agua y vinagre

Las arañas tampoco pueden oler el vinagre. Lo mejor es mezclar en un spray agua y vinagre y esparcirlo regularmente por la casa.

Pulverizar el producto sore todo en los rincones oscuros, ya que a las arañas les gusta quedarse allí para cazar a sus presas. El sencillo remedio casero también es útil en los umbrales de puertas y ventanas.

5. Rodajas de limón contra las arañas

Las rodajas de limón y naranja también son repelentes naturales de arañas. Los aceites esenciales que se liberan de la cáscara evitan que se escondan en los rincones de tu hogar.

Sin embargo, el olor dura poco tiempo. Las rodajas deben reemplazarse cada pocos días. Este remedio casero también mantiene alejados a insectos molestos como mosquitos, moscas de la fruta o moscas.

6. Tabaco contra las arañas

Si hay algo que los animalitos odian es el aroma del tabaco. Por lo tanto, hierve una cucharada de hojas tabaco con unos 5 dl de agua y déjelo reposar durante unos minutos. Luego tamiza la mezcla.

Lo malo es que el olor fuerte también es bastante difícil de soportar para muchas personas, por lo que se debe distribuir la infusión con moderación y, preferiblemente, no en los espacios que se habitan, sino en sótanos y buhardillas.

7. Evita la iluminación exterior brillante

En primer lugar, para no atraer insectos y, por lo tanto, arañas, es mejor no usar ninguna iluminación exterior en el frente de la casa o solo usarla discretamente. La luz amarilla es más suave y menos atractiva que la luz clara.

Cómo atrapar las arañas sin hacerles daño

Para no lastimar a los animales, no debes atraparlas con la mano (además, puede ser "peligroso" si no conoces de qué araña se trata). Lo mejor es tomar un vaso y colocarlo sobre el pequeño animal.

Luego deslizas con cuidado una hoja de papel debajo. Después, debes soltar a la araña a unos pasos de la casa para que no tengas que volver a atraparla unos minutos más tarde.

¿Las arañas "domésticas" son peligrosas?

En la península Ibérica no viven las tremendas arañas australianas y sudamericanas que pueden matarte. Pero sí que convivimos con varias especies cuya mordedura puede causar una inflamación considerable.

Las que más mordeduras dolorosas provocan de todas las arañas ibéricas son la reclusa parda mediterránea(Loxosceles rufescens, también conocida como araña violinista) y la viuda negra europea (Latrodectus tredecimguttatus, o araña sangrienta, muy fácilmente reconocible por sus trece manchas rojas con contorno blanco en el abdomen). Ambas pueden provocar un dolor intenso, similar al causado por una avispa, y entumecimiento en los dedos.

Hay otras arañas que asustan por su aspecto, como la araña lobo o la araña de tubo, que también tienen una picadura dolorosa. O la araña toro, que puede llegar a los cuatro centímetros.

Ninguna de estas arañas es agresiva con los humanos. La mordedura se produce solo accidentalmente cuando las tocamos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?