Filosofía 'kos': el secreto noruego para aumentar la felicidad cada día de tu vida

El estilo y la filosofía de vida son claves a la hora de vivir el día a día con serenidad y con un mayor sentido de propósito. En Noruega, que ocupa los primeros puestos en los rankings de felicidad, parece que lo tienen claro y estas son sus claves.

filosofia kos noruega felicidad
iStock

Noruega vive sobre un mar de petróleo que, bien administrado, produce pingües beneficios a toda la población, tanto, que se han asegurado de que podrán seguir siendo solventes cuando la era de los combustibles fósiles haya terminado.

Pero no vamos a pensar que esa es la causa de que los ciudadanos noruegos se encuentren entre los más felices del mundo, según el Índice Global de la Felicidad, que los sitúa en el séptimo lugar de las naciones más satisfechas (para comparar, España es la número 32). Noruega es, además, el cuarto país con la renta per cápita más alta. 

Más allá de la economía, los noruegos son felices porque tienen una filosofía de vida peculiar que denominan "kos".

¿Qué significa "kos"?     

La palabra noruega "kos" describe una forma de encontrar la paz y la felicidad en las pequeñas cosas de la vida. Este concepto es similar al "hygge" de Dinamarca, que es la segunda nación más feliz del mundo. Por tanto, el "kos" y el "hygge" deben tener mucho que ver con la satisfacción. 

"Kos" se trata de brillar con calidez, amabilidad, cariño, unión y risas. También es la felicidad instantánea que se obtiene al sentirse seguro, acogido y alegre en compañía. 

Los antropólogos explican el "kos" de los noruegos por su larga historia de vida tranquila y sencilla, adaptada a las necesidades de vivir en armonía con una naturaleza maravillosa, pero también durante la mitad del año. Los meses fríos han invitado a los noruegos a aprender a disfrutar de la compañía, de la calidez del hogar, de la familia y los amigos, y de la ayuda mutua

¿Cómo utilizan los noruegos el término kos?

Muchas expresiones populares en noruego contienen la palabra "kos":

"Koselig" significa acogedor. Este término se puede utilizar en muchas situaciones para describir un momento, un ambiente o el carácter de una persona. 

"Kos deg!"  se emplea para desear que pases un rato agradable. 

"Kos" también significa abrazo: "Gi meg en kos", dame un abrazo. Y "sengekos", es un abrazo en la cama, que ya puedes imaginar que, en realidad, es más que un abrazo. 

De hecho, los noruegos pueden añadir "kos" como un sufijo para indicar que cualquier cosa es… "kos". Por ejemplo, un bonito viernes puede ser "fredagskos".

¿Cómo puedes practicar el "kos"?

Ante un problema, los noruegos han aprendido a buscar el acuerdo en lugar de atrincherarse en los enfrentamientos. Buscan el equilibrio emocional.

Cuando quieren relajarse, no necesitan un fiestón. Después de un día ajetreado, nada mejor que una taza de té caliente entre las manos y un bollo de canela recién horneado o envolverte en una manta de lana frente a la chimenea con un chocolate caliente.

También practican el "kos" riéndose con un amigo o sentándose a solas a mirar las estrellas o las montañas nevadas. Saber disfrutar de la tranquilidad es esencial en el estilo de vida "kos". 

Se puede decir que para la mayoría de los noruegos no hay nada mejor que una cena tranquila a la luz de las velas en pareja o con unos pocos amigos. Saber cuidar y mantener cerca a tus amigos es "kos".  

Disfrutar de la naturaleza

A los noruegos les encanta disfrutar de sus impresionantes paisajes naturales y hacerlo de manera sencilla. Muchos podrían tener una casa lujosa en una urbanización, pero prefieren una cabañita de madera ("hyttekos") aislada en medio de un bosque, donde no llega ni la señal del teléfono.

Tienen la fortuna, incluso, de que el cielo les ofrece por sorpresa el espectáculo de las auroras boreales. Pero en cualquier rincón del mundo se pueden admirar maravillas naturales. 

Pero no creas que el "kos" es solo para el invierno, también hay un "kos" de verano cuando te vas de pícnic con amigos, organizas una barbacoa, vas a una playa solitaria o subes a una montaña. 

Disfrutar de la naturaleza puede ser algo tan sencillo como cuidar plantas de interior o en tu balcón o terraza. Un paseo por un parque también satisface tus necesidades de biofilia

Kos se puede experimentar casi en cualquier momento y en cualquier lugar, a solas o en compañía. Es un estado mental, una sensación de calma, de estar presente en el momento y de profundo bienestar y satisfacción. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?