Mima tus manos

¿Puede un esmalte de uñas ser orgánico?

¿Cuál es la diferencia de un esmalte convencional y uno 5 free?

Diana Burillo

Cuando hablamos de algo orgánico nos referimos a que procede de algo natural. Se dice que un cosmético es orgánico cuando sus ingredientes son casi el 85% de procedencia natural y de cultivo ecológico.

Por ello, un esmalte de uñas no puede ser un producto orgánico, ni natural, ya que sus componentes no son del todo de procedencia natural. Sus ingredientes són químicos, tanto los pigmentos que se utilizan como las sustancias que logran una mejor fijación.

Cómo esmaltar - paso 2

Aunque sí contienen algunos componentes orgánicos como la nitrocelulosa y, en casos de algunos tratamientos, silicio, aloe vera, extracto de almendras. etc. Se trata de un mínimo de compuestos naturales a comparación de la composición de procedencia química.

Sin embargo, no porque sean ingredientes químicos significa que son ingredientes dañinos a la salud, aunque algunas formulaciones del pasado (que aún existen en el mercado) si contenían ingredientes que han resultado ser altamente tóxicos al ser humano.

Por esta razón, existen marcas de esmaltes de uñas que han decidido retirar estos componentes de sus formulaciones y por ello encontramos los que son libres de 3 y 5 químicos.

Los químicos que se han comprobado ser los más perjudiciales son el formaldehido, el tolueno y la resina de formaldehido. Aunque existen otros componentes como el alcanfor, los ftalatos y la resina de formol, y en algunos casos los parabenos.

Muchos esmaltes contienen gluten para lograr una mayor densidad en el producto y por tanto una mayor cobertura. Aunque sea poca cantidad, las personas celiacas pueden notar algún tipo de reacción, sin saber que de donde procede dicha alergia es de la laca de uñas que han utilizado.

Las uñas son un tejido vivo y poroso del cuerpo por el cual absorbemos lo que le aplicamos.

Estos químicos son considerablemente mas dañinos para las personas que trabajan con estos productos de forma constante, ya que dichos químicos contienen sustancias volátiles y al ser inhalados causan efectos negativos mucho más agresivos en comparación, si solo los utilizamos de forma puntual en nuestras uñas.

Hoy en día, hay una mayor legislación en cuanto a la formulación de los esmaltes de uñas, pero es importante informarnos de la composición de cada firma, ya que no todas cumplen dicha legislación.

Los esmaltes también pueden ser veganos, esto quiere decir, que no se utiliza ningún pigmento procedente de insectos como la cochinilla.

Muchas personas se cuestionan si al ser libres de estos químicos la durabilidad es menor que la de un esmalte convencional.

La respuesta está en la calidad de los ingredientes de cada firma, pero no por retirar estos componentes químicos nocivos la durabilidad es peor; si no al contrario, incluso pueden durar más y tener un efecto positivo en la uña al dejarla respirar mejor.

Existen también lacas de uñas con bases acuosas y en este caso la durabilidad sí es menor, ya que no contienen una fijación y brillo como los esmaltes que contienen como base la nitrocelulosa, componente químico orgánico que logra dar el brillo y la fijación.

Al igual que nos preocupamos por los productos que utilizamos en nuestro cuerpo, debemos tener siempre en consideración nuestras uñas, ya que forman parte de nuestro organismo.

Existen marcas extranjeras que son libres de estos químicos, como pueden ser Zoya, Sparituals, Treat, Kuree, Butter London entre otras y en España la firma HandMade Beauty, que además de ser 5 free, no contiene gluten y es vegana.

Cómo aplicar los esmaltes de uña en casa

1. Preparación

Podemos preparar la uña y las manos de la manera que necesitemos: retirada de cutículas, empuje con palito de naranjo, exfoliación, limado…

Cómo esmaltar - paso 1

2. Aplicación de la base

Una vez preparada la uña, lo ideal es aplicar primero una capa de base coat. Es muy importante elegirla cuidadosamente ya que será el producto en contacto con nuestra uña y podrá aportarnos nutrientes que ayuden a fortalecerla y evitar que se descame.

Además hará de barrera a los pigmentos que suelen dar lugar a coloraciones indeseables en las uñas.

Cómo esmaltar - paso 3

3. Esmaltado

Tras la base, podemos aplicar el esmalte que más nos guste. Para que el acabado sea uniforme, recomiendo empezar por la base de la uña (junto a las cutículas) y hacer una presión uniforme con el pincel mientras se recorre la uña hasta el extremo. También ayuda evitar dar muchas pasadas con el pincel, ya que puede hacer que queden surcos e irregularidades.

Aplica dos capas para un color más intenso.

Cómo esmaltar - paso 4

4. Sellado

Para terminar, sella el color con una capa de top coat, que hará que el color dure más.

EXTRA TIP: Si ves que las uñas pierden brillo a los días de hacerte la manicura, reaplicalo para ir prolongando la duración del color.

Cómo esmaltar - paso top coat

5. Aceite secante

Si dispones de aceite secante, añade una gota a cada uña para que sequen antes y no se estropee tu manicura.

Cómo esmaltar - paso secante

¡Uñas listas y sanas!

¡Espero que os haya gustado este post! Nos vemos en el próximo. Hasta entonces no os olvidéis de cuidaros y mimaros desde la raíz.

Artículos relacionados