El apego es el vínculo de afecto que se establece entre dos personas. Para nuestra supervivencia, los humanos necesitamos crear y mantener vínculos afectivos fuertes desde la infancia, y habitualmente el primero es con la madre.

La relación de apego entre padres e hijos durante los primeros años de vida es capital para su desarrollo psicológico y emocional, y de él depende la calidad de las futuras interacciones sociales del niño y, también, del adolescente y adulto. Es también una fuente de seguridad tanto en la infancia como en la edad adulta.

En nuestros artículos conocerás la importancia de crear vínculos de apego fuertes y qué puede ocurrir cuando faltan.

Artículos

Te puede interesar

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?