Alimentación sostenible

La dieta sostenible proporciona los nutrientes que necesitamos con un impacto ambiental reducido y pocas emisiones de gases con efecto invernadero. Es un modelo de alimentación que no consumen los recursos naturales del planeta, no genera desigualdades ni pone en peligro el bienestar de las generaciones futuras. Además respeta la diversidad de especies y es asequible para todos los seres humanos. Una dieta sostenible puede adaptarse a los distintos gustos y contextos culturales pero es esencialmente vegetal.

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?