Aumentan las defensas

4 plantas imbatibles contra los resfriados

Durante las primeras semanas de frío se disparan las afecciones respiratorias y de garganta. La fitoterapia puede ser tu gran aliada.

Jordi Cebrián

Sauco. Saúco para reducir la fiebre

1 / 4

Saúco para reducir la fiebre

Las flores de saúco reducen la fiebre, alivian el dolor muscular y contribuyen a restaurar las mucosas.

Tómalas en infusión con regaliz, pulmonaria o eucalipto.

tusílago. Tusílago, un eficaz expectorante

2 / 4

Tusílago, un eficaz expectorante

Se utilizan sus grandes hojas en forma de garra de mamífero, por las que la cultura popular lo conoce también como "pata o uña de caballo" y "uña de asno".

Las hojas, que aparecen cuando las flores se han marchitado, se recogen en primavera o verano. Contienen mucílagos en abundancia, hasta un 15% de su peso, junto con flavonoides, polifenoles, fitosteroles y trazas de alcaloides.

Presenta una acción antitusígena, expectorante y mucolítica muy acentuada, y actúan como antiséptico y demulcente.

jengibre. Jengibre contra la tos

3 / 4

Jengibre contra la tos

Posee un efecto expectorante, ablanda la tos, alivia la fiebre y combate la infección.

Se usa el rizoma en decocción, solo o con otras hierbas que lo complementen.

tomillo. Tomillo, muy útil para aliviar la garganta

4 / 4

Tomillo, muy útil para aliviar la garganta

Este clásico contra los resfriados combate la infección, descongestiona y ayuda a bajar las décimas de fiebre.

Con estos fines medicinales se utilizan las sumidades floridas.

Además de tomarlo en infusión, puedes probarlo así: además de beber la infusión puedes hacer vahos para expectorar o gargarismos para aliviar la garganta.

Prevenir y tratar los resfriados

En las priemeras semanas del otoño, la llegada del frío alterna con frecuentes periodos de anticiclón. Ante el baile de temperaturas, las afecciones respiratorias se disparan, como la bronquitis y otras muy corrientes como la faringitis, la laringitis y los episodios gripales.

Para hacerles frente, las plantas medicinales ofrecen una buena alternativa a los fármacos.

El tusílago es una de las mejores plantas de herbolario para combatir la tos irritativa, la congestión pulmonar y la irritación de garganta. Es muy adecuado para dar apoyo a fumadores y exfumadores, frente a la bronquitis crónica y para ayudar a deshabituarse de la adicción.

Además del tusílago, existen otras plantas de uso más común, como el jengibre, el saúco y el tomillo, que resultan muy eficaces, y con las que podremos elaborar en casa nuestros propios remedios.

No olvides los hábitos saludables

Adoptar ciertos hábitos saludables puede contribuir, sin duda, a prevenir estos problemas.

En la mesa es importante aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas C, A y del grupo B, junto con los de más poder antioxidante.

También ayuda evitar situaciones de riesgo como los cambios bruscos de temperatura entre el exterior y el interior de edificios o transportes, ventilar bien las habitaciones y evitar en lo posible los humos de la industria o del tabaco.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?